Plazas de Pontevedra

Praza de la Leña

En esta plaza se vendían los productos necesarios para alimentar el fuego y cocinas, tales como piñas y leña.

En el centro de la plaza encontramos un precioso crucero del siglo XVI, esta plaza fue y es fuente de inspiración para muchos escritores y pintores y una de las plazas más fotografiadas por los turistas en Pontevedra.

Se trata de la típica plaza Gallega con casas de sillares de granito, soportales y galerias.

Esta rodeada de varios bares que disponen de terraza para poder tomar algo al aire libre.

En una parte de la plaza se encuentra el museo de Pontevedra, fundado por la Diputación de Pontevedra el 30 de diciembre de 1927, dispone de cinco edificios para disposiciones.

Praza de la Verdura

La plaza de la Verdura es una de las plazas más importantes del casco antiguo de Pontevedra.

Se trata de una plaza típicamente gallega, con sus casas de piedra, sus soportales y su bonita fuente.

En primavera y verano es la mejor época para visitarla por sus adornos de flores en todos sus balcones y sus numerosas terrazas que la hacen uno de los mejores sitios para decidirse a comer o a cenar al aire libre tranquilamente.

Las terrazas suelen tener gente, puesto que la plaza está situada por el centro y es una plaza que llama bastante la atención.

En el siglo XIX se instaló en esta plaza la fábrica de la luz, siendo Pontevedra una de las primeras ciudades españolas en contar con este servicio

Es una de las plazas más bonitos de Pontevedra, donde tiene una fuente de un estilo del que quedan muy pocas en Pontevedra.

Praza de la Ferreria


La Praza da Ferrería, o plaza de la Ferrería, es uno de los lugares más emblemáticos de Pontevedra y el centro de la vida social de esta localidad. Se encuentra situada en el casco antiguo junto a varios monumentos y edificios impresionantes como la iglesia de la Peregrina.
Es una plaza con una gran historia y muy antigua y, por si fuera poco, siempre ha sido uno de los lugares más relevantes de la ciudad. Su nombre se debe a que antiguamente había forjas en sus soportales.
En la plaza de la Ferrería siempre hay bastante gente y sobre todo los fines de semana. Además. Cuando se celebra cualquier tipo de acontecimiento en la ciudad esta plaza suele estar llena de gente.

El nombre de la plaza procede de los herreros que en los soportales construían las corazas de acero con falda de mallas o láminas, armaduras con barbote, lanzas, espadas y puñales que por su buen temple, tan funestas fueron en las batallas.

El suelo de la Herrería estaba sembrada por escorias de hierro, más tarde se cubrió de tierra y en 1903 se pavimentó.

Hoy en día la plaza está presidida por dos edificios de estilo modernista, construidos en los años 20, y por las preciosas camelias que rodean toda la plaza que, cuando están en flor, aún hacen más agradable su contemplación.





Praza de la Peregrina

Se encuentra en el casco antiguo de la localidad y fue construída en 1778. El templo es de estilo barroco tardío con formas neoclásicas y destaca sobre todo por su fachada circular. La peregrina es el lugar de encuentro de muchos pontevedreses y centro de la ciudad, en ella hay mucha variedad de tiendas. La virgen de la Peragrina está muy relacionado con las peregrinaciones, muchos peregrinos para en la plaza para visitar la iglesia, sacar algunas fotos y reponer fuerzas.
La iglesia de La Peregrina fue construída en honor a la Virgen que guiaba hasta Santiago de Compostela a los peregrinos que desembarcaban en la localidad de Baiona.
En el año 1982 esta iglesia fue declarada monumento histórico-artístico.

Praza de Santa María

En esta plaza se encuentra la Iglesia Santa María, es sin duda el mejor ejemplo de arquitectura religiosa de toda la ciudad. El nombre de la plaza le viene a que al fondo de la misma se localiza la gran iglesia, hoy considerada basílica de Santa Maria la Mayor, el emblemático edificio de Turismo de las Rias Bajas, y el moderno Centro de Interpretación de las Torres Arzobispales que permite acercar al público el conocimiento sobre lo que fue uno de los monumentos emblemáticos de la historia de Pontevedra, con el puente medieval y la iglesia de Santa María la Mayor.
La plaza de Santa María es un lugar amplio y tranquilo donde suelen jugar los niños pequeños todas las tardes al salir del colegio, tambien suele haber gente jugando al fútbol, patinando o gente mayor hablando,

En una parte de la plaza se encuentra una fuente, con agua potable donde puedes beber.

Por los lados hay algunos bares con terrazas.

Praza do Peirao

Esta pequeña plaza tiene en su centro una fuente de hierro muy similar a la fuente de la plaza de Orense donde se sitúa el convento de San Francisco. Tiene una preciosa fuente con base de piedra la cual remata en una curiosa estatuilla.
Desde esta plaza se puede ver el río Lérez, ya que está a pocos metros de esta.

Como pueden observar en la foto, posee una gran belleza con un bonito jardín y algunos naranjos que dan un tono de alegría a la plaza.

En los días soleados, puedes disfrutar del maravilloso paisaje en una de las terrazas que rodean a dicha plaza.