Regeneración del 2008

Joaquín Costa, Unamuno, Pío Baroja, Azorín, Antonio Machado.

Editorial:

España se encuentra sumergida en una crisis desde 2008, es decir, llevamos ocho años en ella.


Todo comenzó con el estallido de la burbuja inmobiliaria y más tarde la crisis bancaria de 2010. Hemos llegado a los 6 millones de parados. Todo esto conlleva recortes en educación, sanidad y demás sectores. Como consecuencia, muchas familias han sido desahuciadas, otras subsisten con las ayudas del gobierno y los comedores sociales.


Tenemos a un gobierno corrupto y cada día salen más políticos que se han quedado el dinero de los españoles. Los españoles ya no confían en su política ni en sus palabras. España necesita cambios aunque ahora parece que el paro está disminuyendo y se están comenzando a ver brotes verdes. La cifra de parados actualmente es de 4,5 millones. Todavía queda mucho por hacer y mucho por descubrir pero para eso hace falta confianza en el gobierno, la cual necesitamos volver a tener.

Cómo está España

Crisis, paro, corrupción, engaños, promesas rotas, hambre, desahucios.... Palabras que describen la actualidad en España. Desde 2008 vivimos en una España de charanga y pandereta en lo que se refiere a lo político. Nuestros gobernantes no gobiernan para nosotros sino para ellos, no se preocupan por aquellos que pasan hambre ni penurias a fin de mes, solo de tener buenas casas, coches y lujos.


Nuevos partidos emergen de esta desesperada situación como siempre ha pasado, para dar una alternativa al bipartidismo/ PPSOE que no evoluciona, se ha quedado anticuado, no ve los cambios que está sufriendo España y no es capaz de hacer nada. Ciudadanos( grupo de intelectuales y gente preparada) y Podemos( Gente con ganas de luchar y con ideales bolivarianos), partidos nacidos de la desesperación, tienen propuestas y caras nuevas y energía para poder llevar a España por otro cauce.


La sociedad tiene miedo al cambio, y confía en lo conocido, hay una evolución en la política y tarde o temprano sucederá pero, ¿con quien?


Antonio Machado

Cómo afecta la crisis a los ciudadanos.

España lleva unos ocho años en crisis y ya parece que se van viendo los llamados “brotes verdes”, por ejemplo, en el tema del paro. Ha pasado de ser de unos 6 a 4,5 millones de parados.


“Pero yo no me he visto afectado en este supuesto cambio” afirma Juan, un conocido. Muchas familias se encuentran en su situación, sin un empleo, con una gran hipoteca que deben pagar, alimentar a sus hijos…Juan cuenta que hace dos años se le acabó el paro y ha estado sobreviviendo gracias a las ayudas del Estado y a los bancos de alimentos.


Un día me contó que le había llegado una carta en la que decía que en dos semanas le echaban de su propia casa, al no tener los suficientes ingresos y no poder pagar al banco. Fueron desahuciados él y su familia, ellos nunca creyeron que les podía pasar tal cosa como esta.. Sin saber a donde ir y desesperados entraron en una casa abandonada, donde actualmente viven de okupas y allí siguen… Saben que es ilegal pero no tienen otro remedio.


Lo ideal hubiera sido que el banco fuese un tanto considerado y que le hubiesen dado la oportunidad de pagar su casa en varios años, cuando tuviesen un empleo y dinero. Pero la realidad no es esta. Muchas familias están en esa misma situación.


Es terriblemente angustiosa para quien la sufra y el problema es que en cualquier momento te puede suceder, por lo que el pueblo siente temor.

¿Dónde está la solución a esto?¿Qué partido la tiene?


La gente tiene miedo, prefiere lo malo conocido que lo bueno por conocer, no confían en los nuevos partidos. Defendiendo el concepto de intrahistoria diría que el país siguiese con su tradición, es decir, que sigan confiando en sus partidos. Sin embargo, tendría algunas propuestas a exponer. ¿Por qué no europeizar España? ¿O quizás españolizar Europa?


Unamuno

¿Reformas para la crisis de 2008?

Como economista y político que soy, me veo capaz de comentar la crisis con razón y fundamentos. Desde el gobierno de Aznar, la burbuja inmobiliaria comenzó a hincharse. Los ciudadanos compraban viviendas caras e hipotecas bastante elevadas. Pedían préstamos a los bancos, gastaban y gastaban hasta que la burbuja explotó en 2008.



¿El gobierno, los economistas y los reguladores no se dieron cuenta de las consecuencias que tendría la burbuja inmobiliaria hasta que estalló? Contemplaron expectantes como todo sucedía y no se dignaron a mover un solo dedo para cambiarlo. Por ello, me atrevo a decir que son los principales culpables de la crisis.


Miles de personas perdieron su empleo, no tenían dinero para pagar la hipoteca y al final, se quedaron sin su casa. ¿Tomó el gobierno las medidas correctas, teniendo en cuenta la situación de los ciudadanos? Los desahucios se siguen repitiendo hasta el día de hoy, así que lo dudo. He presenciado ya la crisis del 98 y tiene bastantes similitudes con la de ahora. En esa época elaboré una serie de medidas regeneracionistas que podrían ser medidas a tomar en cuenta ahora. ¿No sería bueno abaratar el pan y la carne o reformar la justicia? ¿O mejorar la educación de nuestros jóvenes? En vez de más recortes, podríamos idear reformas que favorezcan a todos por igual.


Joaquín Costa

Crisis, crisis y más crisis.

Posiblemente es una de las palabras más escuchadas en los últimos años.


Todos se quejan de ella, a nadie le gusta y a casi todos afecta. Digo a casi todos porque, como en todas las historias, siempre hay un vencedor y en este caso son todas esas personas, que en cierto modo, causan esta dichosa crisis.


Parece ser que la corrupción se ha convertido en la mejor amiga de políticos e instituciones públicas en las que, mientras roban y desperdician dinero, siguen recortando y, por lo tanto, haciendo que cada vez haya menos trabajo.


La formación de las personas es algo muy importante. Lo es tanto para esa persona para que pueda sentirse realizado y orgulloso pero también para dedicarse a ello y poder ganar dinero.


Cómo está la situación actual entiendo que los jóvenes no tengan motivación si lo único que van a poder hacer al graduarse es quedarse en casa. Necesitan trabajar.


Por eso una de las directrices que deben seguirse para salir de esta crisis es la creación de empleo. Empleo principalmente para la juventud aunque también para todos aquellos que estén desempleados pero, ¿se puede salir de la crisis sin que los peces gordos quieran? Espero que si.


Azorín

Una crisis mundial.

Lamentablemente, la crisis está presente día a día en nuestras vidas.


Todo antes de ella iba bien, la burbuja especulativa existente en el país iba creciendo rápidamente en poco años pero llegó a su fin en 2008.


Esta situación me recuerda al crac del 29 en Estados Unidos: fin de la prosperidad, caída de la Bolsa, cierre de negocios y fábricas, desahucios, los bancos no daban créditos, no se devolvía los préstamos, etc. Además algo parecido pasó en la crisis del 98 en España. Ahora ocurre lo mismo.


¿Qué hacemos con los millones de parados y con las personas desahuciadas?Sinceramente no hay una respuesta porque nadie lo sabe.


Todos intentamos buscar esa respuesta, algún culpable de este desastre y una solución.

Muchas veces me pregunto: ¿toman los partidos las medidas correctas? En los programas electorales nos prometen más trabajo, menos desahucios, bajada de impuestos, disminución del paro… ¿debemos creerlo? En mitad de la crisis aparecen partidos nuevos que nos muestran nuevas formas de gobierno, pero nadie se atreve a apostar por lo desconocido.


Somos ciudadanos indecisos que cambiamos constantemente de decisión. ¿Sabremos elegir un partido adecuado que encuentre la estabilidad que necesitamos? Y lo más importante, ¿sabrá el gobierno buscar una solución para nuestro futuro?


Pío Baroja