Barcelona vs Almeria

2-1

1° GOLL del partido

A los 36 minutos de juego, Thievy abrió el marcador. El ingreso de Suárez le cambió la cara a la visita y, tras dos asistencias del uruguayo, voltearon el encuentro. Messi envió dos cabezazos al travesaño.

2° tiempo

Fútbol español

Barcelona vs. Almería: blaugranas ganaron 2-1 con asistencias de Luis Suárez (VIDEO Y FOTOS) / foto 5



0Comentar

Sabado, 08 de noviembre de 2014 | 5:14 pm



Sebastián Dubarbier del Almería le roba el balón a Lionel Messi. (Foto: AP)



Comentar0



A los 36 minutos de juego, Thievy abrió el marcador. El ingreso de Suárez le cambió la cara a la visita y, tras dos asistencias del uruguayo, voltearon el encuentro. Messi envió dos cabezazos al travesaño.

Barcelona, con Luis Suárez como figura excluyente, volteó el partido en su visita al Almeria y se llevó los tres puntos gracias a los goles de Neymar y Jordi Alba. Lionel Messi estuvo con el arco cerrado; envió dos cabezazos al travesaño y no pudo batir el récord de Telmo Zarra como máximo goleador histórico de La Liga BBVA.

Luis Enrique, entrenador blaugrana, subestimó al Almeria. El seleccionador envió un once alterno al estadio Juegos del Mediterráneo, a pesar que sabía la urgencia de sumar de a tres, tras perder en las dos últimas jornadas de la liga doméstica.

Messi saltó al campo como el capitán del equipo. Ante la ausencia, en el once inicial, de Neymar y Suárez, el argentino tenía que mostrar su mayor capacidad, pero no encontró el apoyo necesario enMunir y Pedro. La 'Pulga' estuvo con el arco cerrado.

La primera acción de riesgo creada por el argentino fue tras un rebote del portero local, pero su cabezazo se estrelló en el horizontal. El argentino necesitaba un gol para igualar a Zarra, histórico jugador del Athletic Bilbao, como máximo goleador de la historia de la Liga BBVA.

Sin embargo, el primer tanto del encuentro fue del conjunto local.Thievy Bifouma, atacante franco-congoleño, abrió el marcador a los 36 minutos de juego, aprovechando un error de Messi, quien perdió el balón en su propio campo.

Al inicio de la segunda mitad, Luis Enrique decidió enviar a la cancha a Suárez y Neymar, quienes junto a Messi forman uno de los tridentes más peligrosos del mundo. El partido encontró su punto de quiebre con las sustituciones.

El uruguayo fue el encargado de cambiarle la cara al cuadro culé. Gracias a él, Barcelona encontró más espacios y dinámica en ataque, iniciando así la remontada blaugrana.