¿Es beneficioso el bilingüismo?

Hello! Hola! Bonjour! 你好 hallo! שלום

Idioma שפה Sprache 语言 language

El hecho de que alguien sea bilingües significa que nuestro funciona distinto al de la gente monolingüe.

La habilidad lingüística se mide según dos habilidades activas, el hablar y el escribir, y dos habilidades pasivas, el escuhar y el leer.


Cada persona utiliza sus idiomas en diferentes proporciones y dependiendo en la situación en la que aprendieron cada idioma pueden clasificarse en tres tipos: bilingüismo simultáneo, bilingüe consecutivo y bilingüe de edad adulta.


Avances recientes en la tecnología de exploración cerebral permite a los neurolingüistas entender cómo los aspectos específicos de aprendizaje de idiomas afectan al cerebro bilingüe. Se sabe que el hemisferio izquierdo del cerebro es dominante y analítico en los procesos lógicos, mientras que el hemisferio derecho es más activo en los procesos emocionales y sociales.


Los niños aprenden nuevos idiomas con mayor facilidad porque la plasticidad de sus cerebros en desarrollo les permite usar ambos hemisferios en la adquisición de idiomas. En el caso de los adultos, el idioma está limitado en sólo un hemisferio, por lo general el izquierdo, es por esto su mayor dificultad de aprender nuevos idiomas frente a la de los niños. Si esto fuese verdad, aprender idiomas en la infancia puede ayudarte a alcanzar una comprensión holística de tus contextos social y emocional. Estudios recientes demuestran que el aprendizaje de un segundo idioma en la edad adulta muestra menos parcialidad emocional y un enfoque más racional a la hora de afrontar problemas en este segundo idioma que en el nativo.


Independiente de la edad que aprendas más idiomas, ser multilingüe le ofrece a tu cerebro algunas ventajas importantes, algunas de estas son incluso visibles, como una mayor densidad de la materia gris que contiene la mayoría de las neuronas y sinapsis y más actividad en ciertas áreas cuando se habla un segundo idioma. Una intensa actividad de un cerebro bilingüe durante toda la vida también puede ayudar a retrasar la aparición de enfermedades como Alzheimer y la demencia senil hasta incluso 5 años.


Antes de la década de los 60, al bilingüismo se le consideraba una discapacidad que alentaba el desarrollo del niño al forzarlo a usar demasiada energía para distinguir entre dos idiomas, una perspectiva basada en gran medida en estudios sin validez. Por otro lado, estudios más recientes demuestran que los tiempos de reacción y los errores aumentan en estudiantes bilingües, también demuestran que el esfuerzo y la atención necesaria para cambiar de un idioma a otro generan más actividad y fortalecen potencialmente la corteza prefrontal dorsolateral. Esta es la parte del cerebro que juega un papel importante en las funciones ejecutivas, la resolución de problemas, transición de una tarea a otra y en la capacidad para filtrar cualquier información irrelevante.


En conclusión, aunque el bilingüismo no te haga más inteligente, sí ayuda a que tu cerebro se mantenga sano, complejo y activo.