La cruz envuelta

Todo sobre el nudo más conocido

Primeros pasos

- Busca el centro de tu fular (etiqueta, dibujo, etc.) y colócalo sobre tu pecho.

- Como si fueras a envolverte con el fular, lleva ambos extremos hacia tu espalda, estirando bien los brazos hacia atrás.

¿Y ahora?

- Dibuja una cruz en tu espalda con el fular.


Puedes hacerlo de uno en uno o a la vez. Luego lleva el fular por encima de tus hombros.

¿Cómo seguimos?

¡Y ya lo has conseguido!

Algunos truquillos:

- Para ajustar, el movimiento debe ser en diagonal hacia arriba y desde la espalda hacia delante, casi como un movimiento semicircular.


- Para comprobar si el bebé ha quedado a la altura adecuada, debes poder darle un beso sin tener que agacharte, pero sin darle accidentalmente con la barbilla.