LIDERAZGO EN LA ORGANIZACIÓN

Stefany Segueri

Definicion

Es la habilidad del líder para orientar el trayecto a seguir, a través de la estimulación, de todas las áreas que conforman un sistema de organizaciones; potenciando al máximo cada una de ellas y logrando, a través de la creatividad, la consecución de objetivos y la satisfacción de las necesidades de la empresa.


Hace referencia a la habilidad o capacidad interpersonal del líder o el proceso a través del cual éste influye, induce y anima a los empleados a llevar a cabo los objetivos de la empresa con entusiasmo y por propia voluntad.

Características del liderazgo organizacional

  • existencia de planes
  • un procedimiento estandarizado
  • formalización
  • firmeza organizacional
  • tienden a equilibrar la relación grupo-líder.

Características del líder

Para ejercer el liderazgo en la empresa, es necesario estar dotado de una serie de características que lo conviertan en un modelo a seguir para sus trabajadores y colaboradores.

  • Es carismático: tiene el poder de convencimiento y persuasión. Sabe cómo dirigirse a las personas y motivarlas para que utilicen todo su potencial en la actividad que realizan. Inspira respeto y admiración.

  • Tiene confianza: proyecta seguridad y confianza en sí mismo y en su equipo de trabajo. Es una persona con mentalidad positiva que trabaja por la mejora continua y la resolución efectiva de los problemas.

  • Promueve el diálogo: tiene en cuenta las ideas y opiniones de todas las personas con las que trabaja, incentiva el diálogo para disipar las diferencias que puedan surgir dentro del equipo y favorece el debate basado en la argumentación.

  • Se adapta a los cambios: está preparado para afrontar nuevos retos, adaptarse a las necesidades y exigencias del entorno, cambiar los procesos ineficientes e identificar oportunidades de negocio.
  • Innova: siempre está buscando la forma de agregarle valor a su producto o servicio, introducir novedad en el mercado y mejorar los procesos operativos de la organización.

  • Toma decisiones: toma decisiones en el momento preciso y asume la responsabilidad que le corresponde. No actúa a la ligera y pone en una balanza los pros y los contras de su elección.

  • Motiva a su equipo: reconoce la labor de sus colaboradores y los motiva a seguir trabajando por el logro de los objetivos. Un buen líder no se atribuye los resultados ajenos.

  • Tiene iniciativa: no solo resalta por su capacidad de análisis y argumentación, sino también por su capacidad para proponer y tomar iniciativas que conlleven una mejora para la empresa.

  • Sabe delegar: se gana el respeto en lugar de imponerlo y no se considera imprescindible, pues trabaja para que su área funcione aunque él no esté presente. Confía en su equipo y le delega responsabilidades.

  • Escucha: es capaz de escuchar los diferentes puntos de vista y tomar lo mejor de cada uno. No hace juicios a priori y reconoce que no siempre tiene la razón.

  • Es receptivo: analiza constantemente su entorno, se informa sobre el mercado y la competencia y comunica sus ideas de forma clara y coherente.

  • Aplica el autocontrol: da ejemplo por medio de sus acciones. Sabe controlar sus emociones en momentos de mucha presión y no se altera fácilmente.

Las organizaciones dependen, para crecer y perdurar del liderazgo, de sus dirigentes y esto es válido para las que tienen fines de lucro y las que no. Ya que las organizaciones dependen del líder.

Un buen líder debe reunir cuatro condiciones; compromiso con la misión, comunicación de la visión, confianza en sí mismo e integridad personal; Si tiene la confianza en sí mismo podemos decir que es un buen líder, ya que no dudaría de las decisiones que él tome, se entiende también que es optimista, que es comprometido a la función que desempeña en la organización.

Actualmente para una empresa es importante contar con personas líderes, ya que de esta manera facilita que los objetivos que se persigan, sigan el curso correcto, por otra parte, los seguidores de los lideres ocupan un papel importante, ya que ellos son los que ejecutan las acciones que le son encomendadas para que de esta manera, trabajando en conjunto los líderes y seguidores logren los objetivos y el crecimiento de la empresa.

PRINCIPIOS MÁS IMPORTANTES PARA EL LIDERAZGO EN LA ORGANIZACIÓN:

Armonía de objetivos: En la medida en que ellos puedan armonizar las metas personales con las metas de la empresa, más eficaz y eficiente será ésta.


La motivación: Debe determinar con sumo cuidado la estructura de recompensas.


El liderazgo: Dado que las personas tienden a seguir a quienes contemplan como medio para satisfacer sus metas personales, a medida que los administradores atiendan mejor lo que motiva a sus subordinados y la forma que operan los motivadores, es más probable que sean más eficientes.


Integridad de la comunicación: A medida que sean orales, escritos y no verbales, así como también la conducta moral del emisor, mayor será la aceptación del mensaje por el receptor.

EMPRESA PYME

Las funciones de dirección y Supervisión se llevan a cabo de forma muy tradicionalista y a través del empirismo, es decir, todas las actividades realizadas son en base a la práctica y no existe una división departamental donde estén fijadas las responsabilidades de cada actividad, sin embargo, al analizar este modelo, podemos implementar algunos aspectos como el trabajo en equipo y sobretodo buscar un liderazgo efectivo, que si bien es cierto, no nos coloca como empresa líder en el mercado, pero nos acercamos a los cambios de las necesidades de las sociedades actuales.

Big image