la contaminacion de las baterias

arturo

las baterias

En este trabajo se trata de determinar los obstáculos para desarrollar programas de recolección o reciclado de pilas y baterías, y se proponen elementos y mecanismos necesarios para llevar a la práctica un plan de manejo en este sentido.

Actualmente no se conoce ningún estudio que evalúe el impacto al ambiente ocasionado por la utilización y manejo inadecuado de pilas y baterías en México; se sabe que varios componentes usados en su fabricación son tóxicos y por tanto la contaminación ambiental y los riesgos de afectar la salud y los ecosistemas dependen de la forma, lugar y volumen en que se ha dispuesto o tratado este tipo de residuos. Dado lo anterior, en este trabajo se calcula que en los últimos 43 años, en el territorio nacional se han liberado al ambiente aproximadamente 635 mil toneladas de pilas, cuyos contenidos incluyen elementos inocuos al ambiente y a la salud (en cantidades proporcionalmente adecuadas), como carbón (C) o zinc (Zn), pero también elementos que pueden representar un riesgo debido a los grandes volúmenes emitidos, como es el caso de 145,918 toneladas de dióxido de manganeso (MnO2) y otros elementos tóxicos como 1,232 toneladas de mercurio (Hg); 22,063 toneladas de níquel (Ni); 20,169 toneladas de cadmio (Cd) y 77 toneladas de compuestos de litio (Li). Dichas sustancias tóxicas representan casi el 30% del volumen total de residuos antes mencionado, es decir, aproximadamente 189,382 toneladas de materiales tóxicos para el periodo comprendido entre 1960 y 2003.

Las cifras anteriores se calcularon a partir de datos oficiales sobre población, producción, importación y exportación; dichas cifras se construyeron también a partir de inferencias hechas a causa de la inexistencia de datos, como en el caso de las pilas ingresadas ilegalmente al país, para lo cual se tuvo que comparar información de consumo por habitante en otros países.

la contaminacion de las baterias

¿que se pude haser con las baterias viejas?

¿Qué haces con una pila cuando termina su vida útil?, ¿la tiras al bote la basura como si fuera un pañuelo? Gran error, la contaminación que las baterías ocasionan al medio ambiente te sorprenderá y, seguramente, la siguiente vez pensarás dos veces qué haces cuando la pila de tu reloj o de tu control se termine.

Por ejemplo, según estudios recientes, una sola pila de botón (como las usadas para los relojes) puede contaminar 6.5 millones de litros de agua, la misma cantidad que tiene una alberca olímpica, como la de la UNAM.

Pero, si las tiras con el resto de los residuos, con el paso del tiempo sus elementos se oxidan y derraman diferentes elementos tóxicos en suelo, agua y aire.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Ecología mostró que de 1960 a 2003 se liberaron en el país aproximadamente 635,000 toneladas de pilas, las cuales produjeron cerca de 190,000 toneladas de sustancias tóxicas, eso sin tomar en cuenta las pilas “pirata”. Y, lo peor, la contaminación dura por muchos años.