AMOR

ETERNO

ÍNDICE

· Concepto de amor.

· Influencia de Petrarca.

· Tópicos literarios.

· Prototipo de mujer.

· Autores españoles.

El amor en sentido platónico

Es deseo de belleza, partiendo de los ojos de la dama, llega a los del poeta y, a través de ellos, se adueña de todo su ser.

El efecto inmediato que produce es el sufrimiento, se trata de una fuerza contra toda lucha resulta inútil.

La influencia de Pretarca

En el siglo XVI se produce el redescubrimiento de la obra de Pretarca.
Su influencia ejerce un influjo decisivo en el plano formal:

  • La renovación y perfección métrica.
  • Elaboración disciplinada de la lengua poética , rechaza la vulgaridad y trabaja las metáforas y la correlación.

Poema

Por hacer más galana su venganza
y cobrar mil ofensas en un día,
ocultamente el arco Amor traía
como el que ocasión busca en su asechanza.


Cubría la virtud con gran pujanza
ojos y corazón de la porfía,
cuando a allí donde mellarse otra solía
bajó su flecha con mortal prestanza.

Y así turbada en el primer asalto,
no tuvo tanto ni lugar ni aliento
con que pudiese en la estrechez armarme;

o bien al monte fatigoso y alto
con astucia apartarme del tormento,

del que hoy quisiera y ya no puede hurtarme.

Petrarca

Francesco Petrarca - Soneto a Laura

Tópicos literarios

  • El amor como herida de flecha...

"Yo vi unos ojos, que hicieron con dulce flecha

un corazón cuitado."

Fernando de Herrera.

  • El amor como incendio, fuego o llamas...

"¡Oh más dura que mármol a mis quejas,

y al encendido fuego en que me quemo!"

Garcilaso de la vega .


  • El amor como cárcel o presidio ...

"Ponzoña que se bebe por los ojos,

dura prisión, sabrosa al pensamiento, lazo de oro cruel,

dulce tormento."

Gutierre de Cetina.

Prototipo de mujer de la época

La mujer en el renacimiento fue muy importante, porque destacaban su belleza y perfección. La mujer ideal del tiempo era una mujer honesta, virgen, y físicamente con una larga melena rubia, ojos grandes y azules, labios carnosos y simétricos.

Big image

En tanto que de rosa y azucena

se muestra la color en vuestro gesto,

y que vuestro mirar ardiente, honesto,

enciende al corazón y lo refrena;


y en tanto que el cabello, que en la vena

del oro se escogió, con vuelo presto,

por el hermoso cuello blanco, enhiesto,

el viento mueve, esparce y desordena:


coged de vuestra alegre primavera

el dulce fruto, antes que el tiempo airado

cubra de nieve la hermosa cumbre;

marchitará la rosa el viento helado.

Todo lo mudará la edad ligera


por no hacer mudanza en su costumbre.


Garcilaso de la Vega

Gustavo Adolfo Becquer

Big image

Garcilaso de la Vega.

Garcilaso nació hacia el 1498 en una familia noble y representa el ideal del Renacimiento.

Su obra fue publicada por su amigo Boscán y en ella se recogen sus famosas églogas y sus sonetos.

Es el primer poeta español que no se puede separar de la biografía y obra.

En ella muestra el "dolorido sentir" de sus amores desdichados con varias mujeres entre ellas Isabel Freyre, a la que conoció cuando ya estaba casado.

El poeta nombra a su amada en todos sus poemas,
la muerte de su mujer produce al poeta un sentimiento de dolor que lo refleja en su poesía.

Soneto V


Escrito está en mi alma vuestro gesto,
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribisteis, yo lo leo
tan bien, que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma mismo os quiero.

Cuanto tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero



Garcilaso de la Vega .

Soneto III

La mar en medio y tierras he dejado
de cuanto bien, cuitado, yo tenía;
y yéndome alejando cada día,
gentes, costumbres, lenguas he pasado.

Ya de volver estoy desconfiado;
pienso remedios en mi fantasía;
y el que más cierto espero es aquel día
que acabará la vida y el cuidado.

De cualquier mal pudiera socorrerme
con veros yo, señora, o esperallo,
si esperallo pudiera sin perdello;

mas no de veros ya pues valerme,
si no es morir, ningún remedio hallo,
y si éste lo es, tampoco podré habello.
Garcilaso de la Vega .

Fernando de Herrera.

Se considera Fernando de Herrera como un protagonista

fundamental de la transición de la poesía petrarquista

de España.

Fue un perfeccionista de la lírica,

que supo ceñirse al sonido de las palabras para fusionarlas

y crear versos innovadores y extraordinarios.

Yo vi unos bellos ojos.

Con dulce flecha un corazón cuitado,
y que para encender nuevo cuidado
su fuerza toda contra mí pusieron.

Yo vi que muchas veces prometieron
remedio al mal, que sufro no cansado,
y que cuando esperé vello acabado,
poco mis esperanzas me valieron.

Yo veo que se asconden ya mis ojos
y crece mi dolor y llevo ausente
en el rendido pecho el golpe fiero


Yo veo ya perderse los despojos
y la membrana de mi bien presente
y en ciego engaño de esperanza muero.
Fernando de Herrera.