El heraldo medieval

Hágase saber lo que aquí se escribe

Entrevista a Alfonso VI de León

Alfonso VI de León, llamado el Bravo, es rey de Castilla y León. Él fue el que desterró al Cid pero ya le ha perdonado y le ha dado ayuda y protección. A continuación se muestran las preguntas que le hemos hecho:

1. ¿Piensas que hizo bien cuando desterró al Cid?

R: En ese momento estaba convencido ya que fue un momento tenso en el que yo estaba muy cabreado. Había ayudado a un rey moro en una batalla y era un enemigo pero ayudó en la lucha de echar a los moros, y ahora sé que no lo hizo con mala intención.

2. ¿Es verdad que al principio sintió envidia hacia él?

R: Sí, es un gran chico y tenía envidia porque me daba miedo que fuera más respetado en el reino que yo.

3. ¿Cuándo le volvió a aceptar era por necesidad o de verdad le había perdonado?

R: Sobretodo por necesidad ya que él ahora era muy poderoso y no quería que pudiera conquistar mis tierras, pero también es verdad que me sentía algo culpable por haberle desterrado.

4. ¿Su esposa le apoyó en la decisión de desterrar al Cid?

R: A mi esposa le daba pena, pero ella no se suele meter mucho en las decisiones que tengo tomar.

5. ¿Por qué el Cid le hizo esos regalos?

R: Para que le aceptara en el Reino de nuevo.


"He conseguido conquistar Toledo"

6. ¿Es verdad que los Infantes de Carrión fueron a pedirle ayuda para conquistar a las hijas del Cid?

R: Sí, tenían tanto interés por conseguirlas que recurrieron a mí.

7. ¿Cree que el Cid tenía razones para matar a los Infantes de Carrión?

R: Sí, porque los Infantes de Carrión maltrataban a sus hijas y eso para un padre es lo peor que puede haber.

8. Hablando de otro tema, ¿piensa que es difícil gobernar el reino de Castilla y León?

R: No, al principio tuve que luchar por conseguir el trono y una vez conseguido ha habido muchas guerra aunque por otra parte he conseguido conquistar Toledo, reino musulmán.

9. Gracias por la entrevista y por dedicarnos este tiempo.

R: De nada, ha sido un placer.


Carmen y Sara

Big image
La jura de Santa Gadea - El Cid

Cantar de gesta a Amador Rivas

Amador Rivas, que en Albacete un día nació,

Tiene una madre pesada a la que aborrece con ardor

una familia muy abundante que en mala hora creó,

hasta que un día se hizo vividor follador,

pero escuchad bien, él no pinchaba y todo acabó.


Después de su fracaso, repartir salami quería,

pero Justiniana, la mama, tan solo le reñía,

“ay mama, quiero un descapotable” Amador decía,

él mente fría, consejos le decía,

y con mala suerte siempre se jodían.