LA FUERZA DE LA VIDA

LA HISTORIA DE MI PRIMA

DESPUÉS DE LA TORMENTA SIEMPRE LLEGA LA CALMA

Me llamo Andrea Asensio Quesada y os voy a explicar un poco, como ha sido la vida de mi prima.

SU INFANCIA

Sonia Maldonado Jimenez, nació el 30 de julio de 1987, en l'Hospitalet del Llobregat (Pubilla Cases), Barcelona.

Fue a primaria en el colegio CEIP Folch i Torres, Can Vidalet. La ESO y el bachillerato lo hizo en IES Rubio i Ors. Con 17 años, sus padres se separaron y decidió irse a Granada a estudiar en la Universidad la carrera de Magisterio de educación especial.

MARCO HISTÓRICO PUBILLA CASES

Hasta mediados del siglo XX el barrio de la Pubilla Casas era tierra agrícola de secano con mucha vida y algún campo de trigo. Dos heredados importantes, la que ha dado nombre al barrio y Can Rigald, poseían la mayoría del terreno. Salvo Can Capilla, ya desaparecida, y Can Oliveres, a caballo del término de L'Hospitalet y del de Esplugues, no había prácticamente ninguna casa más. El edificio de la Pubilla Casas (1771), de línea neoclásica con fachadas adornadas con pilastras de orden jónico y de planta cuadrada, fue construido por Josefa Casas y Clavel. En el interior, únicamente se conserva la entrada y la antigua bodega, ahora adaptado como capilla parroquial para uso de la barriada. Del gran jardín que rodeaba la casa, queda sólo un trocito ante la fachada principal. El resto se ha ocupado con los equipamientos deportivos y los edificios de la escuela de religiosas que se ha instalado. No muy lejos de este centro, en el otro lado de la carretera de Collblanc, hay Can Rigald (1741) con aires de palacete barroco (con un orden de pilastras sobre ménsulas en la fachada y ojos de buey en el piso más alto ). Tanto una heredado como la otra tienen unas puertas de jardín muy trabajadas. En 1926 se empezó en torno a la Pubilla Casas la urbanización de una ciudad jardín, con torretas unifamiliares rodeadas de verde. La altitud del terreno y el clima, mucho más seco que al plan, propiciaron la empresa. La llegada de la inmigración provocó la parada del proyecto, y se inició la construcción de bloques de pisos, que hacen confundir este barrio con el de Can Vidalet de Esplugues. En 1971 se construyó el Hospital de la Cruz Roja (actual Hospital General).

BAJAS TORMENTAS

Con tan solo 17 años, a Sonia, le diagnosticaron un mioma. Un mioma es un bulto en el útero que puede ser tanto benigno como maligno. A los 18 años, fue la primera vez que le operaron, pero no consiguieron extirparlo. A los 19 años, le hicieron una embolizacion, que es secar las arterias del mioma para disminuir el fluido sanguíneo, pero a los pocos meses volvió a estar enferma.

El destino

Sonia, ya conocía a mi primo Raúl de la infancia, a través de unos amigos, pero después perdieron el contacto a causa del cambio de domicilio a Canovelles de mi primo.

Un día, retomaron contacto por sms, porque mi primo, encontró su número. Y desde entonces no dejaron de hablar.

Día a día y noche tras noche, hablaban. Y Así se fueron conociendo.

Ella, en 2007, estaba estudiando en la universidad de Granada, él fue a visitarla a las dos semanas y de sorpresa volvió con ella. Yo tenía, 8 años cuando la conocí, y he de admitir que cogí un poco de celos, porque siempre estaba con mi primo y yo pensaba que él me iba a dejar de lado, pero no fue así. A los tres meses, Sonia se vino a vivir con mi primo a Canovelles.

EMPIEZA LA TORMENTA

En 2007, empezó a empeorar el mioma, pero no le querían empeorar porque decían que podría ser que le tuvieran que extirpar el útero, y ella aún era muy joven.

En 2009, se puso muy pero que muy enferma por la anemia y tuvieron que operarle si o si pero salio todo bien. Ella, se quedó embarazada en 2011, tenia mucha ilusión porque iba a ser su primer hijo, hasta que el médico, observó que le había salido un mioma al lado del feto y que por lo tanto sería una embarazo de alto riesgo. Todo marchaba bien. Al cumplir las 26 semanas, tuvieron que hacerle cesaría, para extraerle al bebé, porque si no podían morir los dos. El bebé se llama JAEL, y nació el 8 de marzo del 2012, prematuro y todos teníamos la esperanza de que resistiera. Todo iba con normalidad. A las dos semanas, el bebé falleció. A finales del 2012, le volvieron a operar, y todo marchó bien.

POR FIN LLEGO LA CALMA

A los dos años, tras ver que no volvían a aparecer miomas, se volvió a quedar embarazada de un niño, GARY, que nació el 10 de julio del 2014. Fue un embarazo controlado pero con normalidad. Al pasar los nueve meses, el parto salió con normalidad. Hasta ahora todo a salido perfecto, el bebé ya tiene un año y cuatro meses y estamos muy contentos.