UN LOCO EN BUSCA DE AVENTURAS

El susodicho se hace llamar Don Quijote

LA BATALLA DE DON QUIJOTE CON LOS CARNEROS

Ayer Quijote acabó malparado y desdentado tras un combate contra un rebaño de carneros confundiéndoles con un ejército. La aventura comenzó con Sancho que tras haber sido agredido por “fantasmas” y le pidió ayuda a Quijote pero no podía socorrerle pos la ley de caballería, que consistía que un caballero no podía luchar contra otro que no fuese caballero excepto si es en defensa propia. Quijote le dio un remedio para triunfar que era que tuviese una espada mágica.

De repente Don Quijote y Sancho vieron cómo se acercaban dos polvaredas, una por delante y otra por detrás. Don Quijote confundió las polvaredas con dos ejércitos enfrentados, cuando era un rebaño de carneros.

Don Quijote atacó a los rebaños pensando que eran ejércitos y los pastores le respondieron con piedras. Una piedra le da en las costillas pero tenían un bálsamo que cuando se lo iba a tomar de repente le lanzaron otra piedra y rompió la alcuza y sus dientes y cayó del caballo, los pastores le dieron por muerto. Cuando Sancho se acercó empezó hablar con Don Quijote, le dijo que le mirase la dentadura y Sancho al mirar Don Quijote le vomitó encima a Sancho. Sancho al verlo él también lo hizo encima de Don Quijote. Al levantarse Sancho se dio cuenta de que habían perdido en la batalla las alforjas, el dinero... Don Quijote le pidió a Sancho otra vez que le mirara la dentadura y le dijo que no le quedaba casi ningún diente, y aquí acaba la aventura de otra batalla perdida .