Se nos va 2012

Pase, pase, 2013

Se nos va 2012. Para muchos con el grito de "¡Por fin!"

Para otros, también muchos, con la incógnita: ¿Y ahora qué?


Nos esperan meses de incertidumbre, austeridad, más recortes. A cada cual le afectarán de una manera distinta. A Todos, como conjunto, de la misma: tiempo perdido. Si, tiempo perdido. Porque las oportunidades robadas, no volverán. Las lágrimas derramadas, ya secas por el desdén, sólo serán recuerdo de quién las derramó. Porque los que nos han traído hasta aquí, nos volverán a llevar a quién sabe dónde de nuevo. Sí, eso es perder el tiempo, porque las oportunidades, que no os engañen, sólo pasan una vez por delante de nuestras narices.


Hemos perdido empresas, capacidad de generar empleo, estamos perdiendo capacidad de dar una formación de calidad a nuestros hijos e hijas, sin importar de dónde vienen; estamos perdiendo el dar una sanidad de calidad a Todos. Nuestros mayores están perdiendo la estabilidad final que les prometieron y por la que trabajaron.


Se va 2012. Recordad, al menos, quiénes hicieron promesas falsas, quiénes pactarón a nuestras espaldas la seguridad de su retiro, quiénes traicionarón y traicionan a todo un pueblo, quiénes trabajan para aumentar las desigualdades, quiénes siguen haciendo más rico al rico y más pobres a Todos.


Qué 2013 nos haga más Persona, a todos.