Blas de Otero

Besas como si fueses a comerme UN RELÁMAPAGO APENAS.

POEMA

Besas como si fueses a comerme.
Besas besos de mar, a dentelladas.
Las manos en mis sienes y abismadas
nuestras miradas. Yo, sin lucha, inerme,

me declaro vencido, si vencerme
es ver en ti mis manos maniatadas.
Besas besos de Dios. A bocanadas
bebes mi vida. Sorbes. Sin dolerme,

tiras de mi raíz, subes mi muerte
a flor de labio. Y luego, mimadora,
la brizas y la rozas con tu beso.

Oh Dios, oh Dios, oh Dios, si para verte
bastara un beso, un beso que se llora
después, porque, ¡oh, por qué!, no basta eso"
(Ángel fieramente humano, 1950,14)

LOCALIZACION Y SIGNIFICADO

La insatisfacción ante la fugacidad del amor reflejada en el instante que dura un beso.

Con una continua aliteración nos hace escuchar un beso y reflexiona sobre ese momento de eternidad.

Poema amoroso

CONTEXTUALIZACION

La trayectoria poética del autor puede definirse como el paso del yo a nosotros, es decir, de la expresión de la angustia existencial individual del poeta a la manifestación de su solidaridad con los demás seres humanos (poesía social). Ambas están relacionadas con el hombre.

A partir de 1946 el poeta sufre una profunda crisis personal. Los pilares de la fe, la religión y la amistad que le habían sustentado empiezan a tambalearse. Es ingresado en el hospital psiquiátrico de Usurbil.

De esa crisis su vocación poética sale reforzada.

Publica también Redoble de conciencia, obra con la que obtiene el Premio Boscán.


Los temas fundamentales de Ancia (1958), que es la obra que se publica recopilando Ángel fieramente humano (1950) y Redoble de conciencia (1951), son Dios, el amor y la muerte.

El hombre es un ser angustiado del que se va alejando la figura de Dios.