Buenos Aires

La Entrada a la Argentina

Cuando fui a Argentina, me quedaba en Buenos Aires, la capital. La gente de allí se llama porteños, que significa la gente del puerto, porque esta grande ciudad es también un puerto. Esta es la razón por Buenos Aires se llama "La Entrada a la Argentina." Buenos Aires es muy diversa en cultura. No hay un lugar importante, pero muchas diferentes por toda la ciudad. Hay modernos rascacielos y casas del siglo 19.

Big image

La Boca

La Boca es muy popular con los turistas en Buenos Aires, porque se puede ver la cultura del pueblo. Todas las casas están pintadas con colores hermosos de artistas. Mientras estaba allí, vi un partido de fútbol en el estadio de La Bombonera y tenía un muy buen tiempo. La vida nocturna tenía muchos restaurantes, pero la gente me dijo que no debía salir. El mal aspecto de La Boca es que hay mucho crimen.

Big image

Delta Del Tigre

El delta del Tigre es una experiencia increíble. Esta es una excursión en barco que recorre los lugares muy históricos de la ciudad. Cuando fui, tuve que tomar un largo paseo en el tren desde la estación. Había guías en el viaje en barco que me explicó todo sobre la historia de Buenos Aires. Las guías estaban muy bien y el viaje era interesante. ¡Yo recomiendo!

Big image

Plaza de Mayo

El mejor lugar para relajarse en Buenos Aires es la Plaza de Mayo. En esta plaza, hay el palacio presidente de la ciudad. Se llama El Cabildo y La Casa Rosada por el color rojo del edificio, y construyó en 1580.

Mientras estaba en la plaza, vi las Madres de la Plaza de Mayo marcha. La razón de que protestan es porque durante un periodo de tiempo llama La Guerra Sucia, en la década de 1970, muchos niños fueron secuestrados por los militares. Las madres no pueden ver a sus hijos. Las madres ahora marchan cada semana en la plaza cerca del edificio del gobierno.

Big image

El Cementerio de la Recoleta

El Cementerio de la Recoleta es conocido como uno de los más hermosos cementerios del mundo. Cuando fui a Buenos Aires, yo no quería ir al cementerio porque pensé que no sería interesante. Sin embargo, hablé con mucha gente y todos me dijeron que tenía que ir. ¡No me decepcionó! Había enormes esculturas y estatuas en todas partes, en conmemoración de los que murieron.