ENERGÍA RENOVABLE.

ENERGÍA SOLAR

ENERGÍA INAGOTABLE.

La energía solar puede aprovecharse directamente, o bien ser convertida en otras formas útiles como, por ejemplo, en electricidad utilizando paneles solares (fotovoltaicos) que convierte los rayos solares en electricidad. Cada año el sol arroja 4 mil veces más energía que lo que consumimos, por lo que su pontencial es practicamente ilimitado.

USO: Esta energía renovable se usa principalmente para dos cosas: aunque no son las únicas, primero para calentar cosas como comida o agua, conocida como energía solar térmica, y la segunda para generar electricidad, conocida como energía solar fotovoltaica.

Los principales aparatos que se usan en la energía solar térmica son los calentadores de agua y las estufas solares.

IMPORTANCIA: El aprovechamiento de la energía solar se puede realizar de dos formas:
Por conversión térmica de alta temperatura, que consiste en transformar la energía solar en energía térmica almacenada en un fluido. Para calentar el líquido se emplean unos dispositivos llamados colectores.

Por conversión fotovoltaica consiste en la transformación directa de la energía eléctrica. Se utilizan para ello unas placas solares formadas por células fotovoltaicas (de silicio o de germanio).