!Mi Espíritu está Vivo!

Angel Weatherston

!Feliz Año 2016!

Esta es una temporada del año que siempre nos inspira a tener propósitos, cambios y nuevas metas. Lo malo es que cuando el fundamento o la raíz esta mala, lo demas no puede florecer. Aqui les dejo una vision de vida que ayude a darte fuerza y efectividad a tus metas. la vision con la que te pones tus metas, son las que te dan la fuerza para seguir adelante cuando las cosas se ponen difícil.

¡Mi Espíritu está Vivo! !NO RENUNCIARE!

Propósitos que dan vida

No renunciare a la oportunidad de hacer una actividad por mis sueños que me trae felicidad. No lo voy a hacer por demostrar a los demás lo que valgo o de lo que soy capaz. Voy a hacerlo porque este es mi derecho de vida. Tengo el derecho de vivir mi vida como yo deseo. Tengo el derecho de ser feliz y de buscar mi felicidad en las cosas que hago. Me pertenezco, yo valgo porque estoy vivo y no por las cosas que hago. Las cosas que hago son mis decisiones y las hago porque sé que son lo mejor para mi vida.

Mi Espíritu Crece cada Día

Este año he decidido alimentar mi espíritu con las bendiciones que recibo cada día. El darme cuenta de las cosas que recibo todos los días, las cosas que tengo, las relaciones que tengo, las oportunidades que tengo y aquellas cosas que puedo hacer para alimentar la vida de las personas que quiero y que me rodean. Voy a dedicarme cada día a alimentar mi espíritu al proponerme y luchar por estar en un estado de agradecimiento. Voy a vivir abierta en mi corazón de las cosas que me siento agradecida. Sé que no será fácil y que habrá días que sea particularmente más difícil, pero sacare fuerzas de mi corazón y de las razones que tengo para vivir, para volver a un estado de agradecimiento y poder traer abundancia en mi vida.

Mi Espíritu de Lucha

Mi lucha no será por mis metas, por mis sueños y las cosas que deseo lograr este año. Mi lucha será por disfrutar la oportunidad de vivir que tengo cada día. Mi lucha será por no dejar que mis sueños se vuelvan en mi pesadilla al dejar que me robe mi tranquilidad. Mi lucha será en esforzarme para no pensar o creer que mis resultados reflejan mi valor como persona. Mi lucha será enfocada, no en dar todo por mis metas trabajando duro, sino en guardar mi espíritu de lucha y fe al no dejarme afectar por las cosas que no puedo controlar. Guardare con recelo mi fe y mis deseos de soñar y alcanzar cosas. He comprendido que el valor más grande de luchar todos los días por una meta, es el reflejo de que mi corazón está lleno de espíritu y ganas de vivir. Sé que cuando me levando con ganas de trabajar y de lograr resultados, es porque mi espíritu está lleno de fe, amor y ganas de vivir. No es el logro el mejor premio, es ese deseo que llena tu vida. Porque cuando pierdes ese deseo y ese espíritu interior, terminas venciéndote a tu vida, al derecho de hacer algo bonito y ser pleno.

Lucha este año por no alimentar este espíritu interior que tenemos que es el que nos hace mover y el que hace que las cosas que hagamos tengan buenos resultados.