INFECCIONES BACTERIANAS

Las bacterias son los organismos más abundantes del planeta.

Se estima que hay en torno a 40 millones de células bacterianas en un gramo de tierra y un millón de ellas de agua dulce. La gran mayoría de estas bacterias son inofensivas aunque algunas pueden causar enfermedades infecciosas, como la tuberculosis, la faringitis, la meningitis... Las bacterias tienen la capacidad de esparcirse de un individuo a otro por medio de diversos modos como el agua, el aire...
Para ello podemos hacer una serie de cosas que eviten estas infecciones:

-Cubrirse la boca o nariz al estornudar o toser.

-Lavarse las manos con frecuencia y durante 20 segundos.

-Evitar tocarse los ojos, nariz o boca al toser o estornudar.

-Si estamos enfermos, evitar el contacto directo con otras personas.

-Vacunarse para evitar las enfermedades y evitar que se extienda la infección.

Para comprobar si una persona tiene una infección, solo se tiene que realizar un análisis de sangre y lo que se suele recomendar para las infecciones bacterianas son los antibióticos. Aunque si los tomamos regularmente nuestro cuerpo desarrolla inmunidad hacia ellos.