Comenzar con el fin en la mente.

Controla tu destino o lo hará otra persona.

Hábito #2: Comenzar con el fin en la mente

  • Es desarrollar una idea clara del lugar que uno ocupa en la vida: qué quieres llegar a ser y cuales son tus valores y cuales van a ser tus metas. El primer hábito consiste en conducir uno su propia vida, el segundo en saber a dónde ir. Es pensar mas allá del momento presente, para ir en la dirección correcta. Siempre tenemos en mente planes antes de actuar, utilizando la imaginación para ello. Es importante en la adolescencia porque es un momento crítico de la vida, en el que lo que uno decide puede determinar todo lo que será más adelante.

Debemos tomar nuestras decisiones:

  • Qué estudiar
  • Cual será tu actitud ante la vida
  • Si se debe formar parte de un equipo de deporte
  • Qué amigos tener
  • Con qué pandillas ir
  • Cómo tener relaciones sexuales, o no tenerlas
  • Si vas a beber, fumar o tomar drogas
  • Qué valores van a dirigir tu vida
  • Qué relación vas a tener con tu familia
  • Qué vas a defender
  • Cómo puedes contribuir a tu comunidad

Cinco claves para ayudarte a fijar tus metas son:

  • Considerar lo que va costar alcanzarlas, en tiempo y esfuerzo, y lo que tienes que dejar de hacer para lograrlo.
  • Ponerlo por escrito.
  • Hacerlo, sin darle vueltas, de manera decidida.
  • Utilizar los impulsos del momento: si se sienta capaz de fijarse una meta, hacerlo, es un momento crucial que no debe dejarse pasar.
  • Asegurarse: sostenerse de los demás, coger fuerzas, recibir apoyo, cuidar de sus propias fuerzas.

Convierte tus debilidades en fortalezas!

Cuando tenemos menos capacidades, o más problemas, hay que saber luchar más, produciendo por voluntad una fortaleza que al principio no se tenía. Hacer de la vida algo extraordinario, aprovechar cada momento, buscar un destino que tenga valor, para uno mismo y los demás.
Big image