Dadme una palanca y moveré el mundo

Las organizaciones aprendientes

Las organizaciones aprendientes son aquellas donde la gente expande continuamente su aptitud para crear los resultados que desea, donde se cultivan patrones de pensamiento nuevos y expansivos, donde la aspiración colectiva queda en libertad y donde la gente continuamente aprende a prender en conjunto.

Desde muy temprana edad nos enseñan a analizar los problemas, a fragmentar el mundo. El análisis implica la separación en partes: creímos que para entender había que separar, que para entender los problemas complejos, había que analizarlos.




Disiplinas de la organización inteligente

Existen cinco “tecnologías de componentes”: e: el dominio personal, los modelos mentales, la visión compartida y el aprendizaje en equipo y el pensamiento sistémico.

Aunque se desarrollaron por separado, cada una está resultando decisiva para el éxito de todas en conjunto.



Dominio personal

El dominio personal es la disciplina que permite aclarar y ahondar continuamente nuestra visión personal, ver la realidad objetivamente y concentrar las energías y desarrollar la paciencia necesaria para al alcanzar las metas que más nos importan.


Modelos mentales

Los “modelos mentales” son supuestos hondamente arraigados, generalizaciones e imágenes que tenemos las personas y las organizaciones y que influyen determinantemente sobre nuestro modo de comprender el mundo y actuar.

El trabajar con modelos mentales es una disciplina que empieza por volver el espejo hacia adentro: aprender a exhumar nuestras imágenes internas del mundo, para llevarlas a la superficie y someterlas a un riguroso escrutinio.


Construcción de una visión compartida

Cuesta concebir una organización que haya alcanzado cierta grandeza sin

metas, valores y misiones que sean profundamente compartidos dentro de la organización. La práctica de la visión compartida supone aptitudes para configurar “visiones del futuro” que propicien un compromiso genuino antes que un mero acatamiento. Al dominar esta disciplina, los líderes aprenden que es contraproducente tratar de imponer una visión, por sincera que sea.


Big image

Pensamiento sistémico

El pensamiento sistémico es un marco conceptual, un cuerpo de conocimientos y herramientas. Es un pensamiento holístico; es decir, que ve el cuadro completo, la totalidad, el bosque en vez de los árboles. Aunque las herramientas son nuevas, suponen una visión del mundo extremadamente intuitiva; experimentos realizados con niños demuestran que ellos aprenden rápidamente el pensamiento sistémico. El pensamiento intuitivo también opera con base en comprensiones holísticas; pero difiere del sistémico en que el intuitivo es bastante automático e inconsciente mientras el sistémico es deliberadamente consciente. Pero no son opuestos, sino complementarios.

El pensamiento sistémico permite comprender el aspecto más sutil de la organización inteligente, la nueva percepción que se tiene de sí mismo y del mundo.


La quinta disciplina

Es vital que las cinco disciplinas se desarrollen como un conjunto.Por eso el

pensamiento sistémico es la quinta disciplina. Es la disciplina que integra las demás disciplinas, fusionándolas en un cuerpo coherente de teoría y práctica.

La construcción de una visión compartida alienta un compromiso a largo plazo. Los modelos mentales enfatizan la apertura necesaria para desnudar las limitaciones de nuestra manera actual de ver el mundo. El aprendizaje en equipo desarrolla las aptitudes de grupos de personas para buscar una figura más amplia que trascienda las perspectivas individuales. Y el dominio personal alienta la motivación personal para aprender continuamente cómo nuestros actos afectan el mundo.

. Una organización aprendiente es un espacio donde la gente descubre continuamente

cómo crea su realidad. Y cómo puede modificarla. Como dijo Arquímedes, “Dadme una palanca y moveré el mundo”.


Metanoia. Un cambio de enfoque

Cuando preguntamos a la gente qué se siente al formar parte de un gran equipo, nos llama la atención el peso que se

atribuye a esa experiencia. Las personas se sienten parte de algo mayor que sí mismas, tienen la sensación de estar

conectadas, de ser generadoras.


En la cultura occidental, la palabra más precisa para describir lo que sucede en una organización inteligente, una. La palabra es “metanoia”, y se puede traducir por desplazamiento mental o cambio de enfoque, tránsito de una perspectiva a la otra. Tiene una rica historia. Para los griegos, significaba un desplazamiento o cambio fundamental.

Captar el significado de “metanoia” es captar el significado más profundo de “aprendizaje”,El verdadero aprendizaje llega al corazón de lo que significa ser humano. A través del aprendizaje nos re-creamos a nosotros mismos.