Terremotos

En 1985 terremoto sacude la ciudad de México

¿Que es un terremoto?

El punto de origen de un terremoto se denomina hipocentro. El epicentro es el punto de la superficie terrestre directamente sobre el hipocentro. Dependiendo de su intensidad y origen, un terremoto puede causar desplazamientos de la corteza terrestre, corrimientos de tierras, maremotos (o también llamados tsunamis) o la actividad volcánica. Para medir la energía liberada por un terremoto se emplean diversas escalas, entre ellas, la escala de Richter es la más conocida y utilizada en los medios de comunicación.

Afectaciones desde el aspecto economico, social e historico

Durante el sexenio anterior, presidido por José López Portillo, el gobierno mexicano se endeudó de manera considerable con la garantía de pagar con los ingresos obtenidos de la producción de petróleo. Sin embargo, una baja en el precio del petróleo y un sobre endeudamiento llevaron al país a no poder pagar.

La evaluación en su momento indicó 2,831 edificios con daños estructurales, 880 que quedaron en ruinas, 370 que pudieron habitarse de nuevo con reparaciones importantes, y 1,581 con reparaciones menores.

Como se vivió en mi localidad

En San Luis Potosí el sismo de la ciudad de México apenas se percibió pues aquí en mi localidad nunca ha habido ningún tipo de desastre natural de tales magnitudes . Así, después del acontecimiento muchas personas vinieron a vivir a esta ciudad ya que muchas lo perdieron todo y otras por miedo de que otra situación así ocurriera .

Cómo estar prevenido ante un Terremoto

• Asegúrese de que su casa o lugar de trabajo corran el menor riesgo en caso de sismo severo.
• Solicite el servicio de un ingeniero, de un maestro de obras o de un arquitecto para detectar las partes más vulnerables de su casa ante un sismo, e identificar los lugares más seguros en los que pueda protegerse.
• Haga revisar periódicamente y reparar, si el caso amerita, las instalaciones eléctricas para que siempre se encuentren en buen estado.
• Prepare, estudie y practique con su familia o con sus compañeros de trabajo, un plan para utilizarlo en caso de sismo.
• Practique simulacros de sismo para evaluar el comportamiento y evacuación en su casa u oficina.
• Integre un o dos botiquines de primeros auxilio y póngalos en lugares de acceso rápido y visible. Todos los integrantes de su familia u oficina deben de conocer dónde está y qué es lo que contiene.
• Identifique los lugares peligrosos de su vivienda para alejarse de ellos, tales como ventanas donde los vidrios podrían estrellarse, libreros u otros muebles que puedan caer.
• Coloque los objetos grandes y pesados en anaqueles o lugares bajos.
• Tenga a la mano los números telefónicos de emergencia de la Cruz Roja, Defensa Civil, hospitales, bomberos, policía, etc.
• Acuerde con sus familiares el domicilio de una persona conocida fuera de la zona donde usted vive, para comunicarse o reunirse ahí, en caso de que llegaran a separarse.
• Póngase de acuerdo sobre qué hará cada miembro de la familia o cada compañero de trabajo en caso de sismo y practíquelo.
• Fije a la pared cuadros, espejos, roperos, armarios, libreros y estantes. Evite colocar objetos pesados en la parte superior de éstos.
• Elimine los maceteros en cornisas, balcones, parapetos, voladizos y cualquier estructura que esté en altura y cercana a la calle.
• Asegure firmemente al techo las lámparas.
• Instruya a todos los miembros de su familia acerca de cómo y dónde se desconectan los suministros de electricidad.
• Es conveniente que usted conozca la profesión o actividad laboral de sus vecinos o compañeros de trabajo, por si llegara a necesitar ayuda.
• Localice lugares seguros en cada cuarto: bajo mesas sólidas, escritorios resistentes, paredes de soporte o marcos de puertas con trabes. Refuerce esta información haciendo que cada miembro de la familia elija uno de esos lugares para protegerse.
• Identifique las rutas de evacuación y manténgalas libres siempre.
• Tenga linternas con las baterías cargadas y silbatos en lugares estratégicos o sitios de evacuación. Todos deben saber dónde están.