Importancia de la educación física

Loana Niebuhr y Natalia Decundo

Influencia en los adolescentes

Hace bien para evitar muchas enfermedades, el cuerpo del adolescente esta en pleno crecimiento y formación,por esto es necesario formarlo adecuadamente,
y fortalecer los músculos para tener un cuerpo sano.Junto con la educación física viene la buena alimentación, es importante incorporar vitaminas y proteínas al organismo,
así fortalecer el cuerpo contra enfermedades e incomodidades.
Big image

Reduce...

Puede darle una vida mas larga, y mejora su salud. La actividad física ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, y muchos otros problemas. Ademas la actividad física aumenta la fuerza, le da mas energía y puede ayudar a reducir la tensión. También es una buena manera de frenar el apetito y quemar calorías.

- Reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular o cáncer de colon hasta un 50%.
- Reduce el riesgo de padecer diabetes.
- Reduce la probabilidad de padecer hipertension, un mal que afecta a un 50% de la población mundial.
- Reduce los dolores de espalda y otros sitios.
- Mejora el bienestar psicológico, reduce el estrés, la ansiedad y la depresión.
- Ayuda a controlar el preso.
- Es muy importante para mantener los huesos, los músculos y las articulaciones sanas.


No sólo ayudará al desarrollo de su organismo que es tan importante en esta etapa sino, también, servirá para prevenir hábitos muy perjudiciales como el consumo de tabaco, alcohol o drogas.

Antes de correr...

Antes de comenzar a correr, nuestro cuerpo está en reposo. Eso indica que nuestro corazón late a un ritmo normal, de entre 60 y 70 pulsaciones por minuto, algo que depende de muchos factores que no entraremos a desglosar aquí. Nuestra musculatura está a una temperatura habitual, que ronda los 36 grados.

Esto comienza a cambiar cuando comenzamos el calentamiento. El calentamiento busca precisamente ir poniendo a nuestro cuerpo en alerta para que vaya activando los mecanismos necesarios para comenzar una actividad deportiva.

La temperatura corporal comienza a aumentar, así como el ritmo cardíaco, que va subiendo poco a poco para conseguir oxigenar a nuestros músculos más exigidos. Las articulaciones se mueven. Asimismo, nuestros tendones y ligamentos también ganan temperatura, y con ella más elasticidad y flexibilidad. También comienza a acelerarse nuestro ritmo respiratorio y el cuerpo ya se encuentra dispuesto para comenzar a correr.

Mientras corremos...

El ritmo cardíaco suele subir a más del 70% de nuestro máximo, para poder mandar oxígeno a todo nuestro cuerpo. La musculatura, por su parte, emite sustancias químicas que luego servirán para su posterior desarrollo, así como para la metabolización de las grasas.

A nivel celular, el oxígeno consumido comienza a convertirse en desechos, en forma de CO2, mientras que el glucógeno muscular que gastamos se convierte en ácido láctico, uno de los máximos responsables de la sensación de fatiga muscular. También comenzamos a sudar, un mecanismo de protección del cuerpo para evitar subidas de temperatura que comprometan su estabilidad.

Y por último, el cerebro también comienza a liberar las famosas endorfinas, unos neurotransmisores responsables, no sólo de la futura sensación de bienestar que embarga tu cuerpo al finalizar el entrenamiento, conocida como euforia del corredor, sino de paliar el dolor muscular mientras corremos.

Big image

Despues de correr...

A nivel sanguíneo, nuestra sangre tendrá un mayor número de neutrófilos, un glóbulo blanco que está íntimamente ligado a la protección de nuestro organismo contra posibles infecciones. Eso sí, también se registran bajas en el nivel de linfocitos, que también son esenciales en la lucha contra las infecciones. Y, como es de esperar, aumenta el nivel de oxígeno en sangre, conocido como el hematocrito.

Asimismo, aumenta la presencia de la Creatina Quinasa, que es la sustancia que se encarga de reparar el daño muscular, de forma que podamos recuperarnos del desgate muscular sufrido. También aumentan los niveles del aparato aminostransferasa, debido al daño sufrido por nuestros tejidos.

Nuestros pulmones van volviendo a sus niveles de movimiento de oxígeno normales y nuestro corazón comienza a bajar el nivel de pulsaciones de forma progresiva, hasta regresar a niveles normales.

Nuestro cerebro, al acabar de correr, está inundado por la endorfinas, lo cual nos otorga una agradable sensación de bienestar general que se va ampliando y generalizando si el ejercicio lo realizamos de manera continuada en el tiempo.

Hace actividad física!!!

Para tener una vida mas sana, productiva, y feliz. Tenes que hacer ejercicio! Ya que como mencionamos antes, reduce muchas enfermedades, y te produce endorfinas, que es la sustancia de la felicidad. Ademas, para la gente con sobrepeso u obesidad, los ayuda a sentirse bien con sigo mismos!

Otra motivación para hacer actividad física es que hay diversos deportes, y elegís al que a vos te guste.