Técnicas de fabricación

¿Qué son?

Las técnicas de fabricación son parte de un proceso que se sigue para distinguir las partes o piezas que integran un objeto. En ellas se define qué tipo de materiales y herramientas se utilizarán o se utilizaron en su fabricación y, por medio de la representación gráfica, se elabora su diseño.


Las técnicas de fabricación nos enseñan las herramientas y los procesos de trabajo necesarios para llevar a cabo las operaciones de conformación y mecanizado. Los procesos que veremos son: doblado, cortado, aserrado, limado, cepillado, tallado y taladro.

Doblado

Consiste en modificar la forma de un material sin que se produzcan pérdidas.

Aunque existen diversos materiales para reaílizar esta tarea, nosotros explicaremos únicamente los alicates de puntas, los más habituales en el aula taller.
Big image
Posee dos mandíbulas algo dobladas, y en algunos modelos, estriadas. Son muy alargadas y disponen de un filo de corte que permite cortar alambres muy delgados.

El mango está recubierto por fundas de plástico que aportan una mayor comodidad a la hora de agarrar la herramienta y también permiten que podamos trabajar con cables eléctricos, ya que es un material aislante.

Cortado

Actividad que se realiza para separar materiales por medio de cortes rectos o curvos. Los desperdicios que se producen se denominan recortes.

A continuación veremos las herramientas más habituales para esta operación.

Aserrado

Consiste en cortar el material utilizando unas herramientas específicas denominadas sierras o serruchos. Esta técnica se aplica a todo tipo de materiales. Los desperdicios se denominan recortes aunque, no obstante, se pierde algo de material en forma de polvo (serrín, limaduras, etc).
A continuación veremos las herramientas más habituales. En primer lugar los serruchos, después los útiles auxiliares y, por último, las sierras de bastidor.

1.Serruchos

El serrucho es una herramienta de aserrado formada por una hoja de acero provista de dientes.
También podemos definirla como: herramienta manual utilizada para practicar cortes, sobre todo en madera.
O también: tipo de sierra de hoja dentada y trapezoidal que por el extremo más ancho va unida a un solo mango de madera o de plástico.

A continuación vamos a ver los tipos de serruchos más habituales.

2.Útiles auxiliares

Para llevar a cabo cortes perpendiculares a las aristas de un listón, cortes a bisel o bien limitar el recorrido del serrucho , se emplean útiles como topes de banco (permiten limitar el recorrido del serrucho o efectuar cortes a bisel). De este modo se garantiza la posterior unión de las piezas), las cajas de ingletear y las guías de ingletes (es una herramienta de carpintería que se usa para guiar un serrucho o serrote y lograr obtener cortes de empalme angular en una tabla).

3.Sierras de bastidor

Es la sierra de bastidor que sirve para espigar y dividir toda especie de maderas. Consiste en una hoja relativamente estrecha y flexible montada a tensión dentro de un marco rectangular, generalmente de madera. La hoja está montada perpendicularmente al plano del marco, de tal modo que la madera que se corta pasa a través del centro del marco.

Aquí tenemos los tipos de sierras y también explicaremos los tres tipos de pelos ya que según el tipo de corte y las características del material se emplean distintas variedades de pelo.

Limado

Consiste en arrancar finas partículas de material de una pieza para darle la forma deseada o conseguir un acabado estético de su superficie.

Las principales herramientas en esta sección son las limas y las escofinas y como útil auxiliar veremos la carda.
Las limas y las escofinas están formadas por una barra de acero y un mango de madera o de plástico. Su diferencia radica en sus caras.
Las escofinas y las limas presentan diferentes secciones para poder adaptarse mejor a la pieza que se desea limar:
  • Sección plana: superficies planas.
  • Media caña: superficies planas y cóncavas.
  • Redondas: limar bordar de orificios.
  • Triangulares: limar esquinas y ángulos.

Cepillado

Consiste en rebajar la madera sobrante para alisar la superficie de una pieza.
La finalidad del cepillado, es quitar la irregularidad y emparejar la superficie de la madera. Diversas, son las herramientas que se emplean y si bien todas cumplen la misma función, o sea, sacar laminillas de madera llamada viruta, no pueden utilizarse indistintamente.

La herramienta manual básica es el cepillo de carpintero. Su uso está destinado para el rectificado de listones de maderas, para emparejar o rebajar superficies de madera. Los cepillos de carpintero, generalmente tienen un largo de unos 20 a 25 centímetros. Su principal parte es la caja, en cuyo interior se encuentra alojada la hoja que varía de unos 40 a 50 mm de ancho. También se aloja una contra-hoja sujetada con una cuña, elementos que impiden que la cuchilla de corte se mueva cuando utilizamos el cepillo. Se denomina durmiente a la parte inferior del cepillo. El durmiente es la pieza que se desliza sobre la madera. A la parte delantera del cepillo se la denomina punta, mientras que a la parte trasera, talón. En ocasiones dispone de un mango o asa en la parte delantera para facilitar su manejo.

A continuación veremos los modelos de cepillos más habituales del aula taller.

Tallado

Consiste en practicar rebajes o huecos en la madera.

De esta operación destacan las siguientes herramientas:

Taladrado

Es un proceso de fabricación utilizado para hacer hoyos o agujeros relativamente profundos y de distinto calibre.
Para esta operación se usan distintas herramientas. Nosotros veremos tres en concreto. Dos de ellas necestan brocas, que más tarde explicaremos en este apartado.
Brocas:
Son piezas cilíndricas con una acanaladura en forma helicoidal. Tienen una punta afilada de modo que, al girar, penetran en el material arrancando virutas. Dependiendo del material que se va a taladrar la punta adopta diferentes formas.
proceso de aserradero 2013