Boletín mensual de salud mental

Boletín de salud mental de las TCS, Vol. 1 Núm. 2, Sept 2021

Septiembre es el mes de la prevención del suicidio

Ayuda para la prevención del suicidio

Prevenir el suicidio, juntos

El suicidio es un tema del que muchos evitan hablar debido al estigma en torno a la salud mental que ha estado presente desde hace mucho tiempo. Una de las herramientas más poderosas que tenemos para prevenir el suicidio es la desestigmatización. Al crear espacios donde la gente se sienta cómoda para hablar de sus sentimientos, es más probable que quienes tienen pensamientos suicidas pidan ayuda.


Cada año, las TCS proporcionan capacitación para todos los empleados sobre la prevención del suicidio de acuerdo con la Ley Jason Flatt. Para más información sobre esta ley y para aprender más sobre la prevención del suicidio, por favor visite el sitio web de la Fundación Jason.


Por último, si usted o un conocido están pasando por una crisis de salud mental, hay ayuda y esperanza. Comuníquese con un profesional de una de las siguientes maneras:


  • Si usted o un conocido está en una situación de emergencia, llame inmediatamente al 911.
  • Si está pasando por una crisis o tiene pensamientos suicidas, llame a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454 (en español) o 1-800-273-8255 (en inglés).
  • Si no está cómodo hablando por teléfono, puede enviar por mensaje de texto la palabra NAMI al 741-741 para conectarse de manera gratuita con un consejero capacitado en situaciones de crisis.


Tesney Davis, LICSW

Coordinadora de Salud Mental

Escuelas de la Ciudad de Tuscaloosa

Caminata comunitaria de Tuscaloosa, movimiento Salir de la Oscuridad

Las caminatas comunitarias, que se llevan a cabo en cientos de ciudades de todo el país, son parte fundamental del movimiento Salir de la Oscuridad, que comenzó en 2004. Estos eventos les dan a la gente coraje para compartir sus propias conexiones con la causa y una plataforma para crear una cultura con más conciencia sobre la salud mental. Amigos, miembros familiares, vecinos y colegas caminan juntos y se apoyan en memoria de los seres queridos que han perdido. La caminata comunitaria de Tuscaloosa se llevará a cabo el domingo 10 de octubre de 2021 de 2 a 4 p.m. Inscríbase para la caminata de Tuscaloosa haciendo clic en el cartel a continuación.

Caminata en Tuscaloosa para la prevención del suicidio

El 10 de octubre de 2021, de 2 a 4 p.m. Ferguson Student Center Plaza, Universidad de Alabama

Deportes y salud mental

Es casi otoño en Alabama, lo que significa entretenidas noches los viernes y el comienzo de otra temporada de vóleibol y fútbol americano, solo por nombrar unos pocos ejemplos. Los deportes nos presentan con oportunidades de aprendizaje únicas al permitirnos desarrollar habilidades físicas y mentales. A través de los deportes se pueden aprender algunas de las lecciones de vida más valiosas. Como adultos, tenemos muchos momentos de aprendizaje mientras entrenamos o vemos a los estudiantes en la cancha. Sin embargo, a menudo es difícil separar los beneficios positivos sociales y emocionales de los deportes de las presiones sociales y emocionales que tienen al participar en los deportes. Aquí hay cinco consejos para apoyar la salud mental de los niños en lo que respecta a los deportes.


  1. Tome conciencia de sus propias emociones y expectativas. Como adultos, nuestras propias emociones y reacciones a menudo están atadas a nuestras expectativas de los estudiantes deportistas y sus vidas. Queremos que se sientan felices y nos sentimos orgullosos cuando son exitosos en los deportes. También podemos enojarnos cuando pensamos que los han tratado injustamente, si se lastiman o no actúan de acuerdo a nuestras expectativas. Los deportistas jóvenes aprenden de las respuestas y las reacciones de los adultos. Por ello, tomar conciencia de nuestras propias emociones nos da la habilidad de demostrar un buen espíritu deportivo, autocontrol y conciencia social.
  2. Demuestre aceptación. Algunas veces se gana y otras se pierde. Los estudiantes deportistas van a tener días en los que juegan bien y se llevan bien con los compañeros, y también días en los que juegan mal y tienen conflictos sociales. Demostrar aceptación en todo tipo de situación ayuda a los deportistas a aprender habilidades interpersonales, autoconciencia y la capacidad de recuperarse.
  3. Cree un espacio para la expresión emocional. Los estudiantes tienen diferentes necesidades y habilidades a la hora de expresar y comunicar sus emociones. Los entrenadores y los padres pueden crear oportunidades de conversación al realizar preguntas abiertas, escuchar las respuestas y ayudar a que los estudiantes aprendan a controlas sus emociones. Los deportes son emocionantes y eso es algo bueno, porque podemos enseñarles a los estudiantes a emplear las emociones fuertes para impulsarse hacia adelante en la vida.
  4. Valore el esfuerzo. Los deportes enseñan lecciones de vida valiosas que se transforman en habilidades de la vida que permanecen con los estudiantes hasta la adultez. Enseñan concentración, dedicación y a establecer objetivos. Construyen autoestima y confianza. Presentan desafíos físicos y emocionales, lo que ayuda a construir fuerza y perseverancia. Enfocarse en el esfuerzo, en vez de en el resultado, puede ayudar a los deportistas a reconocer que su valor no proviene de ganar o perder.
  5. Apoye la concientización social y la resolución de problemas en los deportes. Practicar deportes tiene muchas cosas buenas y muchas malas en lo que respecta a lo social. Formar parte de un equipo puede conectar a los estudiantes con una comunidad de apoyo formada por gente similar. Pero, ¿y si no logran estar en el equipo? ¿O si están en el equipo pero no se sienten apoyados? Hable con los estudiantes sobre lo que pasa socialmente en los deportes que practican. El deporte debería ser una vía para enseñar valores como la apreciación, el respeto, la capacidad de recuperación y la inclusión.

Las zonas de regulación

Las zonas de regulación (también conocidas simplemente como " las zonas") es un programa que enseña una variedad de habilidades sociales y emocionales a niños y jóvenes. Comienza con las habilidades emocionales tempranas y prosigue con la autorregulación y el manejo de situaciones sociales. Las zonas enseñan esto a través de:


  • La identificación las emociones: al categorizar los sentimientos en cuatro zonas (azul, verde, amarillo y rojo).
  • La autorregulación: lograr el estado de alerta (la zona) preferida para una situación. Se trata de regular el cuerpo y las emociones.
  • La identificación de los factores desencadenantes: aprender qué desencadena un sentimiento y por qué.
  • Estrategias para hacer frente a las situaciones: varias técnicas y estrategias que ayudan a lograr la regulación emocional y a controlar las emociones fuertes.
  • La magnitud del problema: presenta la idea de que la magnitud de la reacción debería corresponder a la magnitud del problema, explica cómo identificar la magnitud del problema y da estrategias para resolver problemas.
  • El comportamiento esperado y el inesperado: esto también abarca la perspectiva y cómo su comportamiento afecta los pensamientos y los sentimientos de la gente alrededor suyo.


Las zonas de regulación es una de las diferentes herramientas sociales y emocionales que se emplean en las TCS esta año para enseñar a los estudiantes sobre el bienestar emocional.