la cotorra argentina

Trabajo realizado por Mariam

La población de cotorras argentinas, una especie exótica invasora, alcanza los 20.000 ejemplares en más de 450 municipios españoles, según el primer censo nacional de la especie realizado por iniciativa de SEO/Birdlife, que destaca que las poblaciones con mayor número de cotorras son Madrid, Barcelona y Málaga.

La ONG señala que se han censado más de 450 municipios y que por comunidades autónomas Cataluña y Madrid, tienen en torno a 6.500 ejemplares cada una, y que a estas le siguen Andalucía, Comunidad Valenciana y la Región de Murcia.En el censo han participado unos 600 voluntarios de la organización en toda España y la ONG ha contado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad.

Big image
La cotorra argentina procede de zonas subtropicales de Sudamérica y su distribución abarca desde el sudeste de Brasil hasta Argentina, además de Bolivia, Paraguay y Uruguay. La especie se ha expandido por todo el mundo a través de su comercialización como mascotas, especialmente en el centro y norte de América y por Europa occidental, donde se ha convertido en una especie considerada como "exótica invasora" por sus posibles afecciones a las especies de fauna autóctonas de cada país, y por originar daños en la vegetación y en la agricultura.

El coordinador del área de Estudio y Seguimiento de Aves de SEO/Birdlife, Juan Carlos del Moral, ha indicado que en el censo se han prospectado más de 450 municipios españoles de los que había referencia de su presencia y que se han encontrado cotorras argentinas en 125 municipios de 25 provincias en 15 comunidades autónomas.


La población en Málaga capital es de 2.000. / VÍCTOR LAX



En todo caso, advierte de que "han podido pasar desapercibidas determinadas localidades (barrios o municipios) con pequeñas poblaciones en provincias para las que sí se da censo positivo en estos resultados".

De este modo, la organización admite que "no es improbable" que no se haya detectado en alguna localidad y que el número de cámaras en cada nido esté infravalorado, debido a la "imposibilidad" de lograr una cobertura del 100 por 100, a la dificultad de identificar "todas las cámaras existentes en todos los nidos detectados" y a lo complicado de determinar el grado de ocupación exacto de cada nido o cámara con el tiempo limitado que han podido dedicar los voluntarios y gracias al cual se extrapola el número total de ejemplares en libertad.

DOCUMENTAL DE LOROS AUSTRALIANOS