HACRE

HIDROARSENICISMO CRÓNICO REGIONAL Y ENDÉMICO

El Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico es una enfermedad producida por exposición de la población a la ingestión de agua que contenga sales de arsénico (hidro-arsenicismo) por un espacio de tiempo prolongado (crónico), que afecta a gran parte de la población (endémico) de una región (regional)
La distribución de agua con alto contenido de arsénico se sucede en un continuo noroeste-sudeste desde la cordillera hasta la costa atlántica. Las provincias de Argentina que presentan áreas en las que el agua tiene contenidos relativamente elevados de arsénico son: Salta, Jujuy, Catamarca, La Rioja La Pampa, Chaco, Córdoba, San Luis, Mendoza, San Juan, Santa Fé, Buenos Aires, Río Negro, Tucumán, Santiago del Estero y no se descarta que puedan ser más.

Nuestro país es uno de los más afectados por esta enfermedad, ya que las napas de los suelos de las provincias centrales están contaminadas por arsénico. Las causas son en su mayoría naturales y están relacionadas con el volcanismo y con la actividad hidrotermal asociada de la cordillera de los Andes. También existen aguas infectadas por actividades realizadas por el hombre: minería, fundiciones y el uso de herbicidas y plaguicidas que contienen arsénico.

Los efectos tóxicos del arsénico afectan a personas de todas las edades. Se absorbe por vía digestiva, inhalatoria y cutánea, para luego depositarse en otros sitios, como el hueso, el pelo y las uñas. Se elimina por orina hasta 10 dias después de la exposición y en escasas cantidades por leche materna.

Se caracteriza por provocar alteraciones cardíacas y vasculares, alteraciones neurológicas, lesiones hepáticas y renales, repercusiones en el aparato respiratorio y lesiones cutáneas. También es frecuente el cáncer de pulmón y de laringe.

El HACRE es una enfermedad prevenible. Las autoridades deben asegurar la provisión de agua segura.
Debe continuar el desarrollo de programas de educación para la salud de modo de poder disminuir la exposición y sensibilizar a las comunidades expuestas sobre estilos de vida saludables.
Se deben diseñar estrategias para prevenir la aparición de los efectos carcinogénicos a largo plazo.
Cuando estamos en presencia de fuentes de agua con contenidos de As superiores a los permitidos para el consumo de agua se pueden adoptar las siguientes medidas técnicas:
• Provisión de agua a través de acueductos
• Perforación del suelo a distintas profundidades
• Abatimiento del As con diferentes técnicas de remoción
El arsénico es un compuesto que carece de olor y un sabor especial, razón por la cual es imposible detectar su presencia en alimentos, agua o aire.
"Una de cada 100 personas que beben durante un largo período de tiempo agua con una concentración de arsénico superior a 0,01 mg/l posiblemente muera de cáncer" OMS