Los Animales

Clasificación de los animales terrestres y acuáticos

Definición de animales terrestres

Los animales agrupados en el hábitat terrestre tienen su cuerpo adaptado para respirar el oxigeno del aire y logran vivir en distintos ambientes como; montañas, selvas, bosques, desiertos y praderas. Ejemplos de animales terrestres son: el puma, el pudú, el tigre, el elefante, el venado, el lobo, el camello, el escorpión, la ardilla y el conejo.

La Pradera

Este hábitat presenta características muy favorables para la vida de muchas especies. Habitualmente se da en zonas del planeta que tienen un clima tamplado. Son característicos de esta zona roedores y animales pequeños.
Big image

Desierto

Un desierto es la superficie de la tierra que está total o casi totalmente deshabitada. En un desierto casi nunca llueve. Usualmente se piensa que los desiertos albergan poca vida, debido a la falta de agua. Sin embargo eso depende de la clase de desierto. La vegetación se adapta a la poca humedad y la fauna usualmente se esconde durante el día para preservar la humedad y escapar del calor.
Big image

Bosque

Es un ecosistema donde la vegetación predominante la constituyen los árboles. Estas comunidades de plantas cubren grandes áreas del globo terráqueo y funcionan como hábitats para los animales y otras plantas que se producen a su alrededor, como hongos, helechos
Big image

La selva

La selva es un territorio con abundante vegetación y una gran variedad de flora y fauna. Los animales de la selva viven en estado silvestre.
Big image

La montaña

Es una elevación de la tierra superior a 700 metros, con vegetación similar a la de la pradera, pero a medida que se asciende en ella aparecen especies más resistentes al frío.

Big image

DEFINICIÓN DE ANIMALES DE ACUÁTICOS

En el hábitat acuático encontramos todas aquellas especies que tienen su cuerpo adaptado para vivir debajo del agua.

océanos y mares (agua salada)

aquí habitan la mayor variedad de especies animales que existen en el planeta. Por ejemplo tenemos a la ballena, el pulpo el tiburón, el delfín y otros.
Big image

lagos y ríos con aguas dulces y saladas

encontramos una gran variedad de especies: camarones, salmones, truchas, etc.

Río:

El río es una corriente natural de agua que fluye con continuidad. La flora y fauna de los ríos son diferentes a la que se encuentra en los océanos porque el agua tiene distintas características, especialmente la salinidad. El agua de los ríos es dulce. Las especies que habitan los ríos se han tenido que adaptar a las corrientes y a los desniveles. Sin embargo, existen numerosas excepciones, como es el caso de los salmones que desovan en las cuencas superiores o montañosas de los ríos. Algunos peces de agua dulce son la anguila, el bagre, la piraña, la carpa, el esturión y el rutilo.
Big image

Lago:

Un lago es un cuerpo de agua dulce o salada, más o menos extensa, que se encuentra alejada del mar, y asociada generalmente a un origen glaciar. El aporte de agua a los lagos viene de los ríos y del afloramiento de aguas.

Hasta una profundidad de cien metros, cuando las aguas están bien dotadas de luz, calor, oxígeno y elementos nutritivos, se suele ver una gran riqueza de plancton, mientras que en las aguas profundas predominan las bacterias.

Big image