MARY SOMERVILLE

Mujer matemática

Es un ejemplo inigualable de vocación y conformismo.

  • Mary Somerville (1780-1872) . Madre de 6 hijos y dedicada por entero a las tareas domésticas, su padre hizo lo imposible para evitar que estudiara, y de hecho no empezó a hacerlo hasta que se quedó viuda de su primer marido.

  • Cayó en sus manos el Tratado de mecánica celeste de Laplace y acabó traduciéndolo al inglés, pero, para entender las matemáticas encerradas en el mismo, con voluntad de hierro dedicó su poco tiempo libre a estudiar primero los Elementos de Euclides y un tratado de álgebra.

  • Editó también un libro sobre la relación entre las diferentes ciencias físicas que tuvo muy buena acogida.

Obras