Blog De Tecnología

Consejos para padres con hijos adictos a los videojuegos

Jugar a videojuegos puede abrir un mundo completamente nuevo para explorar. Por supuesto, eso no tiene porqué ser malo ni preocupante. Apreciar la tecnología en el mundo actual no es extraño, y los videojuegos forman una parte importante del mundo tecnológico.

Una gran parte de conseguir acabar con éxito un videojuego está en la utilización de trucos. Estos son códigos que se introducen mientras juegas para ayudarte a darte poderes especiales o avanzar al siguiente nivel. Muchos sitios web en Internet ofrecen estas herramientas útiles, dando tanto pequeños como grandes trucos. Por eso no es de extrañar que si tu hijo es aficionado a los videojuegos consulte a menudo un blog de tecnología para estar informado de todas las novedades sobre videojuegos.

Los límites son necesarios

Si tienes un hijo que ama los videojuegos, asegúrate de establecer algunos límites. Expresa claramente cuánto tiempo puede invertir al día en su afición. También puedes usar los videojuegos como recompensa cuando tu hijo complete las tareas de la casa. Por ejemplo, podrías configurar un sistema donde cada tarea que hace le da diez minutos de tiempo de juego extra.

Por otro lado, valora que es beneficioso que se quede en casa. De este modo ahorra dinero jugando online con amigos. Además, en estos momentos en que la pandemia de coronavirus todavía no está controlada, es importante que tu hijo encuentre formas de entretenerse sin ponerse en riesgo a él y a la familia.

La mayoría de los juegos hoy en día están disponibles para jugar en línea con otros. También puede chatear con sus amigos mientras juega. Esto es importante porque la socialización con personas de su edad no debe verse afectada por el coronavirus. Pero asegúrate de que trata con las personas correctas, nunca se sabe quién puede estar acechando al otro lado de la línea.

Es un hecho comúnmente conocido que la mayoría de los niños disfrutan jugando videojuegos. Como padre, hay varias cosas que debes monitorear cuando se trata de las experiencias de juego de tu hijo. En primer lugar, asegúrate de que los juegos de tu hijo sean apropiados para su edad. A continuación, debe establecer límites diarios sobre cuánto tiempo puede pasar el niño jugando a los videojuegos. También es muy importante tener muy claro el género de los juegos que su hijo puede jugar. Si juega desde el pc puedes consultar tutoriales de tecnología en internet, para llevar un mejor control.

Big picture

Ahorrar es de sabios

¡Alquila antes de comprar! No es raro comprar un nuevo juego, llevarlo a casa y luego jugar sólo para darse cuenta de que no está cerca de la diversión que pensabas que sería. Además, los niños se aburren de las cosas con facilidad. Si no estás muy convencido de que el juego que quiere tu hijo vale la pena, es mejor alquilar. Alquila primero y descubre si realmente ofrece lo que desea.

Considera la posibilidad de comprar videojuegos de segunda mano en lugar de nuevos. Los videojuegos pueden ser muy caros para comprarlos nuevos. Por lo tanto, si dispones de un presupuesto limitado, es posible que desees considerar la compra de videojuegos de segunda mano. Hay muchos lugares donde puedes comprar videojuegos de segunda mano, incluyendo eBay, Wallapop y tiendas Game.

Del mismo modo, puedes vender los viejos videojuegos que tu hijo ya no utiliza en Internet, en sitios de anuncios en línea. Evita usar lugares como eBay a menos que no tengas otras opciones. Prueba en el marketplace de Facebook, en Wallapop, Vinted o apps similares. Y si prefieres la opción cara a cara, seguro que encuentras un mercadillo en tu ciudad en donde puedas venderlos.

Cuida la salud de tu hijo

Asegúrate de minimizar la posibilidad de lesiones al jugar. Es importante que si tu hijo va a pasar varias horas a la semana delante de una pantalla, lo haga de manera que mantenga la columna vertebral recta. Si además utiliza ratón, es importante que el ángulo de la mano y el brazo estén en la posición correcta. La luz que desprenden las pantallas tampoco es lo mejor para sus ojos ni su piel, por lo que pensar en utilizar filtros puede ser una buena opción. Y por último, recomiéndale realizar estiramientos y tomarse descansos para movilizar su cuerpo si ves que va a pasar mucho tiempo jugando, ya sea porque son vacaciones o porque consiguió acumular muchos minutos de juego.

Esto no es una broma, tu hijo deberá fortalecer sus manos si desea poder jugar durante horas sin sufrir algún tipo de lesión o molestias a largo plazo. Las bolas de estrés son un excelente dispositivo para ejercitar los músculos de la mano entre sesiones de juego. Esto garantiza que no desarrolle calambres u otros trastornos de la mano relacionados con el juego que podrían acortar su carrera como ‘gamer’. ¡Haz que siga ejercitando esa mano para mantenerla ágil y fuerte!

Juega tú también

Un buen modo de vencer al ‘enemigo’ es unirse a él. Tal vez jugando a videojuegos con tu hijo descubras que realmente es algo de lo que tú también disfrutas. Además, el hecho de pasar más tiempo juntos os unirá más, y él se sentirá feliz de poderte enseñar algo. Siempre es bueno compartir aficiones, y de ese modo, sin ser invasivo, podrás comprender lo que le gusta y controlar que no le pase nada sin necesidad de ser autoritario. Y lo harás divirtiéndote. Todo son ventajas.