LA SALUD MENTAL

LAS ENFERMEDADES DE LA SALUD MENTAL

TRASTORNOS FÍSICOS U ORGANICOS


El Accidente Cerebro Vascular (ACV) o Ictus es una enfermedad vascular que afecta a las arterias del cerebro o que llegan al cerebro. Por diversas causas las células del cerebro quedan sin oxígeno y pierden su función, apareciendo cuadros de parálisis de medio cuerpo y trastornos del habla.

La enfermedad de Alzheimer (EA), también denominada mal de Alzheimer, demencia senil de tipo Alzheimer (DSTA) o simplemente alzhéimer, es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales, a medida que mueren las células nerviosas (neuronas) y se atrofian diferentes zonas del cerebro. La enfermedad suele tener una duración media aproximada después del diagnóstico de 10 años, aunque esto puede variar en proporción directa con la severidad de la enfermedad al momento del diagnóstico.

TRASTORNOS PSIQUICOS

Defict de atencion e hiperactividad.Es un síndrome conductual de causa poco clara, en la que probablemente intervienen factores genéticos y ambientales y en el que existe una alteración en el sistema nervioso central, que se manifiesta mediante un aumento de la actividad, impulsividad y falta de atención.

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) estuvo considerado hasta hace algunos años como una enfermedad psiquiátrica rara que no responde al tratamiento. Actualmente es reconocido como un problema común que afecta al 2 por ciento de la población. El TOC es un trastorno perteneciente al grupo de los trastornos deansiedad caracterizado por:

  • Obsesiones: son ideas, pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes y persistentes que no son experimentados como producidos voluntariamente, sino más bien como pensamientos que invaden la conciencia y que son vividos como repugnantes o sin sentido.
  • Compulsiones: son conductas repetitivas y aparentemente finalistas, que se realizan según determinadas reglas de forma estereotipada. El acto se realiza con una sensación de compulsión subjetiva junto con un deseo de resistir a la compulsión, por lo menos inicialmente.

HABITOS SALUDABLES DEL SISTEMA NERVIOSO

  • Ejercitar la memoria: El estudio, la investigación, aprender idiomas, viajar, leer, tener aficiones… constituye un enorme bagaje del que se beneficia nuestro cerebro para protegernos de un envejecimiento prematuro.
  • Alimentación: Mantener una dieta sana, donde se privilegie el consumo de frutas, verduras, legumbres, pescado etc., y se eviten los azúcares refinados, embutidos, fast food, etc. Y sobre todo sea rica en antioxidantes va a facilitar una adecuada neurotransmisión.
  • Actividad física: Un buen estado de forma también ayuda a que las conexiones entre nuestras neuronas estén ágiles, estimula al cerebro a enviar información a las partes que se lo reclaman “lo que no se usa se atrofia”, por ello es importante ejercitar las articulaciones, músculos y órganos del cuerpo.
  • Socialización: Rodearnos de personas que nos estimulen al cariño y la alegría también repercute en una adecuada salud de nuestro sistema nervioso.
    Las palabras bien dichas, el diálogo, el decir lo que nos pasa es muy importante para no generar pensamientos “basura”.
  • Manejo de las emociones: El estrés es uno de los mayores enemigos de nuestro cerebro, debido a que favorece la oxidación de los tejidos. Para contrarrestar los efectos negativos de aceleración constante que nos reclama la sociedad, es importante encontrar técnicas de relajación que nos ayuden, ya sea a través de la meditación, tiempo para estar a solas, hobbies que nos distraigan de las obligaciones constantes, compartir tiempo con la familia y los amigos. Todo ello cuenta a la hora de retrasar el envejecimiento cerebral.
  • La quiropráctica: Si la columna vertebral no se encuentra equilibrada y presenta subluxaciones, irremediablemente dañará la conexión entre el cerebro, la médula, nervios y el resto del organismo. Visitar al quiropráctico constituye un muy buen hábito de profilaxis para nuestro sistema nervioso, puesto que al ajustar a las vértebras subluxadas (vértebras que han perdido su posición y/o movilidad natural), ayuda a restablecer las conexiones nerviosas.

CUIDADO E HIGIENE DE LOS ÓRGANOS DE LOS SENTIDOS

ASÍ CUIDO MIS OJOS:
- Leo y escribo en lugares iluminados.
- Evito leer en vehículos en movimiento.
- No me toco los ojos con las manos sucias.
- Si tengo molestias en la vista visito al oculista.

ASÍ CUIDO MIS OÍDOS:
-
Limpio adecuadamente mis oídos usando palillos especiales (hisopos).
- Evito ambientes con mucho ruido.
- Hablo y escucho música en forma apropiada.
- Si tengo molestias en los oídos no dudo en visitar al médico.

ASÍ CUIDO MI SENTIDO DEL OLFATO:
- Sueno mi nariz con cuidado para no lastimarla.
- Evito introducir mis dedos y objetos en ella.
- Utilizo un pañuelo limpio para sonarme.
- Alejo mi nariz de olores tóxicos o demasiado fuertes.

ASÍ CUIDO MI SENTIDO DEL GUSTO:
- Evito los sabores muy picantes, salados, agrios o muy dulces.
- Cuido la higiene de mi boca, manteniendo mis dientes y encías limpios.
- Realizo una visita periódica al dentista para ver el estado de mis dientes.

ASÍ CUIDO MI PIEL:

- Mantengo limpia mi piel bañándome diariamente para evitar los microbios y tener buena salud. - Tomo sol, con precaución; no exponiéndome muchas horas a sus rayos y uso protector solar al ir a la playa.
- Siempre lavo mis manos, sobre todo, antes y después de comer.
- Mantengo mis uñas siempre recortadas y limpias.

ENFERMEDADES DE LOS ÓRGANOS DE LOS SENTIDOS

El oído tiene tres partes principales: externo, medio e interno. Para oír se utilizan todas ellas. Las ondas sonoras entran por el oído externo. Llegan al oído medio, donde hacen vibrar el tímpano. Las vibraciones se transmiten a través de tres huesos diminutos llamados osículos que se encuentran en el oído medio. Las vibraciones viajan hacia el oído interno, un órgano curvilíneo con forma de serpiente. El oído interno transmite los impulsos nerviosos hasta el cerebro. El cerebro los identifica como sonidos. El oído interno también controla el equilibrio.

Muchas enfermedades pueden afectar el oído o el equilibrio:

  • Infecciones de oído son las más comunes en bebés y niños pequeños.
  • Tinnitus, un rumor que se escucha en el oído y que puede ser a consecuencia de ruidos fuertes, medicinas o algunas otras causas.
  • Enfermedad de Ménière puede resultar debido a problemas con líquidos en el oído medio; sus síntomas incluyen tinnitus y vértigo.
  • Barotrauma del oído, que es una lesión al oído a causa de cambios en la presión barométrica (aire) o del agua.

Algunas enfermedades del oído pueden terminar en problemas de la audición y sordera.