FRANCISCO GOYA

PINTOR Y GRABADOR ESPAÑOL

GOYA

Francisco de Goya y Lucientes nació en 1746 en el seno de una familia de mediana posición social de Zaragoza , que ese año se había trasladado al pueblecito de Fuendetodos, situado a unos cuarenta kilómetros al sur de la capital, en tanto se rehabilitaba la casa donde vivían. Su padre era un artesano de cierto prestigio, maestro dorador, cuyas relaciones laborales sin duda contribuyeron a la formación artística de Francisco. Al año siguiente volvieron a Zaragoza, si bien los Goya mantuvieron siempre el contacto con el pueblo natal del futuro pintor, como revela el que su hermano mayor, Tomás, que siguió el oficio del padre, instalara allí su taller en 1789.


Cuando Francisco tenía poco más de diez años, ya comenzados sus estudios primarios probablemente en los escolapios de Zaragoza, la familia atravesó dificultades económicas que pudieron obligar al jovencísimo Goya a ayudar con su trabajo a superar la crisis. Quizá este hecho explique que su ingreso en la Academia de Dibujo de Zaragoza, dirigida por José Luzán, no se produjera hasta 1759, una edad (trece años) algo tardía para lo que era habitual. De su actividad durante el aprendizaje con Luzán, que se prolongaría hasta 1763, se sabe poco, y, en palabras de Bozal, «nada [de la pintura de Goya] se conserva de aquellos años». Sin embargo, se han atribuido a esta etapa algunos cuadros de tema religioso que acusan el estilo barroco tardío napolitano de su primer maestro, que se puede percibir en Sagrada Familia, San Joaquin y Santa Ana ante el eterno en gloria Eterno en gloria datada, según José Manuel Arnaiz, entre 1760 y 1763. José Guldiol Ricart, sin embargo, lo data de entre 1768 y 1769. De estos momentos será igualmente el tristemente desaparecido durante la Guerra Civil Española, Armario relicario de Fuendetodos, fechado entre 1762- 1763