COSMETO-VIGILANCIA

Kelly Yohana Saldarriaga Rendón

Artículo de investigación, estudio descriptivo de dermatitis de contacto por cosméticos en Medellín, Colombia.

A pesar de que la dermatitis de contacto por cosméticos es un problema frecuente en la población general, parece que su prevalencia está subestimada.


El objetico de esta investigación es describir las características clínicas de los pacientes con dermatitis de contacto por cosméticos, y detectar los alérgenos responsables, la frecuencia de los mismos y los productos implicados.


Para esta investigación see hizo un estudio observacional descriptivo, retrospectivo y prospectivo, en un periodo de ocho años y nueve meses de los pacientes con hallazgos clínicos sugestivos de dermatitis de contacto por cosméticos, remitidos para pruebas de parche.


Los resultados obtenidos después de que se practicaron pruebas de parche para cosméticos a 187 pacientes fueron los siguientes. En 145 de ellos, las pruebas resultaron positivas a alérgenos presentes en los cosméticos (141 mujeres y 4 hombres). Se detectaron 387 resultados positivos por alérgenos presentes en los cosméticos. Los alérgenos más frecuentemente implicados en estas pruebas positivas fueron: sulfato de níquel (40,5%), cloruro de cobalto (21,08%), timerosal (15,33%), resina de toluensulfonamida (13,89%), bálsamo del Perú (9,19%) y mezcla de fragancias (7,56%). Los productos cosméticos implicados con mayor frecuencia en el usuario fueron las pestañinas y delineadores (25%), las cremas para el cuidado facial (9,72%) y los perfumes (8,3%). Con la serie estándar de pruebas se detectaron 230 (59,4%) de los alérgenos positivos, con la serie cosmética de pruebas, 107 (27,6%), y con los productos proporcionados por los pacientes, 50 (12,9%).


En conclusión la alergia de contacto a los cosméticos es bastante prevalente cuando existe sospecha clínica. La serie estándar de pruebas es insuficiente para detectar todos los casos, razón por la cual es importante practicar las pruebas de parche, no sólo con ella, sino con las series específicas de pruebas para cosméticos y con productos proporcionados por los pacientes.


Las Palabras claves de esta investigación fueron cosméticos, dermatitis alérgica de contacto.


Fuente: Articulo de investigación (Rivas, Kepa , Gaviria, & Nuñez , 2011) http://revistasocolderma.org/files/dermatitis%20de%20contacto.pdf

Big image

Dermatitis alérgica de contacto por tatuajes temporales.

Es cada vez más frecuente la aplicación de tintas en la piel con el fin de realizar decoraciones o símbolos específicos (tatuajes) que durarán un tiempo determinado en ella; sin embargo se han detectado algunas sustancias que pueden traer efectos no deseados para la salud de la piel, entre estas sustancias se encuentra la henna negra, sustancia usada no solo para la realización de este tipo de tatuajes temporales, sino también para la pigmentación del cabello, pero esto no es algo nuevo ya que es una práctica que realizan diversas culturas del mundo como la hindú o la musulmana.


Desde hace algunos años es frecuente ver, en lugares turísticos, puestos ambulantes donde se ofrecen tatuajes temporales de henna negra, sobre todo a población infantil y adolescentes. Estos puestos carecen de las regulaciones sanitarias correspondientes y no existe control alguno sobre los productos que aplican.


La henna natural se obtiene del polvo de Lawsonia inermis, cuyo principio activo (2-hydroxy-1,4-naftoquinona) posee poco poder sensibilizante. Los casos de dermatitis alérgica de contacto publicados son excepcionales. La henna se aplica como una pasta sobre la piel en forma de dibujo y se la deja actuar un mínimo de 12 h, para obtener así, por oxidación de la capa córnea, una decoloración marrón rojiza. Para oscurecer el color se han utilizado zumos de limón o de remolacha, cáscara de nuez, azúcar, p-toluendiamina, metales pesados (cromo, mercurio, níquel, cobalto) y parafenilendiamina. Esta última se utiliza, además, para acelerar el proceso de fijación a 1-2 h, mejorar la perfilación del tatuaje y aumentar su duración. La duración oscila en 1-3 semanas y depende de la frecuencia del lavado, tipo de jabón, pH de la piel y temperatura corporal.

La PPD es un compuesto aromático y uno de los principales sensibilizantes asociados a tinturas capilares. Actualmente, su uso está aprobado en la Unión Europea, a concentraciones no superiores al 6% en tintura capilar, y la aplicación directa en piel, pestañas o cejas está prohibida. Cuando se la emplea en el cabello, además, se utiliza como neutralizante el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada).

Diversos estudios han cuantificado por medio de cromatografía líquida de alta sensibilidad, tanto cualitativamente como cuantitativamente, las concentraciones de PPD en "kits" de tintes utilizados para la realización de seudotatuajes de henna negra: oscilan en un 15% hasta un 2%. Kang y cols. Concluyen que, incluso en concentraciones bajas, la PPD puede desencadenar dermatitis alérgica de contacto, incluso sin existir sensibilizaciones previas, como en nuestro caso. Esto se explica por el gran potencial sensibilizante de esta molécula y por la manera de realización del tatuaje. En estos, el tinte se aplica en contacto directo con la piel, sin utilizar neutralizadores y, en la mayoría de los casos, en forma oclusiva, lo que permite un contacto prolongado y favorece la penetración de la PPD.

Se cree que en la epidermis actúa como prohapteno, donde se transforma por oxidación en benzoquinona, que produce un ataque nucleofílico y desencadena un proceso de hipersensibilidad de tipo IV. La complicación más frecuentemente observada es una reacción eccematosa aguda, que evoluciona a una hipopigmentación en la zona del tatuaje y, según la intensidad de la reacción, también se han documentado diseminación del eccema, cicatrices hipertróficas o reacciones liquenoides.

La PPD es estructuralmente similar a otros grupos químicos y presenta un metabolito intermedio común, como la benzoquinona, por lo que puede presentar reacciones cruzadas. Entre ellos destacan los grupos azo (presentes en tintes textiles como disperse orange y disperse yellow), con casos de alergia de contacto a ropa de tintes oscuros, tras la realización de tatuajes de henna negra; las sulfonamidas, un grupo amplio que incluye antibióticos, hipoglucemiantes y fármacos; el ácido paraaminobezoico (PABA) principalmente un componente de diversos fotoprotectores; y derivados del PABA; como la benzocaína y procaína, ambos anestésicos. Además, puede haber reactividad cruzada con sustancias presentes en tinturas capilares con estructura similar, como la p-toluendiamina, la p-aminodifenilamina


Para la transferencia del dibujo a pintar se utilizan plantillas plásticas y pegamentos que contienen thiuranos y colofonías. La inflamación intensa producida por dermatitis alérgica de contacto ocasionada por la p-arafenilendiamina podría favorecer la sensibilización a estos otros elementos.

Existen casos, en los que han sido intensamente positivas las pruebas para parafenilendiaminas (presentes además en tintes de cabello de color azul negro, en la industria textil, del cuero, en tintas y material de fotografía). Además, se positivizaron: paraminobenzoicos (utilizados como conservantes en cremas), mezcla de gomas negras y mezcla de caínas. Estos últimos tres resultados se interpretan como reacción cruzada, y la positividad al níquel como una reacción con relevancia pasada.

Cabe destacar que casi un tercio de los casos publicados corresponden a niños en edad pediátrica o adolescentes. Actualmente, en población infantil con sospecha de dermatitis alérgica de contacto por seudotatuaje de henna negra, se puede valorar el retrasar la confirmación de sensibilidad a través de las pruebas epicutáneas, siempre que se asegure el correcto asesoramiento. Esto se justifica porque se estima que hasta en un 83% de los casos existe sensibilización a PPD, por lo cual se asume por su alta incidencia, que la dermatitis alérgica de contacto es probablemente mediada por esta sustancia. Otro de los motivos es que, incluso en concentraciones bajas, pueden producir reacciones intensas con necrosis y riesgo de hipopigmentación permanente en la zona del parche.

Se cree que es importante dar a conocer los riesgos potenciales, que pueden ocasionar desde reacciones alérgicas cutáneas, con secuelas cosméticas, hasta reacciones alérgicas graves por reexposición en la edad adulta con compromiso sistémico grave.
Se considera desaconsejar los seudotatuajes de henna negra, por su gran poder sensibilizante y por la ausencia de legislación que regule esta práctica cada vez más frecuente.


Fuente: Archivos argentinos de pediatria. (Sanchez Moya, Gatica, Garcia Almagro, & Larralde , 2010)

http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-00752010000400014#fig1

Big image

Cremas hidratantes.

Cremas hidratantes faciales y corporales son productos que tienen más informes en el registro. Los efectos adversos van desde síntomas leves que desaparecen unas pocas horas o pocos días después de suspender el uso, a las reacciones graves, que pueden persistir por varias semanas, con síntomas tales como eczema, erupciones, ampollas y comezón.


Los productos cosméticos son mucho más que maquillaje y perfume. Incluya todos los que se aplican en las partes externas del cuerpo, tales como dientes y la mucosa oral y están diseñados para evitar el olor corporal, para limpiar, perfumes, proteger, preservar o afectar la apariencia.


Fuente: Instituto noruego de salud pública. (pública., 2011)

http://www.isaude.net/es/noticia/17817/general/el-uso-de-cosmeticos-pueden-causar-reacciones-severas-en-el-cuerpo

Irritaciones y alergias representan el 60% de las reacciones a la utilización de cosméticos.

Encuesta de la Secretaría de Salud del Estado de Sao Paulo, muestra que las irritaciones y alergias son el resultado en un 60% del uso de cosméticos, se informó al Centro de Vigilancia Sanitaria, los servicios de salud y a los consumidores. Luego vienen otras reacciones como enrojecimiento y picor, con el 35% del total, y las quemaduras, con el 8%.


El estudio también mostró que el 54% es el total de las reacciones a los productos de belleza que fueron aplicados en la piel, seguido por los ojos, con 15%, y otras partes del cuerpo, como el pelo y las uñas, el 31%.


Se analizaron 120 informes. En cuanto al tipo de cosméticos, las principales quejas se refieren a los alisadores y productos para hidratar y suavizar el cabello, pañales desechables, protectores solares, desodorantes y anti-arrugas y las cremas anti-celulitis.


"Por medio de casos notificados, se reveló que las reacciones son causadas por cosméticos, especialmente por el acceso libre a los productos, por el mal uso y / o principios, la mezcla de diferentes presentaciones y por la creencia de que los cosméticos no son perjudiciales para salud ", dice Rita de Cassia Dias, grupo farmacéutico responsable de la Vigilancia Sanitaria en cosméticos.


Aunque la mayoría de los incidentes están relacionados con productos de belleza a la luz, se recomienda después del inicio de las reacciones dejar de usar el cosmético de inmediato hasta comprobar el vínculo entre el producto y los síntomas y buscar atención médica.


"El trabajo de seguimiento de las reacciones causadas por cosméticos es esencial porque significa que hay un control de calidad y seguridad de los productos comercializados y utilizados por la población. Además, este documento brinda un marco para el trabajo de la Oficina Sanitaria", explica Rita.


Fuente: Centro de vigilancia sanitaria del ministerio de salud de Saö Pablo (Paulo, 2012)

http://www.isaude.net/es/noticia/26828/salud-publica/irritaciones-y-alergias-representan-el-60-de-las-reacciones-a-la-utilizacion-de-los-cosmeticos

Los peligros de los cosméticos baratos y de moda

Ya lo dice el refrán: lo barato sale caro. Son cada vez más las mujeres, especialmente adolescentes, que llegan a los consultorios de los dermatólogos por alguna reacción adversa a un esmalte de uñas, una sombra o un delineador que permiten estar a la moda, con los colores que se usan, por unos pocos pesos.


Manchas en las uñas, irritación y dolor en los ojos, inflamación de los labios, escamas en la piel de la cara son algunos de los motivos de consulta más comunes, según coincidieron varias médicas dermatólogas de centros públicos y privados que contactó LA NACIÓN (Diario de Argentina - GDA) ante la falta de un registro de este tipo de efectos adversos que muestre esta tendencia.


"Este año se puso de moda cambiar mucho los colores de los esmaltes y hasta pintar una uña de cada color, con colores muy llamativos, por ejemplo. Generalmente, las marcas que fabrican estos productos no son laboratorios de cosméticos seguros, sino marcas de accesorios juveniles.


Esto hizo que aumentara significativamente este tipo de consultas el año pasado, sobre todo en los meses previos al verano", comentó la doctora Graciela Migliavacca, docente del Instituto Pinto de Docencia e Investigación en Medicina Estética de la Universidad Kennedy.


Sus pacientes tienen entre 12 y 20 años. "Algunas son un poco más grandes, pero la gran mayoría son adolescentes. Vienen a la consulta por el uso de cosméticos como esmaltes, lápices de labios, sombras e incluso desodorantes o perfumes de baja calidad -precisó Migliavacca, que también es dermatóloga del Centro Médico Hoogstra-. Se ven reacciones alérgicas en los párpados, las uñas y los labios causadas por los cosméticos , como les digo. Esos síntomas varían según el caso: irritación en la piel, escamas, pequeñas ronchas. Últimamente, llegan muchas chicas que, para cambiar constantemente de esmaltes, compran productos muy baratos que les manchan las uñas."


Estos productos se pueden conseguir a muy bajos precios, frente a las grandes marcas. Las bases de maquillaje o las sombras, por ejemplo, se consiguen a por lo menos tres veces menos que las de empresas que respaldan la calidad y seguridad de sus productos.


La doctora Adriana Raimondi, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) y de la Academia Estadounidense de Dermatología, explicó que las reacciones que se pueden tener dependen del estado de salud de la piel y del sistema inmunológico de cada uno. "La piel sana es una excelente barrera protectora para la mayoría de las sustancias", indicó.


Las principales reacciones al uso de estos delineadores, sombras, máscaras para pestañas, bases de maquillaje o esmaltes de uñas de todos los colores, incluidos los tan demandados flúo, son por inflamación, irritación, dolor, sarpullido, ronchas, escamas o manchas en las zonas donde se aplicaron los productos, ya sea una vez o de manera reiterada.


Raimondi explicó que las dermatitis provocadas por cosméticos pueden ser irritativas o alérgicas. "Se manifiestan con prurito, ardor, sensación de quemadura o enrojecimiento", agregó Raimondi. También pueden aparecer ampollas.


"En los últimos años se ha visto un incremento de consultas que pueden asociarse al uso de productos de maquillaje no hipoalergénico", opinó la doctora Mariela Jaén, miembro de la SAD y directora del Centro Jaén Dermatología & Estética. "La mayoría de las reacciones alérgicas se asocian al uso de esmaltes y delineadores de ojos -contó desde su experiencia-. Las manifestaciones más frecuentes son irritación ocular, eczema y reacciones alérgicas en la zona de la cara que está en contacto con las uñas. Generalmente, esos síntomas se ven en pacientes adolescentes."


A esa edad, según coincidieron las profesionales consultadas, se les da más importancia a la variedad y la moda que a la calidad. "Es una población que generalmente no va a la peluquería, sino que adquiere los productos en tiendas de artículos de moda", dijo Jaén.


Las doctoras Vanina De Marco y Karina Nadur, miembros de la SAD y directoras médicas de ND Skin, tampoco dudaron al confirmar: "Sí, en los últimos años notamos un aumento de reacciones [en la piel] por el uso de este tipo de cosméticos", dijo De Marco. Y Nadur contó que la mayoría de esas reacciones son eczemas por contacto, en especial en los párpados y principalmente en las adolescentes que compran estos productos en góndolas de shoppings y locales a la calle. Observaron que los productos que más reacciones producen son los esmaltes de uñas, las bases de maquillaje, el rímel y el delineador.


En tanto, la doctora Cristina Pascutto, coordinadora de la Sección Dermatoinmunología del Hospital de Clínicas, llamó también la atención sobre los tatuajes de henna que se usan en el verano y los maquillajes en las fiestas infantiles.


"Muchas veces -explicó la especialista-, producen dermatitis de contacto oclusiva, porque tapan los poros, y reacciones similares al acné. Muchos de estos maquillajes baratos pueden provocar estas reacciones, que muchas veces causan los colorantes. El desarrollo de un producto cosmético no es fácil y muchos colores flúo pueden tener un ingrediente tóxico."


La especialista, que integra la Comisión Directiva de la SAD, recomendó suspender de inmediato el uso del producto que causó la reacción y lavar la zona afectada simplemente con agua y jabón. Luego, concurrir al dermatólogo para determinar el tipo de reacción. Desaconsejó por completo el uso de remedios caseros y de productos desmaquilladores "porque pueden empeorar la reacción".


Fuente: El tiempo (Arg) (tiempo, 2013)

http://app.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12542953

Big image