LAS TIC

Sus principales funciones dentro del ámbito educativo.

Creación multimedia y medio de expresión

Mediante la tecnología se pueden realizar una amplia variedad de actividades relacionadas con la expresión de contenidos de diversos tipo: lingüísticos, artísticos, etc., para lo que se usan diversos programas como suites de office, editores de páginas web, etc.

Canal de comunicación

Gracias a procesos comunicativos sincrónicos o asincrónicos.

Gestión del conocimiento

Las TIC favorecen el trabajo con la información de una manera crítica y reflexiva.

Fuente de información

Gracias a la tecnología podemos acceder a una ingente cantidad de información disponible, además, en distintos soportes: prensa, vídeos, imágenes, etc.

Apoyo cognitivo y desarrollo de capacidades

Permiten la consecución de capacidades por parte del alumnado favoreciendo el desarrollo de procesos lógicos de pensamiento colectivo y autónomo.

Gestión administrativa y tutorial de centros

Los centros educativos pueden crear software propio para la gestión interna de los mismos e incluso páginas web, con lo que se favorece una interacción entre la comunidad educativa y el otros sectores sociales interesados en la misma.

Orientación y diagnóstico

Se pueden abordar casos de alumnos con necesidades específicas consultando la amplia información procedente de webs especializadas o interactuar con profesionales del mismo sector para llegar a una solución idónea.

Evaluación

La evaluación del alumnado puede realizarse mediante recursos TIC o estos mismos pueden facilitar a su vez la realización de pruebas que antes se hacían por un método tradicional, como los procesadores de texto para elaborar una plantilla de examen que antes debería hacerse a mano.

Creación de nuevos escenarios

Las aulas virtuales pueden llegar a ser una alternativa a las tradicionales, aunque lo ideal sería una combinación de dichos métodos.
Oferta de Mundos Inmersivos de Aprendizaje

Medio para alcanzar las competencias del currículo base

Aunque las TIC se identifican, sobre todo, con la competencia del tratamiento de la información y competencia digital, lo cierto es que ayudan en el trabajo de las 8 competencias básicas estipuladas por el Ministerio de Educación para el currículo del alumnado de educación obligatoria.