Osama Bin Laden

FOTO-BIOGRAFÍA

Osama Bin Laden nació el 10 de marzo de 1957 en una de las familias más ricas y poderosas de Oriente Medio. Era hijo del humilde estibador que logró convertirse en el mayor contratista de obras de Arabia Saudí.

Los orígenes de su padre, el jeque Mohammed Bin Laden, no están claros: según algunas fuentes, fue ingeniero y arquitecto, según otras, nació campesino. En los años treinta Yemen vivía bajo el reinado de la Sharia impuesto por el imán Yahya Mohammed Hamid al-Din, al conseguir la independencia tras la desintegración del Imperio Otomano en 1918 y el fin de la Primera Guerra Mundial. El nuevo hombre fuerte mantenía un férreo control del país y de la administración.

En el año 1932, Mohammed Bin Laden abandona Yemen se traslada Arabia Saudí con su familia donde consigue una vida acomodada gracias a los encargos de obras públicas realizados por la monarquía saudí. Ya resaltaba desde pequeño por sus buenas maneras, por su gran educación y finura, así como una amabilidad y confianza en sí mismo fuera de lo común, según un profesor suyo de inglés Fyfield-Shayler.

Big image

En la foto aparece el segundo empezando por la derecha, con jersey verde, junto a sus hermanos.

Osama continuó sus estudios secundarios en la ciudad de Yedda, en donde establecería los primeros contactos con miembros de los Hermanos Musulmanes, una organización formada en sus orígenes por estudiantes islámicos de Yedda y La Meca.

Matriculado en Ingeniería Civil en la Universidad Rey Abdul al-Aziz de Yedra, y no en Administración Pública como citan algunas fuentes, Osama dedica la mayor parte de su tiempo al estudio de la ingeniería y al Corán.


En aquellos años comenzó a aflorar en el joven una extraordinaria personalidad para el liderazgo. En pocos meses, se había convertido en uno de los estudiantes más admirados por sus compañeros y por los mismos maestros, pero son sus años universitarios los que confieren a Bin Laden un mayor activismo islámico.

Big image

En esta foto se nos presenta a Bin Laden con sus compatriotas afganos combatiendo al enemigo soviético alentados por los estadounidenses, que los abastecían con militantes, armas, entrenamiento y comida. Es decir, estamos en una época en la que Osama comienza a despertar su capacidad de liderazgo, siendo aliado de los EEUU, país contra el que más tarde iría en contra.

Big image

Bin Laden destaca por ser el cuerpo vivo de la heroicidad, el pretexto de la esperanza para muchas personas. Encaja a la perfección en el concepto clásico de héroe: no como héroe actual, lleno de virtudes y carente de defectos, sino en ese héroe antiguo, aquel que comete actos viles, padece de locura, enfermedades, es insoslayablemente humano, pero a pesar de eso cuenta con un gran espíritu, un talento sin límites, una fuerza sobrehumana, y una capacidad admirable.

Big image

Dentro de esta concepción de héroe clásico, hay que resaltar ciertas características propias de esta clase de héroe, como por ejemplo, los ojos: los ojos de un héroe brillan con energía y pasión, su posición, su forma, su color y tamaño son excepcionales, son ojos brillantes y luminosos, limpios y transparentes. Bin Laden tiene unos ojos oscuros, pero grandes y profundos, carecen de transparencia, pero no de exclusividad (''penetrante mirada de hombre inteligente e ilustrado'' El Mundo, 22/9/2002).


En esta foto podemos advertir el carácter afable, tranquilo y sencillo de Bin Laden, algo por lo que también era muy conocido, ya que a pesar de tener en nuestra cabeza solo la idea de que Bin Laden era un asesino y terrorista, para millones de personas era considerado un héroe, y así lo intentan comunicar también muchos medios:


En el periódico El Mundo destacan atributos positivos como su sencillez, su tranquilidad y familiaridad, su inteligencia y lo reflexivo que es.

En el periódico paquistaní Daily Ausaf se refieren a él como un hombre sencillo, paciente, amable, calmado y muy desconfiado, así como muy familiar.

En El País dicen que le caracteriza la tranquilidad, que es muy calmado, bien educado y dotado de una gran carisma.

Big image

La aventura del héroe es la separación, el momento en el que comienza a cuestionarse la vida, su existencia, sus razones, un viaje físico y espiritual. Este viaje para Bin Laden comienza en la universidad. Paralelamente a sus estudios de ingeniería civil, saca adelante los estudios islámicos. Entabló amistad con profesores de la universidad en la que estudiaba, Mohammed Qotb y Abdulá Azzam, el futuro combatiente y líder del yihad contra la ocupación soviética en Afganistán.


Azzam era un firme defensor de la utilización de la violencia para alcanzar según él “...los fines del islam. Acabar con el enemigo representado por EEUU e Israel a través de la violencia si es necesario y combatir contra los infieles a través del yihad”.


Con la foto podemos visualizar esa personalidad tranquila y sencilla, pero también podemos ver su fuerte liderazgo, marcado por dos elementos cruciales aquí: el bastón y el arma. Tiene las dos manos en ambas herramientas, demostrando que no dudará en utilizar el arma si se ve obligado, siempre fiel al Corán, un musulmán ferviente y aplicado.

Big image

Desde el mundo islámico su fe y religiosidad son vistas como un punto a favor.

Rash Erfan dice de él en el periódico El Mundo el 16/9/2001: ''reza para recibir la fuerza que destruya a sus enemigos (…) es capaz de sollozar y quienes lo han visto testifican que las lágrimas le ruedan por las mejillas (…) Osama es un hombre sencillo. A primera vista parece un tipo cualquiera, que vive humildemente(...) sus inmensas cualidades hacen de el una persona única, especial, capaz de hacer triunfar el verbo de Alá en este mundo corrupto (…) Mohammed Omar Bakri afirma: es muy tierno, pero a la vez muy valiente''.

Big image

El camino heroico de Bin Laden comienza en la universidad. Empieza a participar asiduamente en el mundo combatiente a partir de dos sucesos que tienen lugar entre 1979 y 1980: el primero, el 20 de noviembre de 1979 que dura hasta enero del 80, se trata de la toma de la Gran Mezquita de la Meca por parte de unos islámicos, acusando a la familia real saudí de intoxicarse por el mundo occidental y olvidando el verdadero papel de un buen musulmán.

En este suceso se ve involucrado uno de los hermanos de Bin Laden.

El segundo acontecimiento viene dado por la ocupación soviética en Afganistán, a donde acude para combatir a favor de los afganos, algo muy admirado por sus compatriotas ya que de esa manera decide abandonar su cómoda y asegurada vida en Yedda para combatir por Alá.

Bin Laden escala puestos y crea una red de financiación apoyada por la CIA y por el presidente de EEUU, Ronald Reagan.

Muchas de las acciones del terrorista en esta época pueden ser relacionadas directamente con su labor heroica: construcción de refugios, de carreteras entre Pakistán y Afganistán, depósitos de agua y servicios médicos, etc. recaudando al mismo tiempo fondos, organizando y participando activamente en la guerra contra los soviéticos.

Bin Laden es el defensor del pueblo.

Big image

En su refugio de Abottabad, Osama es observado viendo la televisión dentro de las fotos reveladas por EEUU.

Big image

En su época de aliado con EEUU y contrincante de la URSS, Bin Laden es el héroe no solo del mundo árabe, sino del mundo capitalista. Después de la retirada soviética en 1989 regresa a su país como un héroe, pero su objeción a la presencia de tropas estadounidenses en Arabia Saudí durante la Guerra del Golfo, tropas que permanecían allí desde que EEUU se encaraba contra Irak lo llevó a una creciente desavenencia con los líderes de su país.

Orgulloso de haber nacido árabe, se sentía despreciado por el mundo occidental y más concretamente por los EEUU, que habían comenzado a ''occidentalizar'' los países árabes, formando un sentimiento de repulsión en Bin Laden.

En una carta supuestamente escrita por Bin Laden acusa a los estadounidenses de ''militares occidentales se han adentrado esporádicamente en las montañas secuestrando a hombres y destrozando aldeas.''


“Para Osama Bin Laden”, explicaba Salim a los servicios secretos alemanes, “la clausura de los campos de entrenamiento provocó su rechazo a la monarquía saudí y un odio encarnizado hacia los norteamericanos, a los que creía responsables de todo el mal que acechaba al islam. EEUU se convirtió en su bestia negra, pero también en su fantasma”.

Así es como en 1994 le retiran la ciudadanía y el pasaporte de Arabia Saudí, por, como ya se dijo, intentar derrocar a la monarquía saudí por ceder ante los deseos estadounidenses y permitir que se mancillase la tierra musulmana. De esta manera huye a Sudán, donde se lo acusa de haber organizado campos de entrenamiento terroristas y de donde fue expulsado finalmente en 1996. Luego regresó a Afganistán, donde recibió protección de los talibán, la milicia gobernante.


Entre 1996 y 1998, Bin Laden emitió una serie de fatwas (decretos religiosos) declarando una guerra santa contra los Estados Unidos, al cual acusó, entre otras cosas, de saquear los recursos naturales del mundo musulmán y de ayudar e incitar a los enemigos del Islam.

Se decía que es un hombre que a pesar de la inmensa fortuna que tiene, no vive cómodamente, sino que lucha y combate incesantemente a los enemigos del islam, viviendo de manera frugal y simple, algo que solo es propio de hombres buenos y devotos.


Bin Laden, terminó combatiendo a quien le prestó apoyo y aliento (los EEUU), país al que consideran esencialmente antirreligioso y erosionador del modo de vida islámico.


En 1998 realiza su primer ataque terrorista a Tanzania y Kenia: colocaron bombas en las embajadas estadounidenses de los respectivos países. En 1997 presuntamente Al Qaeda provoca la muerte de unos turistas en Egipto, y en 1996 detona unos coches bomba contra blancos estadounidenses en Arabia Saud

Big image

A partir de estos años entramos en la etapa dorada del terrorismo yihadista: Al Qaeda se alía con numerosos países, como Pakistán, así como Yemen, Libia, Bosnia, etc.

En el 1998 anuncia una yihad contra judíos, ayudándose de cuatro asesores muy cercanos a él con mas conocimientos que él sobre el Corán y que tras su muerte serán los dirigentes superiores. En este texto se apoya en el Corán para fundamentar una yihad contra los estadounidenses y alienta a los musulmanes a luchar con el fin del paraíso de la vida tras la muerte que dicta el Corán. La idea que hizo más impopular a Bin Laden fue aquella que justificaba la muerte de civiles (incluidos mujeres y niños) como daños inevitables de la santa yihad.


Anwar Al-Awlaki, presente en la foto, a la derecha, fue considerado el miembro de más alto rango de la red con la ciudadanía de los EE.UU.. Fue asesinado en septiembre de 2011 durante un ataque aéreo en Yemen.


Bajo el Mullah Omar (2001): Bin Laden grabo en video este discurso para una conferencia que reunió a mas de 500000 musulmanes de todo el mundo, llama a todos los países musulmanes a unirse y dar a conocer al Frente Islámico y su llamada a la yihad

A nuestros hermanos de Pakistán (2001): publicado tras los atentados del 11s y después de que el gobernante militar de Pakistan ofreciese su integro apoyo a EEUU. En este manifiesto muestra su dolor por los muertos en las protestas de Pakistán contra su gobernante, los considera mártires de la guerra contra “judeo-neocruzados” iniciada por Bush tras el 11S. Por último habla de que perderán la guerra porque Dios les ha abandonado al no creer en el y ser infieles.


El 11S fue un atentado a 3 bandas: 2 aviones estrellados contra las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York, un avión contra el Pentágono de Washington, y otro avión estrellado en Pensylvania, que dio lugar a la cifra de muertos más alta en la historia terrorista: un mínimo de 3000 muertos y desaparecidos. Y aunque se sospechaba que fue Al Qaeda el culpable de estos asesinatos, no fue hasta 2004 cuando Bin Laden reivindica los atentados del 11S. Así lo confirma un vídeo difundido por un canal de televisión árabe.

Big image

Este vídeo fue difundido por el canal de televisión As-Sahab, donde Bin laden aparece alabando la figura de Waleed al Shehri, uno de los suicidas del 11s que chocó contra la torre norte del World Trade Center.

la experta en terrorismo Laura Mansfield dijo que el vídeo de 47 minutos estaba "pensado como una cinta conmemorativa para ensalzar a uno de los secuestradores".

Bin Laden y su organización fueron los presuntos culpables también de un atentado contra el crucero US-Cole en Adén en octubre de 2000, con 17 muertos.

Big image

Poco después del 11S , Bin Laden apareció en la lista del FBI como uno de los criminales más buscados por relación a los atentados terroristas a nivel global.


Los años posteriores al 11S rodean de misterio a Bin Laden, cuyo paradero es desconocido hasta 10 años después: el 1 de mayo de 2011, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anunció que el líder de Al Qaeda había sido muerto en una operación llevada a cabo por comandos militares estadounidenses en una residencia en las afueras de la ciudad de Abbottabad, en Pakistán.

Big image
Big image

El día siguiente a su muerte, su casa se presentaba tal que así, repleta de fieles, demostrando la devoción que hacía sentir Bin Laden al pueblo musulmán, gente que quería vivir siguiendo la ley Sharia, fiel a su religión, y lo consideradron como a un Mesías.


FRASE: «No enciendas la luz». La frase de su muerte. Operación Gerónimo, últimas horas de vida de Osama. Los agentes estadounidenses suben a la tercera planta, al fondo está la habitación del terrorista más buscado que descansa inquieto junto a su mujer. Los agentes se acercan y oyen la voz de Osama pronunciar esta frase dirigida a su mujer: No enciendas la luz. La última frase del ex agente de la CIA, la frase con la que cesa la historia del mayor terrorista de la historia, Osama muere, Obama lo comunica.


BIBLIOGRAFÍA


  • Marín Murillo, Flora; Armentia Vizuete, José Ignacio; Alberdi Ezpeleta, Aintzane; Caminos Marcet, José M. La construcción del mito a través de la prensa, el caso Bin Laden. Sevilla: Comunicación Social, Ediciones y Publicaciones, 2004


  • Bergen, Peter. Osama de cerca. Nueva York: Debate, 2006


  • Frattini, Eric. Osama Bin Laden, la espalda de Alá. Madrid: La esfera de los Libros, 2001.


  • Lawrences, Bruce. Mensajes al mundo, los manifiestos de Osama Bin Laden. Madrid: Foca, 2007.