HERBERT SIMON

EL GURÚ A LA TEORÍA DE LA DECISIÓN.

BIOGRAFÍA


Herbert A. Simon nació en Milwaukee, Wisconsin. Estudió en la Universidad de Chicago, donde se graduó en 1936 y se doctoró en 1943. Trabajó como asistente de esa universidad (1936-1938) y también en organizaciones ligadas a la gestión de organismos públicos, en la International City Managers's Association (1938-1939) y en el Bureau of Public Administration de laUniversidad de California en Berkeley (1939-1942), donde dirigió los Administrative Measurement Studies.


Ganó el Nobel de Economía en 1978 por sus estudios pioneros acerca de los procesos de decisión en las organizaciones económicas.


OBRAS

  • El comportamiento administrativo (1947). Versión castellana en Ed. Aguilar, Madrid, 1962.

  • Teoría de la Organización (1958) escrita en colaboración con J. March. Versión castellana en Ed. Ariel, Barcelona, 1961.


HERBERT SIMON Y LA ESCUELA DE LA TOMA DE DECISIONES.

La función de la vida de Herbert Simón giró siempre en torno a la toma de decisiones. Para él, la decisión es el fin y centro de todo.

Su escuela pretende superar la doctrina de la racionalidad absoluta, pero conserva lo esencial de sus premisas básicas:


  • 1. La decisión como elemento fundamental.
  • 2. Concepción de toda acción como una combinación racional de medios y fines.
  • 3. La preeminencia de la racionalidad, así sea limitada.
  • 4. El concepto formalista jerarquizado de la organización.
  • 5. Concepción Mecanicista del trabajo.


De acuerdo con Simon, las personas simplemente intentan buscar una mínima satisfacción, es decir, tratan de alcanzar ciertos niveles de éxito para después, poco a poco, ir ajustando esa solución. Esta estructura de pensamiento, que Simon denominó racionalidad limitada estimuló muchos trabajos posteriores sobre el comportamiento de los individuos, las organizaciones y la sociedad.


Simon fue pionero en investigación sobre la forma en que deben tomarse decisiones en organizaciones económicas complejas (empresas públicas, multinacionales, etc.).


RACIONALIDAD LIMITADA

Herbert Simon, en Models of Man ('Modelos del hombre'), señala que la mayoría de las personas son sólo parcialmente racionales y que, de hecho, actúan según impulsos emocionales no totalmente racionales en muchas de sus acciones (Simon pone a Albert Einstein como ejemplo de racionalidad acotada, en sus intentos por perseguir áreas de trabajo abandonadas por otros científicos).

Simón apunta que la racionalidad personal está de hecho limitada por tres dimensiones:


1) La información disponible.

2) La limitación cognoscitiva de la mente individual.

3) El tiempo disponible para tomar la decisión.