Educación en la Nube:

"Para educar con los pies en la tierra"

Director y Editor Msc. Margarita María Pineda Romero

Consejo Editorial

Andrés Camilo Pérez Rodríguez

Claudia Milena Ospina López

Edgar Sanabria Torres

Juan Carlos Botero Toro

Corrección de Estilo

Carlos Javier López Quintero

Presentación

La publicación Educación en la Nube: “Para educar con los pies en la tierra”, de la Coordinación de Servicios Educativos a Distancia de la Universidad ECCI, hace parte de la Línea de Investigación Institucional en Innovación Pedagógica (IP).

Nace como fruto de la necesidad de compartir las experiencias y reflexiones pedagógicas de los Tutores, Administrativos y Estudiantes que hacen parte de la Coordinación de Servicios Educativos a Distancia (CSED), quienes consideran que la construcción colectiva del conocimiento es algo más que un eslogan, y por tanto, quienes estamos inmersos en la Educación Virtual debemos plantear de manera expresa nuestras experiencias en las Aulas Virtuales, para mejorar la labor docente que se hace desde la virtualidad.


Misión

Difundir las reflexiones docentes y los resultados de la investigación de los tutores de la Coordinación de Servicios Educativos a Distancia.

Visión

Posicionar la reflexión y la investigación pedagógica en virtualidad, uniendo la teoría y la práctica y demostrando cómo la educación virtual, aporta al desarrollo del país y del mundo.

Contenido:

1. Editorial

2. Reflexiones Docentes

2.1 El aprendizaje de la ética. La historia de vida: una herramienta etnográfica, para indagar sobre los aportes de los contenidos de la asignatura virtual de ética, en los cambios de conducta y reflexión de los estudiantes.

2.2 Segunda Reflexión

2.3 Tercera Reflexión

3. Artículos

3.1 La evaluación docente: reflexiones en torno al ¿para qué?

3.2 Segundo Artículo

3.3 Tercer Artículo

4. Inclusión (avances)

5. Innovación tecnológica

6. Cultural

4.1 Película Los olvidados de Luis Buñuel

4.2 Película moderna

7. Destacados del mes

8. Indicaciones para los autores

9. Declaración de originalidad

1. Editorial

2. Reflexiones Docentes

2.1 El aprendizaje de la ética: la historia de vida: una herramienta etnográfica, para indagar sobre los aportes de los contenidos de la asignatura virtual de ética, en los cambios de conducta y reflexión de los estudiantes.


Autoras

Amparo Romero Rodríguez, Gloria Inés Romero Rodríguez, Martha Lucía Romero De Betancourt, Margarita María Pineda Romero[1]

El aprendizaje de la ética

La historia de vida: una herramienta etnográfica, para indagar sobre los aportes de los contenidos de la asignatura en los cambios de conducta y reflexión de los estudiantes.


INTRODUCCIÓN:

La enseñanza de la ética ha sido un tema controvertido, por que algunos autores consideran que con su enseñanza, sólo se puede contribuir al conocimiento de posturas teóricas sobre la misma, pero que en realidad con los cursos de ética, no es posible transformar la forma de pensar del estudiante. Sin embargo, “los autores que trabajan en ética profesional coinciden en la necesaria relación que debe existir entre la enseñanza de la ética en la universidad y el ejercicio profesional. La ausencia de la enseñanza de una deontología profesional en la universidad, provoca que ésta se aprenda con el paso del tiempo, o que las percepciones y destrezas para conseguir conductas adecuadas dependan de la ética individual. En este sentido, asociaciones profesionales como la l'International Federation of Library Associations and Institutions (IFLA) o la Society of American Archivist (SAA), recomiendan que entre los contenidos comunes obligatorios en la enseñanza universitaria se encuentren aquellos relacionados con los aspectos éticos de la profesión”[2]. En éste sentido, desde las Aulas Virtuales de Ética y Sociedad y Ética Profesional que se imparten en la Escuela Colombiana de Carreras Industriales, nos propusimos investigar, ¿hasta qué punto, con los contenidos tratados en dichas asignaturas se puede modificar el comportamiento ético de los estudiantes?.

Para indagar sobre la pregunta anterior, tomamos como punto de partida para el análisis, una tarea en la que se propuso la herramienta de investigación cualitativa Historia de Vida, en la que los estudiantes a partir de la lectura de un texto pudieran expresar utilizando la herramienta, la reflexión sobre el tema y proponer posibles cambios de comportamientos.


[1] Grupo de trabajo, conformado por Margarita María Pineda Romero, Martha Lucía Romero de Betancourt, quienes han acompañado las asignaturas virtuales de Ética y Sociedad y Ética Profesional y las Profesoras Amparo Romero Rodríguez y Gloria Inés Romero Rodríguez, que acompañan la asignatura virtual de Metodología de la Investigación.


[2] PEREZ Pulido. Margarita. La enseñanza de la ética y deontología de la información en los estudios universitarios de biblioteconomía y documentación. Facultad de Biblioteconomía i Documentación. Universidad de Extremadura

6. Cultural

Película Los olvidados de Luis Buñuel


La película Los Olvidados, de Luis Buñuel se desarrolla en un barrio pobre de Ciudad de México. En la introducción de la película se muestran imágenes de Nueva York, Paris y Londres, con las que se pretende mostrar que las situaciones que se van a referir en la película, no están localizadas, sino que tienen un carácter generalizable a otros lugares en los que la pobreza, la violencia, la indolencia y la falta de solidaridad, unidas a conductas indeseables de las personas y que demuestran la falta de valores personales y sociales, repercuten en la conformación de una sociedad desigual, falta de educación y de oportunidades y para la cual no se visualizan oportunidades para sus personajes/ciudadanos, sino que plantea un desenlace trágico para todos ellos.

La película, extremadamente cargada de realismo, es una muestra de lo que aún sucede en muchos países pobres incluido el nuestro. Para mí como espectadora no deja de ser vergonzoso saber que aún en muchos lugares de nuestro país y del mundo, estos sucesos son el diario vivir. Por eso la película nos obliga a pensar y a actuar desde el marco de nuestro carácter de ciudadanos, para tratar de disminuir estas situaciones por las que pasan los niños, jóvenes, las mujeres, los ancianos y los desvalidos, que aún siguen siendo considerados grupos excluidos por la sociedad.

La película desde un punto de vista muy subjetivo, encarna el pesimismo en que muchos se pueden esconder para no actuar. Muchos creen que estos grupos excluidos de la sociedad no tienen posibilidad de transformarse y mejorar, y por eso el final trágico en el que no hay ni una sola muestra de posibilidad de transformación. A ninguno de los personajes de la película, incluido el Director de la Escuela Agraria, se les da la posibilidad de transformar y mejorar, plantean que su trabajo desde la perspectiva de la educación, la confianza, el amor y la solidaridad no tienen posibilidades. En éste sentido me parece que la película es extremadamente pesimista y determinista, ante lo que debemos hacer la reflexión todos aquellos que trabajamos con comunidades, ya que si nuestro trabajo pensamos que no tiene como finalidad la creación de mejora y oportunidades de todos para alcanzar una sociedad justa y con garantías, se pierde el sentido de nuestro trabajo.

Con respecto a la película en sí y a partir de las preguntas que se nos proponen como centro para la reflexión, se puede decir que las características de los protagonistas son la pobreza, la marginalidad y la falta de oportunidades para desarrollar proyectos de vida dentro del entramado social. Hacen también referencia a los grupos más desprotegidos y vulnerados de la sociedad que son los niños, las mujeres, los ancianos y los discapacitados.

Los protagonistas tienen en común que no tienen un proyecto de vida, no tienen ilusiones, están marcados por la situación económica, -es decir, la pobreza- y sus necesidades personales se reducen a la consecución de los medios de subsistencia. Ninguno de los personajes centrales expresa una motivación superior. Sin embargo, es necesario resaltar que Bruñuel en la película destaca poca o nula intervención del Estado para mejorar estas condiciones de sus ciudadanos. El Estado en la película sólo aparece como un Estado represivo, quién a través de la policía sólo encuentra la violencia y la muerte, como solución a los problemas sociales de sus ciudadanos.

Ante la pregunta sobre ¿cómo actúan con sus semejantes? se puede responder en dos vías: como faltos de solidaridad y con desapego, como por ejemplo cuando golpean al ciego, cuando al hombre sin piernas lo roban y le dañan su carro en el que se moviliza, cuando aparece muerto Julián y no hay muestras de preocupación por los vecinos, cuando Pedro va a su casa en busca de amor y comida, cuando intenta el Jaibo abusar de la niña y su propio hermano no la ayuda para congraciarse con él.

Sin embargo, en la otra dimensión están las muestras de solidaridad de Ojitos cuando ayuda al ciego a cruzar la calle, también cuando Pedro – con la plata de Ojitos- comprar comida para los dos, también hay muestras de solidaridad cuando Julián va a buscar a su padre que es alcohólico para llevarlo a su casa, cuando la niña lava la ropa y cuidad de los animales porque su mamá está enferma, cuando se solidariza con Ojitos porque enfrenta al Jaibo. También cuando, Ojitos le entrega su diente de muerto a la niña para que la proteja y llegando al final de la película, cuando el ciego intenta también abusar de la niña, Ojitos le dice que le entierre el puntillón que tiene en la mano. Es más ante los abusos del ciego para con la niña, Pedro, quién está escondido, hace caer las cosas para salir, pero a la vez, dándole la oportunidad a la niña que también se aleje.

Ante la pregunta ¿qué actos cometen?, se puede responder que desde el marco de lo legal, los niños roban, abusan de los discapacitados, abusan del uso de bebidas alcohólicas y del cigarrillo, es decir se unen a través de la pandilla para cometer actos de delincuencia.

Pero también hay actos de humanidad que hay que destacar, como por ejemplo, el llamado de la razón de Pedro, sobre la necesidad de alejarse del Jaibo por considerarlo un asesino y un ladrón. Ese llamado de la razón de Pedro, a través de su sueño, muestra como en los personajes existe ese sentido de conservación y respeto por la vida, además del amor filial tan importante en el desarrollo sicosocial del ser humano.

¿Cómo actúa el Estado con ellos?, como ya lo dije sólo aparece como represor y castigador, pero no da muestras de un Estado para el que la convivencia de sus ciudadanos en paz y con bienestar sea una prioridad. Es un Estado permisivo, deteriorado por el pesimismo y por la injusticia. No da muestras de querer mejorar y es un Estado que se sustenta en una élite, que es la que tiene derecho a estudiar y a progresar. Maneja unos valores diferentes a estos grupos. Por ejemplo, llama la atención la frase del juez que le dice a la mamá de Pedro, que él piensa que es a ella a quién deberían juzgar las leyes por la conducta del niño, pero su afirmación la hace sobre el desconocimiento de la realidad vivida por ella y de sus propias necesidades. Seguro a él no le tocaba ir a lavar ropa para sostener a los hijos y mucho menos entendía que ella hubiera tenido a Pedro a los 14 años, sin saber si fue fruto de una violación o de qué circunstancias.

Esto deja entrever que el Estado está totalmente desinformado y desinteresado de la realidad de sus ciudadanos.

Los sentimientos que me quedan sobre los protagonistas, son de una gran incapacidad para responder al mejoramiento de estos grupos, sin embargo, también son fuente de motivación para el trabajo desde mi profesión y desde mi lugar en la sociedad. Me ayudan a visualizar la necesidad de un trabajo de compromiso y responsable, de apoyo a las organizaciones gubernamentales y Ongs, entidades religiosas y laicas, fundaciones y laborales que estén en interesadas en abolir estás y otras muchas situaciones de desigualdad y de exclusión, que no permiten que los ciudadanos desarrollemos un sentido de pertenencia a las relaciones sociales en las que nos encontremos, sin distinción de lugar, etnia, religión o edad.

El personaje del ciego, tiene variados y disímiles significados. Puede entenderse como representación del grupo de los discapacitados que aún, el Estado y la sociedad no tiene en cuenta.

También puede ser entendido como el representante de los grupos del Estado que consideran que a las clases menos favorecidas y a los grupos más incapacitados se les debe exterminar físicamente. Ejemplo de ello, son la limpieza social, el aborto y la eutanasia, ya que como lo plantean, los pobres no deben tener hijos, no se deben invertir recursos en los ancianos porque ellos ya cumplieron su ciclo, o a un drogodependiente no vale la pena invertirle recursos porque no sabemos si se va a recuperar.

El ciego, también se puede asimilar a aquellos grupos que esconden los sentimientos más mezquinos, bajo su caparazón de indefensión.

Luis Buñuel, Los olvidados, México, 1950