Blas de Otero

A la inmensa mayoría

Big image

A la inmensa mayoría

Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
aquel que amó, vivió, murió por dentro
y un buen día bajó a la calle: entonces
comprendió: y rompió todos su versos.

Así es, así fue. Salió una noche
echando espuma por los ojos, ebrio
de amor, huyendo sin saber adónde:
a donde el aire no apestase a muerto.

Tiendas de paz, brizados pabellones,
eran sus brazos, como llama al viento;
olas de sangre contra el pecho, enormes
olas de odio, ved, por todo el cuerpo.

¡Aquí! ¡Llegad! ¡Ay! Ángeles atroces
en vuelo horizontal cruzan el cielo;
horribles peces de metal recorren
las espaldas del mar, de puerto a puerto.

Yo doy todos mis versos por un hombre
en paz. Aquí tenéis, en carne y hueso,
mi última voluntad. Bilbao, a once
de abril, cincuenta y uno.

Significado

Plasma la muerte de la concepción poética que


el sujeto lírico había cultivado en sus primeros


años. Para ello muestra la imagen de un poeta


que baja a la calle y se da cuenta de la injusta y


cruda realidad. Con su poesía intentará cambiarla.


pasando directamente a tener la necesidad de


romper todo lo dicho anteriormente para crear una


nueva poesía.

Localización

La poesía da un claro paso hacia el “nosotros” gracias a que


el escritor se da cuenta de que forma parte de un todo que es


una sociedad fundamentada en unos valores y principios que


no comparte y considera retrógrados, lo que hace que tenga la


necesidad de querer cambiarla a través de la mejor arma que


puede ofrecer, la poesía. Todo ello va a llevar a la simplificación


del lenguaje poético que va a tratar de llegar “A la inmensa


mayoría”. Esta conciencia poética se inicia en Blas de Otero en


1955 con Pido la paz y la palabra, iniciándose una vertiente poética


que se desarrollará durante los próximos años y que se conoce


con el nombre de poesía social.