Estudio del interior de la Tierra

Métodos y sondeos

"Método del aldeano"

Este nombre viene del famoso libro de Julio Verne "Viaje al centro de la Tierra", y engloba a todos los métodos que intentar llegar al núcleo terrestre directa o indirectamente, como dice la novela, "cavando un hoyo muy profundo"

Existen dos tipos de estudio del centro terrestre.

MÉTODOS DIRECTOS

Consisten en observar directamente los materiales que componen la Tierra, hay varios subtipos:

  • Sondeos: son simplemente perforaciones taladradas en el subsuelo terrestre, de ellos se pueden sacar muestras y observar el terreno perforado para realizar ensayos sobre él. Pueden ser manuales o mecánicos.
  • Volcanes: los volcanes son unas estructuras que, por así decirlo, comunican el interior terrestre con el exterior. Estos expulsan lava, que son rocas fundidas formadas a más de 100 km de profundidad. Estudiándolas se podrá saber más sobre la composición terrestre.
  • Erosión de cordilleras: consiste en estudiar los materiales que quedan al descubierto por la erosión.
  • Meteoritos: al caer un meteorito se forma un cráter en la superficie terrestre, al ser profundo este cráter se estudia y a su vez el meteorito en sí que podría formar parte de una estrella antigua semejante en composición a la que formó nuestro planeta.
-Estos métodos no nos dan mucha información ya que estudian solo una pequeña parte de nuestro enorme planeta.

MÉTODOS INDIRECTOS

Se basan en cálculos y predicciones que los científicos llevan a cabo al estudiar las propiedades físicas y químicas de la Tierra. Gracias a ellos podemos saber su masa, su densidad, su volumen, etc:


  • Estudio gravimétrico: consiste en encontrar puntos en la superficie terrestre en el que haya una anomalía gravimétrica, es decir que el grafómetro no marque la gravedad teórica. Estas anomalías sirven para encontrar yacimientos minerales cuya densidad es diferente a las de su alrededor.
  • Estudio de la temperatura: el estudio del gradiente geotérmico, es decir, de las variaciones de temperatura que se detectan en la superficie terrestre, nos indican los tipos de materiales radiactivos que se encuentran alrededor del núcleo. Un buen método son las topografías sísmicas.
  • Magnetismo terrestre: la Tierra se comporta como un imán gigantesco. Actualmente gracias a la tecnología para medir nos campos magnéticos y al confeccionar los mapas, estos nos indican si las alteraciones son positivas o negativas para saber dónde hay yacimientos ricos en hierro.
  • Método sísmico: es el que más información ha aportado y consisten en el estudio de las ondas sísmicas producidas en los terremotos. Estas ondas al cambiar de velocidad cuando atraviesan los materiales, nos indican su composición.
  • Método electrónico: se basa en los cambios de conductividad eléctrica en las rocas, para estudiarla se suele medir la resistividad en lugar de la conductividad (baja en las rocas). Consiste en introducir un para de electrodos con corriente y otros dos conectados a un voltímetro para medir la diferencia de potencial. Se utiliza para detectar el lugar con exactitud de algunos yacimientos metálicos.

Sondeos importantes

  • El pozo de investigación más profundo se encuentra en la Península de Kola. Se trata de un agujero de 12 km de profundidad, aunque el proyecto finalizó por problemas económicos.También se están estudiando los fondos marinos con la ayuda de un buque de perforación submarina, que pretende obtener datos sismológicos, volcánicos,geológicos, medioambientales y climatológicos en el Pacífico hasta una profundidad de 6 Km.
  • Proyecto Mohole. Pretendía perforar la corteza hasta la discontinuidad de Mohorovicic. Fue cancelado por su alto coste en 1966
  • Perforación en el cráter Chicxulub (Yucatán, Méjico) Su objetivo era el estudio de los efectos dejados en la Tierra por el impacto del meteorito que se supone que causó la extinción de los dinosaurios
  • Perforaciones en California. Objetivo: Estudiar los fenómenos físicos y químicos que acompañan a los movimientos sísmicos.
  • Perforación en el borde del Macizo Checo (Bohemia Occidental) Es un pozo 5 km que permitirá estudiar los temblores sísmicos que se registran en Bohemia Occidental.