Merienda saludable

¿Una misión imposible?

Una merienda saludable suele ser una tarea complicada

Una alimentación saludable en el hogar debe complementarse con los alimentos que los niños consumen en la escuela. No siempre es fácil que los niños se alimenten con comidas que les resulten agradables y saludables en el ámbito escolar, ya que suelen seleccionar las golosinas o la comida chatarra como primera opción.
Es tarea de los adultos informar a los niños de la importancia de una buena elección y fomentarles el hábito. La escuela puede ayudarlos en este camino.
Es el proyecto del equipo docente de quinto año poder contribuir en la formación de este hábito y por lo tanto proponemos un dia de alimentos saludable. Todos los viernes solicitaremos que traigan una merienda saludable y las compartiremos.
A continuacion les acercamos algunas propuestas que podrían ser de utilidad:
Una fruta de estación
Una barrita de cereal o cereales sueltos.
Galletitas de vainilla o de frutas.
Un jugo o agua.
Un bizcochuelo de vainilla.
Una ensalada de frutas.
Big image
Big image

Familia y escuela juntos por los niños