Corte y Conservación del Jamón

1. FIJACIÓN DEL JAMÓN:

  • Consumo rápido: pezuña hacia arriba. Se empieza a cortar por la parte principal (A), zona mas jugosa e infiltrada.
  • Consumo lento: pezuña hacia abajo. Se empieza por la babilla (B) para evitar que esta zona se quede demasiado seca al final.


2. PELADO:

Antes de empezar a cortar una zona del jamón es necesario retirar la piel y la grasa
de la cobertura.


3. CORTE O LONCHEADO:

Las lonchas deben ser muy finas, casi transparentes, abarcando el ancho de la pieza y
con una longitud de 6-7 cm.
Cuando se empieza a cortar por la parte principal hay que combinar las lonchas de
dicha zona con lonchas de la punta (C) y del codillo (D).


4. EMPLATADO:

Las lonchas se colocan en una sola capa con un ligero solapamiento entre ellas.


5. CONSERVACIÓN:

Cubrir la zona de corte con los trozos de corteza retirados al principio. Después cubrir con un trapo limpio.


CONSEJOS:

  • Cortar la cantidad que se vaya a consumir.
  • La carne más próxima al hueso no debe cortarse en lonchas, es preferible hacerlo en tacos y usarlo como ingrediente en distintas comidas.
  • Los huesos pueden cortarse en trozos pequeños y usarlos para dar sabor en cocidos, caldos, etc.