La violencia escolar

¿Cómo prevenirla?

¿Qué es la violencia?

Si bien no es raro que los términos de agresividad y violencia se utilicen como sinónimos, el primero se emplea casi siempre para expresar la tendencia a tacar o dañar. En otras ocasiones, la palabra agresividad se utiliza en el sentido de iniciativa o de capacidad positiva que permite al sujeto comunicarse y superar dificultades. Esta dualidad del vocablo permite hablar de agresividad benigna y maligna. La violencia, aunque admita gradación, sería la versión perversa de la agresividad.

¿Qué es la violencia escolar?

La violencia contempla los actos que se ejercen con la intención de lograr una cosa a través del uso de la fuerza. La conducta violenta, por lo tanto, busca dañar física o mentalmente a otra persona para someterla.


En el caso de la violencia escolar, está dada por la conducta que se desarrolla en el seno de una escuela y que tiene la finalidad de generar algún tipo de daño en dicho marco.

La violencia escolar puede desarrollarse dentro de la escuela (en un aula, un pasillo, un patio, etc.) o en otros sitios que están vinculados a ella. Sus víctimas pueden ser estudiantes, docentes, trabajadores de la escuela o familiares de los alumnos.


Dentro de la violencia escolar podemos subrayar que existen tres tipos que se determinan en función de quien es el agresor y quien el agredido. Así, por ejemplo, podemos hablar en un primer término de lo que es la violencia de alumnos hacia otros alumnos. Esta se traduce tanto en lesiones de diversa índole como en hurtos de objetos personales, en ataques sexuales o en homicidios.

En los últimos años este tipo de violencia ha dado lugar a casos conocidos en todo el mundo en el que las víctimas, “machacadas” y humilladas hasta límites insospechados, han acabado suicidándose.

¡Tú puedes ayudar a prevenir la violencia!

El humillar a alguien no te hace orgulloso, ni fuerte, mucho menos poderoso, simplemente te hace miserable.

¿Cómo prevenir la violencia escolar?

Aquí te dejamos algunas estrategias que puedes utilizar para prevenir la violencia escolar:



  • Programas de consejería y para el manejo del coraje.
  • Programas de mediación y resolución de conflictos.
  • Un sistema confidencial que le permita a los jóvenes alertar al personal escolar sobre sus preocupaciones con relación a sus compañeros. Es importante recalcar la diferencia entre ser un "soplón" y proteger su seguridad.
  • Intervenciones de alcohol y drogas para los jóvenes y sus familias.
  • Enlaces con las agencias que le sirven a jóvenes y con las agencias policíacas en la comunidad.
  • Horario escolar extendido para actividades recreativas organizadas, cuido de niños, etc.
  • Clases sobre las destrezas de cómo ser buenos padres.
  • Centros de crisis localizados en la escuela con personal profesional que pueda trabajar con los jóvenes violentos. El centro también puede ser utilizado como un lugar para calmarse o "enfriarse".
  • Un equipo de crisis que incluya maestros, administradores y otro personal escolar.
  • Ofrecerle a todo el personal escolar adiestramientos sobre el manejo de jóvenes violentos.
  • Vigilancia por guardias y personal escolar.
  • Padres que trabajen como guardianes o asistentes de maestros.
  • Códigos de disciplina y vestimenta.
  • Políticas de cero tolerancia.

Elaborado por:

Marissa Alejandra Garza Calvillo, alumna de la Benemérita Escuela Normal de Coahuila