Respeto y confianza en el aula

Favorecer un clima de trabajo que contribuya a su autoestima

Los espejismos de la innovación en educación

Por debajo de la hojarasca, en escuelas públicas y privadas la pedagogía continúa frecuentemente incuestionada e intocada, anclada en una concepción antigua acerca de lo que es enseñar y aprender, en el memorismo y el enciclopedismo, en la repetición sin comprensión. Una educación así, aún y si dispone de computadoras, laboratorios, bibliotecas y una infraestructura de primera, es una educación de segunda, pues priva a niños y jóvenes de lo fundamental: el derecho a pensar, a comprender, a ser tratados como seres inteligentes, a desarrollarse plenamente como personas. Una educación que atrofia el sentido y el placer de aprender, que deja huellas indelebles sobre la matriz de aprendizaje de niños y jóvenes, es una educación que hace más daño que bien.

La verdadera innovación educativa..!

La verdadera innovación en educación es la que penetra en el cómo se enseña y cómo se aprende, asumiendo la inteligencia, el aprendizaje y la comprensión como centrales. Mientras esta ruptura no se dé, todo lo demás son cuentos.

Y colorín colorado, este cuento nos ha atormentando

Prácticas inadecuadas que perjudican la autoestima de los alumos...

La formación y capacitación docente refuerza, antes que explicita y revisa, los supuestos que son parte del sentido común de la educación, un sentido común que niega a los maestros la posibilidad de visualizar y hacer lo que, en realidad, como educadores, quisieran para sí mismos y para sus alumnos.

Una intervención benevolente que favorece el respeto y la confianza en los alumnos, es aquella que..

Involucra a los alumnos en las actividad y los hace participes de las mismas.


En la lectura: Mostrar los dibujos pues no se puede entender el texto sin ellos. Así mismo, voltea el libro de cara a los niños al pasar cada página y permite que los niños se paren y hasta se acerquen a ver los dibujos, respetando el turno de cada uno y dando las mismas oportunidades de interacción de igual manera.


Muestra interés en los comentarios que realizan los alumnos y no los deja pasar sin hacer un comentario oportuno sobre el mismo.


Realiza actividades dinámicas , que permitan a los alumnos asumir roles y expliquen el proceso de su desarrollo, destacando sus acierto y habilidades que efectuaron.


Alienta y motiva a los alumnos durante la realización de las situaciones didácticas, así como durante su intervención mediante comentarios o participación individualizada.

Problemas que se presentan:

  • Falta de manejo de materiales de lectura y de reflexión en torno a los mismos para fines de lectura en el aula.
  • Hacer caso omiso a las señales que muestran los alumnos cuando se esta perdiendo el interés en la actividad.
  • Exigencia de quietud.
  • Lanzar preguntas al aire, simplemente para mantener a lo largo de la actividad “diálogo” con los niños.
  • Querer abarcar muchos temas en una sola actividad.
  • No tomar en cuenta las expresiones espontaneas que mencionan los niños, para partir de eso guiarlos hacia la actividad.
  • Dirigirse con un tono de voz autoritario y poco comprensivo hacia los alumnos que no están atentos, ya que estos se sienten atacados y se cohíben.
  • Realizar castigos