AGRICULTURA EN LA NUEVA ESPAÑA

La agricultura

En la Nueva España la agricultura fue la base de la economía, por la producción de alimentos para la población y para el ganado, y como materia prima para otras actividades económicas como la minería. Generó importantes ingresos para España, por la gran cantidad de productos que se exportaban a Europa como: cacao, jitomate, aguacate, maderas, vainilla,grana cochinilla, etc.

La tierra y el clima templado de la Nueva España favorecieron la introducción de nuevos cultivos como el arroz, avena,cebada, sorgo, caña de azúcar, trigo, café, ciruelo, durazno, lino, cáñamo, el añil, etc.

El Trigo.

Fue el cultivo más apoyado por las autoridades, por ser la base de la alimentación española, al cual se destinaron importantes regiones y de mano de obra indígena. Hacia la segunda mitad del siglo XVI se conformaron cuatro grandes zonas trigueras: 1) los valles de Atlixco y Puebla; 2) el valle de México y Toluca; 3) El Valle de Oaxaca y 4) algunas regiones de Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Zacatecas. Los españoles introdujeron una nueva organización en el trabajo y nuevas técnicas, como la yunta, el arado y otros aperos de labranza.

La caña de azúcar.

Fue un cultivo de gran demanda, se produjo en: Cuernavaca, Atlixco, Puebla, Orizaba, Jalapa, Córdoba y Michoacán, de menor importancia en Oaxaca y Chiapas. Los indígenas fueron brutalmente explotados, en estas plantaciones, por lo que en 1631 la corona prohibió el trabajo indígena, sustituyéndolo por esclavos negros traídos de África.

Otros pruductos importantes en la agricultura.

Otros productos agrícolas importantes fueron el algodón, el cacao, la vainilla y el añil, todos ellos de origen autóctono. El algodón fue importante porque constituyó la materia prima de la industria textil. Durante el siglo XVI el olivo y la vid, el gusano de seda, la morera (planta para alimentar al gusano), el lino y el cáñamo tuvieron buena aclimatación pero cuando su producción representó competencia para los productores de España se prohibió su explotación.

No hubo cambios en la agricultura indígena.

La agricultura indígena no obtuvo cambios importantes, los indígenas siguieron utilizando los instrumentos rudimentarios de labranza y el sistema de cultivo de milpa y chinampa. Los productos cultivados fueron los mismos de siglos atrás: maíz, frijol, chile, jitomate, calabaza, algodón, cacao y maguey, entre otros y la producción siguió siendo fundamentalmente para el autoconsumo.

Estuvo en situaciones precarias.

Durante la época de la colonia, la agricultura estuvo en situaciones precarias y de atraso, esto debido al descuido que se tuvo de esta actividad tan importante.

El factor principal para que la agricultura no tuviera avances fue que la distribución de las tierras se encontrará en muy pocas manos. Provocando que suelo fértil no se trabajara teniendo como consecuencias un deficiente progreso en la agricultura.

La agricultura en la época de la colonia solo daba abasto para producir alimento para los pobladores de la colonia, más sin embargo en épocas de sequía el hambre asechaba a la población, siempre siendo los indígenas los que más padecían.

Principales enemigos de la agricultura.

Los principales enemigos de la agricultura novohispana fueron los latifundistas (dueños de grandes extensiones de tierra) y la iglesia.

Los latifundistas por su parte solo buscaban sus intereses, explotaban la tierra en busca de bienestar y como eran propietarios de muchas hectáreas no les era suficiente explotarlas todas, quedando en desuso tierras cultivables, afectando el progreso.

Otro enemigo de la agricultura novohispana es la iglesia (propietaria de la mayoría de las tierras cultivables) obtenidas por medio de pagos por prestamos que hacia a los pobladores que en momentos de necesidad tenían que empeñar sus tierras, obteniendo la iglesia intereses y rentas altísimas.

Las tierras propiedad de la iglesia estaban en completo desuso, perdiendo la oportunidad de cultivar en ellas y afectando la agricultura novohispana.

Es así como el problema agrario se ve reflejado desde épocas atrás, como se vive actualmente en el país.


Luis García Miranda. Guadalupe Velázquez Martínez.

Actividades en la Nueva España.

Historia de México.

Gabriel Coronado.