ALZHEIMER

Enfermedad neuronal

Alzheimer

es una enfermedad degenerativa del cerebro para la cual no existe recuperación. Lenta e inexorablemente, la enfermedad ataca las células nerviosas en todas las partes de la corteza del cerebro, así como algunas estructuras circundantes, deteriorando así las capacidades de la persona de gobernar las emociones, reconocer errores y patrones, coordinar el movimiento y recordar. A lo último, la persona afligida pierde toda la memoria y funcionamiento mental.

CAUSAS

Los científicos todavía no entienden completamente qué causa esta enfermedad, pero está claro que se desarrolla debido a una compleja serie de eventos que ocurren en el cerebro a través de un largo periodo de tiempo. Es probable que las causas incluyan factores genéticos, ambientales y del estilo de vida.

Debido a que las personas difieren en cuanto a su composición genética y sus estilos de vida, la importancia de estos factores para prevenir o retrasar esta enfermedad varía de persona a persona

SIGNOS Y SINTOMAS

1.) Pérdida de la memoria

Olvidar información recién aprendida es uno de los síntomas iniciales más comunes de demencia. Una persona comienza a olvidar con más frecuencia y es incapaz de recordar la información más tarde.

¿Qué es normal? Olvidarse de nombres o citas de vez en cuando.


2.) Dificultad para realizar tareas familiares


Las personas con demencia a menudo les resulta difícil planificar o completar las tareas diarias. Las personas pueden perder la pista de los pasos involucrados en la preparación de una comida, hacer una llamada telefónica o jugar un juego.

¿Qué es normal? A veces olvida por qué entró a una habitación o lo que iba a decir.


3.) Problemas con el lenguaje

Las personas con la enfermedad de Alzheimer olvidan palabras simples o sustituyen palabras inapropiadas, por lo que su forma de hablar o escribir en ocasiones se vuelve difícil de entender. Ellos pueden ser incapaces de encontrar el cepillo de dientes, por ejemplo, y en lugar de pedir el cepillo de dientes preguntan por "la cosa para mi boca."

¿Qué es normal? Olvidarse de nombres o citas de vez en cuando.


4.) Desorientación en tiempo y lugar

Las personas con enfermedad de Alzheimer pueden perderse en su propio barrio, olvidar dónde están y cómo llegaron allí, y no saber cómo regresar a casa.

¿Qué es normal? Olvidarse del día de la semana o al lugar donde se dirigía ocasionalmente.

5.) Falta o disminución del juicio


Las personas con Alzheimer pueden vestirse inapropiadamente, usando varias capas en un día caluroso o muy poca ropa en el frío. Ellos pueden mostrar poco juicio, como regalar grandes sumas de dinero

¿Qué es normal? Tomar una decisión cuestionable o discutible de vez en cuando.


6.) Problemas con el pensamiento abstracto


Alguien con la enfermedad de Alzheimer puede tener dificultades para realizar tareas mentales complejas, como olvidar para que sirven los números y cómo deben ser utilizados.

¿Qué es normal? Tener dificultad para balancear una chequera.


7.) Perder las cosas


Una persona con enfermedad de Alzheimer puede poner cosas en lugares insólitos: una grabadora en el congelador o un reloj de pulsera en la azucarera.

¿Qué es normal? Perder las llaves o la billetera temporalmente.


8.) Cambio en el estado de ánimo o el comportamiento


Alguien con la enfermedad de Alzheimer puede mostrar cambios en el estado de ánimo rápidamente desde la calma a las lágrimas o hasta la ira, sin razón aparente.

¿Qué es normal? Sentirse triste o de mal humor ocasionalmente.


9.) Cambios en la personalidad


Las personalidades de los individuos con demencia pueden cambiar drásticamente. Pueden llegar a ser muy confundidas, desconfiadas, temerosas o depender de un miembro de la familia.

¿Qué es normal? La personalidad de la gente no cambia tanto con la edad.

10.) Pérdida de la iniciativa


Una persona con enfermedad de Alzheimer puede volverse muy pasiva, sentarse frente al televisor durante horas, dormir más de lo normal o no querer hacer las actividades habituales.

¿Qué es normal?
A veces sentirse cansado del trabajo o de las obligaciones sociales.

TRATAMIENTOS

La enfermedad de Alzheimer es una patología de evolución lenta. Desde que aparecen los primeros síntomas hasta que se inicia una etapa de mayor gravedad pueden pasar años, dependiendo de cada persona, entre 5 y 20. Por el momento no existe ningún tratamiento que revierta el proceso de degeneración que comporta esta enfermedad. Sin embargo, sí se dispone de algunos fármacos que pueden retrasar, en determinadas etapas de la enfermedad, la progresión de la patología.

Se utilizan los anticolinesterásicos o inhibidores de la acetilcolinesterasa, fármacos que elevan los niveles de acetilcolina en el cerebro. Tacrina, donepezilo y rivastigmina son los fármacos indicados en las primeras etapas de la enfermedad. Con estos medicamentos se mejoran las fases iniciales y moderadas de la patología, retrasando el deterioro de la memoria y la atención. Este tipo de tratamiento se combina con otro sintomático, que se administra, a medida que el paciente va denotando diversos síntomas que acompañan al mal de Alzheimer, tales como la depresión, estados de agitación, alteraciones del sueño, o complicaciones más tardías del tipo incontinencia de esfínteres,estreñimiento, infecciones urinarias, úlceras provocadas por la inmovilidad o tromboflebitis.

La vacuna, AN-1792, se basa en una forma sintética de la proteína beta amiloide, proteína que conforma las placas en los cerebros de los pacientes con Alzheimer y estimula al sistema inmunológico para eliminar las placas ya formadas y evitar la aparición de otras nuevas.