COSMETO-VIGILANCIA

YULI MARIET TENORIO GUERRERO

CREMA PIEL DE SEDA VIANSIL, presenta una alerta internacional

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos -Invima- informa a la ciudadanía que la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios -Cofepris-, agencia sanitaria de México, emitió alerta sanitariai por la presencia de mercurio en la “Crema Piel de seda” Viansilk, que estaba siendo comercializada para el tratamiento del acné, blanqueamiento de la piel y eliminación de verrugas. En comunicación oficial, Cofepris advierte que el producto mencionado es fabricado en México y comercializado en establecimientos distribuidores en varios estados de ese país, así como en los Estados Unidos de América. EL 28 de enero de 2016, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos de América -FDA-, por sus siglas en inglés, solicitóii a los consumidores abstenerse de comprar y usar la crema para blanquear la piel denominada "Crema Piel de Seda Viansilk debido al riesgo de envenenamiento por mercurio que presenta este producto

Fuente: www.invima.com.


circular alerta internacional

Estudio descriptivo de dermatitis de contacto por cosméticos en Medellín, Colombia

http://revistasocolderma.org/files/dermatitis%20de%20contacto.pdf

A pesar de que la dermatitis de contacto por cosméticos es un problema frecuente en la población general, parece que su prevalencia está subestimada.

Objetivos. Describir las características clínicas de los pacientes con dermatitis de contacto por cosméticos, y detectar los alérgenos responsables, la frecuencia de los mismos y los productos implicados. Métodos. Se hizo un estudio observacional descriptivo, retrospectivo y prospectivo, en un periodo de ocho años y nueve meses de los pacientes con hallazgos clínicos sugestivos de dermatitis de contacto por cosméticos, remitidos para pruebas de parche. Resultados. Se practicaron pruebas de parche para cosméticos a 187 pacientes. En 145 de ellos, las pruebas resultaron positivas a alérgenos presentes en los cosméticos (141 mujeres y 4 hombres). Se detectaron 387 resultados positivos por alérgenos presentes en los cosméticos. Los alérgenos más frecuentemente implicados en estas pruebas positivas fueron: sulfato de níquel (40,5%), cloruro de cobalto (21,08%), timerosal (15,33%), resina de toluensulfonamida (13,89%), bálsamo del Perú (9,19%) y mezcla de fragancias (7,56%). Los productos cosmé- ticos implicados con mayor frecuencia en el usuario fueron las pestañinas y delineadores (25%), las cremas para el cuidado facial (9,72%) y los perfumes (8,3%). Con la serie estándar de pruebas se detectaron 230 (59,4%) de los alérgenos positivos, con la serie cosmética de pruebas, 107 (27,6%), y con los productos proporcionados por los pacientes, 50 (12,9%). Conclusión. La alergia de contacto a los cosméticos es bastante prevalente cuando existe sospecha clínica. La serie estándar de pruebas es insuficiente para detectar todos los casos, razón por la cual es importante practicar las pruebas de parche, no sólo con ella, sino con las series específicas de pruebas para cosmé- ticos y con productos proporcionados por los pacientes.


fuente: http://revistasocolderma.org/files/dermatitis%20de%20contacto.pd

Greenpace avisa de peligros tóxicos en ciertos cosméticos, jabones y champús


Según la Organización Greenpeace famosas marcas de cosméticos, champús y jabones, incluyendo marcas de lujo, contienen químicas potencialmente tóxicas.

Eileen Cardet

MIAMI, Florida - Hay acetato de plomo en tintes de pelo, formaldehido en los champús y plomo puro en los pintalabios. Estos ingredientes son tóxicos y hasta carcinógenos. Según la Organización Greenpeace famosas marcas como Armani, Christian Dior, Chanel y otras elaboran sus productos con estos químicos muchos derivados del petróleo que pueden causar además asma y llegar a tener efectos adversos sobre la reproducción y/o desarrollo humano.

A continuación te damos una lista de 10 químicos que será bueno buscar en las etiquetas de tus maquillajes. No se trata de aterrarte y salir corriendo a tirar todo a la basura, mas sí de evitar su uso en la medida de lo posible:

1. Lauril Sulfato de Sodio. Usado como agente limpiador para hacer los productos espumosos y burbujeantes, es un contaminante que puede causar cáncer. Búscalo en las etiquetas también como Sulfato de Sodio Laureth.

2. Triclosán. Utilizado principalmente en desodorantes, antitranspirantes, limpiadores, antibacteriales y desinfectantes de manos, se sospecha que interfiere con las funciones hormonales.

3. Formaldehídos. Usados como conservadores en cosméticos, son tóxicos y se han reconocido como carcinógenos. Búscalos como DMDM Hidantoína, Diazolidinil Urea, Urea Imidazolidinil, Metenamina, Quarternium 15 e Hidroximetilglicinato de Sodio.




4. Parabenos. Son ampliamente utilizados como conservadores en cosméticos. Se sospecha que interfieren en las funciones hormonales. Busca ingredientes que terminen en "parabeno" como Metilparabeno.

5. Compuestos de Polietilenglicol (PEG). Son ampliamente utilizados en los cosméticos de bases cremosas. Pueden interferir en tu desarrollo físico y dañar el sistema nervioso. Busca ingredientes con las letras "etil" o "glicol".

6. Butilhidroxianisol (BHA) y Butilhidroxitolueno (BHT). Son conservadores y antioxidantes utilizados principalmente en maquillajes y cremas humectantes. El BHA es tóxico para el sistema inmunológico y un posible carcinógeno. El BHT puede ser tóxico para el sistema inmunológico, piel, pulmones e hígado. Ambas sustancias pueden causar reacciones alérgicas, interferir con las funciones hormonales y favorecer el crecimiento de tumores.

7. Pfenilendiamina. Son colorantes usados en tintes para el cabello y aparecen en la etiqueta del producto como colores "CI" seguidos de un número de cinco dígitos. Se ha demostrado que estos alquitranes de carbón son cancerígenos.

8. Dietanolamina (DEA, MEA o TEA). Son químicos utilizados para hacer los productos más cremosos o espumosos. La DEA y sus compuestos irritan la piel y ojos, pueden ser tóxicos para los sistemas inmunitario y nervioso, y pueden reaccionar con otros ingredientes de los cosméticos formando tóxicos cancerígenos.

9. Ftalato de Dibutilo. Usado principalmente en productos para uñas y en perfumes, en experimentos de laboratorio se ha demostrado que aunque no es un cancerígeno por sí solo, sí puede aumentar la capacidad de otros químicos de causar mutaciones genéticas e interferir con la función de las hormonas causando problemas reproductivos y de desarrollo.

10. Siloxanos. Usados en los cosméticos para suavizarlos, ablandarlos y humedecerlos, se sospecha que interfieren con las funciones hormonales y causan toxicidad en el hígado. Búscalos como Ciclometicona e ingredientes que terminan en "siloxano" como Cyclotetrasiloxano.

Fuente: http://www.univision.com/noticias/greenpace-avisa-de-peligros-toxicos-en-ciertos-cosmeticos-jabones-y-champus

Big image

YULI MARIET TENORIO GUERRERO

Correo. ytenorio@unab.edu.co

Municipio. Tumaco

Departamento: Nariño

Celular: 3166392661

ONG alerta sobre sustancias usadas en champú para bebés de J&J


El grupo de activistas de Campaña por Cosméticos Seguros alerta sobre los posibles riesgos para salud de un conservante usado en la fabricación de champú para bebés de Johnson & Johnson.

La Campaña por Cosméticos Seguros (Campaign for Safe Cosmetics), un grupo de organizaciones sin fines de lucro que promueve la prohibición del uso de sustancias nocivas en la fabricación de cosméticos, alertaron hoy sobre los efectos secundarios de un conservante quaternium 15, empleado en la línea Johnson’s Baby Shampoo.

El Tiempo

Activistas instaron hoy a los consumidores a no comprar un champú para bebé fabricado por Johnson & Johnson hasta que la compañía deje de usar un conservante considerado por Estados Unidos como posible disparador de algunos tipos de cáncer y alergias de la piel. En respuesta, Johnson & Johnson dijo que ha estado trabajando en la eliminación gradual de los conservantes que liberan formaldehído de sus productos para bebé desde el 2009, cuando la Campaña por Cosméticos Seguros planteó por primera vez su preocupación ante la compañía sobre su champú. “Sabemos que algunos consumidores están preocupados por el formaldehído, es por eso que ofrecemos muchos productos sin conservantes que liberan formaldehído, y estamos eliminando este tipo de conservantes de nuestros productos para bebés en todo el mundo”, dijo la compañía en un comunicado.

La Campaña por Cosméticos Seguros, dijo en un informe que la empresa de salud utiliza el conservante quaternium 15 en la línea Johnson’s Baby Shampoo vendida en Estados Unidos y otros países. El quaternium 15 se agrega a muchos productos cosméticos para que no se deterioren y contaminen, y el conservante funciona liberando formaldehído para matar las bacterias. El Departamento de Salud de Estados Unidos dijo que se sabe que el formaldehído causa cáncer, aunque la exposición es difícil de evitar pues es ampliamente utilizado de alguna forma en productos de consumo y sus rastros se encuentran en el aire, sobre todo dentro de la casa. La exposición repetida también puede aumentar el riesgo de que una persona desarrolle reacciones alérgicas en la piel, de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. No hay restricciones sobre el uso de conservantes que liberan formaldehído en cosmética. “Es claro que no hay necesidad de que Johnson & Johnson exponga a bebés a un conocido carcinógeno cuando la compañía ya está haciendo alternativas más seguras”, dijo en un comunicado Lisa Archer, directora de la Campaña por Cosméticos Seguros en la Fundación sobre Cáncer de Mama. La compañía ya está fabricando champú para bebé libre de ese compuesto químico para su venta en Japón, Sudáfrica, los Países Bajos y el Reino Unido, entre otros lugares.

Fuente:http://nmnoticias.ca/7458/ong-alerta-sobre-sustancias-usadas-en-champu-para-bebes-de-jj/

Plomo en lápices labiales: Riesgos maquillados para la salud

febrero 8, 2010









La prohibición de utilizar plomo en productos que tienen contacto directo con el organismo humano data de mucho tiempo atrás. Sin embargo, la industria cosmética continúa empleándolo en la producción de lápices labiales. Si bien numerosos organismos advirtieron sobre esta situación (y acusaron a empresas directamente), los intereses económicos desestiman acciones futuras. Mientras tanto, millones de mujeres utilizan los labiales desconociendo los peligros que traen para su salud.

Es ampliamente conocido que una mujer, desde temprana edad, utiliza lápiz labial para una fiesta de cumpleaños o una salida… Con el correr de los años y la inserción en el mundo laboral el uso de maquillaje se hace más frecuente y los retoques se repiten unas cuantas veces por día.

Conociendo esta realidad que viven millones de mujeres en todo el mundo, una organización norteamericana llevó a cabo una operación llamada “Campaña para cosméticos seguros (Campaign for safe cosmetics)”. En el informe publicado detallan los resultados de su investigación sobre lápices labiales: más de la mitad contienen trazas de plomo.

El estudio, llevado a cabo en 2007, señala que un 61 por ciento de los labiales tenían niveles de entre 0,3 y 0,65 partes por millón (ppm) de plomo.

Esta campaña fue llevada a cabo por una coalición de organizaciones sin fines de lucro entre quienes se encontraban organizaciones de salud pública, grupos ambientalistas y derechos de los consumidores dedicados a defender la eliminación de químicos de los cosméticos.

De boca en boca

Los resultados del estudio mencionado, rápidamente se esparcieron: surgió una cadena de correo electrónico que incluía las diez marcas que más plomo contenían. Entre ellas, se encontraban compañías reconocidas a nivel mundial que cuentan con variadas líneas de negocios (como indumentaria y perfumes). La presencia del metal se debía a la extensión de la duración del color por más horas y para evitar los constantes retoques.

Del mismo modo, el estudio pone de manifiesto que un 39 por ciento de los pintalabios no tenía “niveles detectables” de plomo.

Contrariamente a lo que se podría llegar a creer, su presencia no estaba relacionada con el precio.

Una cuestión de estado

Ese mismo informe generó polémica en relación a los organismos estatales y también individuos particulares.

√ La Administración Federal de Fármacos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) no establece límites para el contenido del plomo en la pintura de labios porque no tiene competencia para intervenir en regulaciones sobre cosméticos aunque sí sobre alimentos. A modo de ejemplo, sitúa el límite de lo permitido en los caramelos, de un 0,1 ppm.

√ El periodista de investigación norteamericano Mark Schapiro en una publicación llamada “Expuestos: la toxicidad de los productos cotidianos y cómo se pone en juego el poderío estadounidense”, dijo lo siguiente: “Ni el esmalte de uñas, ni la sombra de ojos, ni el champú… esencialmente, los productos de cuidado personal, nada de eso está regulado por la FDA porque esta no tiene el poder para regularlos”.

Schapiro realizó una crítica severa a los organismos de control norteamericanos y la dificultad para obtener detalles de las toxinas. “Sólo sé qué tipo de materiales contienen los cosméticos, no porque la FDA nos haya informado, sino porque la Unión Europea ha tomado medidas para prohibir esas sustancias y ha divulgado una lista”, agregó.

√ Estos informes llamaron la atención de algunos legisladores en Washington. John Kerry de Massachustts, Barbara Boxer y Dianne Feinstein de California pidieron en esa oportunidad que la comisión del Dr. Andrew C. von Eschenbach del FDA investigue los productos del lápiz labial que contenían niveles del plomo sobre el límite legal.

√ De acuerdo con los senadores, la campaña destaca una “carencia de cuidado”, ya que los consumidores están injiriendo directo el plomo cada vez que usan uno de estos productos del lápiz labial. “Es hora que el FDA comience a tomar esta responsabilidad más seriamente, agregó el ex candidato a presidente de los Estados Unidos.

Consecuencias para la salud

Aunque este correo electrónico haya advertido que el uso reiterado de esta sustancia en la piel pueda provocar cáncer, no hay evidencias que así lo demuestren. Sin embargo, las consecuencias para la salud son numerosas. El Doctor Fabián Tuysuz, médico dermatólogo, sostiene que “el principal problema que tiene el plomo es que no se metaboliza en el organismo, no se absorbe, con lo cual permanece en el cuerpo por mucho tiempo”.

En el corto plazo, pueden manifestarse eczemas en los labios: “Aunque se trate de algo nocivo, en el largo plazo es beneficioso ya que, al observar esta reacción, la mujer deja de usar el producto”, afirma el especialista.

El tema es que esto no ocurre en todas las mujeres y, como la mayoría desconoce la existencia de esta sustancia en los lápices labiales, lo utilizan diariamente.

En el largo plazo, el plomo puede causar esterilidad, abortos espontáneos y algunas manchas grisáceas en la piel. Esto se ve facilitado porque la semi-mucosa que compone los labios tiene una absorción mayor que la piel común del resto del cuerpo.

Tuysuz Gálvez agrega: “El problema es que no se sabe cuánto plomo se acumula en el cuerpo a lo largo de los años”.

Asimismo, hay que considerar otros posibles damnificados. Algunos niños utilizan estos productos para pintarse en sus juegos o también absorben esta sustancia cuando sus madres los besan (los efectos en este caso serían menores).

Maquillamos nuestra imagen

Al conocer los resultados de este estudio, las empresas de cosméticos, al ver amenazada su credibilidad y trayectoria, salieron a defenderse.

Una reconocida firma de cosméticos norteamericana anunció la falsedad del contenido del mail y argumentando que el plomo se encuentra presente en el aire y el agua, e incluso en comidas y bebidas que ingerimos directamente.

Según esta empresa, la cantidad de plomo a la que se expone una persona cuando usa un labial es cien veces menor a la cantidad de plomo que respira, toma o come.

Otra marca de cosméticos de ese mismo país con más de un siglo de existencia afirmó que sus labiales no contienen este metal pesado. En cambio, su fabricación se basa en seda microcristalinas de abeja y muchos productos que están regulados y aceptados por la autoridad sanitarias competentes.

Organismos involucrados

Los organismos encargados de controlar la seguridad de los consumidores también se vieron amenazados.

  • La Asociación de Cosmética, Fragancias y Tocador (CTFA) de Estados Unidos desmintió el contenido del mail al igual que la Directiva Cosmética Europea. Más aún, este organismo aclaró que prohíbe el uso de plomo y de sus sales.
  • En Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) emitió una disposición (5572_2005) que prohíbe “la utilización de Acetato de Plomo en productos cosméticos” y exige el retiro de circulación de aquellos que la contienen. Esto rige tanto para aquellos de fabricación local como para los importados, a partir de marzo de 2006.
  • Con esto se admitió la existencia y comercialización de productos con ese metal para consumo humano.

Estrategia defensiva

Si bien se admite que el tema no ocupa un lugar privilegiado en la agenda periodística de los últimos tiempos, la cuestión adquiere vigencia desde el momento en que varios países con gran cantidad de compañías no han producido regulaciones.

Los intereses económicos son numerosos: las empresas de cosméticos abarcan otros negocios y cuentan con organismos de prensa propios que salieron a dar explicaciones frente a las agresiones.

Aún más grave fue la actitud que tomaron ciertas publicaciones dirigidas al público masivo que prestaron sus páginas para que las empresas manifestaran su defensa.