Conquista y organización de américa

pt. 2

4.1 La explotación económica de las Indias

La minería fue la actividad económica principal desarrollada por los castellanos en América. Se basó en la explotación de los yacimientos de oro y, de las ricas minas de plata de México y Perú. Dicha explotación se realizó mediante el sistema de la mita, o trabajo forzoso asalariado de los indios.

Otras actividades fueron la agricultura, la ganadería y el comercio.


  • Las actividades agrarias se practicaron en grandes propiedades agrícolas, haciendas, y ganaderas, estancias, que fueron trabajadas con indígenas en régimen de encomienda (por el que pagaban un tributo o trabajaban forzosamente para los conquistadores a cambio de ser cristianizados) o con esclavos negros africanos.
  • El comercio con las Indias era monopolio de Castilla. De él se encargó la Casa de Contratación, fundada en 1 503, que tenía su sede en la ciudad de Sevilla. En ella debía inscribirse cada navío a la ida y a la vuelta de las Indias, declarando la embarcación, la compañía, la carga y los pasajeros.

4.2 Los intercambios de productos

Los españoles introdujeron en América cultivos europeos (trigo, cebada, avena, vid y olivo) y asiáticos (café y azúcar). También llevaron animales desconocidos hasta entonces, como caballos, vacas, cerdos y aves de corral.

Las colonias americanas proporcionaron a los países europeos nuevas plantas (maíz, patata, tomate, judía, pimiento, calabaza y tabaco), productos alimenticios (cacao) y algunos animales (pavo), que repercutieron en la agricultura, la alimentación y los hábitos de consumo.

4.3 Las consecuencias de la conquista

Las consecuencias de la conquista fueron muy distintas para los pueblos americanos y para Castilla.

Para los pueblos americanos fueron, negativas: desaparecieron sus imperios; sufrieron un fuerte descenso demográfico, causado por el trabajo forzoso y por el contagio de enfermedades. Los indios abandonaron su economía tradicional, quedaron subordinados socialmente a los conquistadores y desaparecieron sus antiguas culturas.

Para Castilla, la conquista financió la hegemonía europea en el siglo XVI; supuso una elevada emigración, estimuló la economía, desarrolló el comercio, provocó una fuerte subida de precios por la abundancia de metales preciosos e impulsó ciencias como la cartografía, la geografía o la biología.