Noticia Deportiva

Noticias de Basquet

Chris Paul no parece humano: 5 pérdidas en 6 partidos de Basquet

A los 29 años y en plena madurez como jugador, a Chris Paul sólo le persigue el estigma de que sigue sin haber jugado ni siquiera una final de Conferencia. De hecho ha sido el primer jugador que alcanza las 6.000 asistencias en su carrera sin haber visitado jamás la penúltima ronda de los playoffs. Así que esta temporada se presenta crucial para él y para unos Clippers que necesitan dar un bofetón de primer nivel a su fatalismo histórico. A nivel colectivo las sensaciones en el arranque no han sido las mejores, pero, en lo individual, Paul está firmando registros asombrosos.El base, siete veces All Star y cuatro integrante del Mejor Quinteto, promedia 16,7 puntos, 4,5 rebotes y 10,5 asistencias. Firmó elprimer triple-doble de la temporada NBA (ante los Jazz: 13 puntos, 10 rebotes, 12 asistencias) y en los seis partidos que han jugado los Clippers (4-2) sólo ha perdido... cinco balones.

Cinco pérdidas en seis partidos. Una cifra asombrosa, casi imposible, más para para un jugador que lidera la NBA en contactos con el balón (106 veces de media) y en pases totales por partido (85,2). Además, reparte 10,5 asistencias por partido por 0,8 pérdidas. En números total, 63 y 5. Es decir, un ratio asistencias/pérdidas de 12,6. Ese es, en definitiva, el número de asistencias que suma por cada balón perdido. Una cifra monstruosa a la que ni él mismo se había acercado en su carrera. En los seis partidos jugados, se ha quedado tres veces en 0 pérdidas, otra en 1 y dos en 2, que marcan su tope hasta ahora. La pasada temporada, por ejemplo, había perdido en los seis primeros partidos un total de 21 balones, con un partido de 6, otro de 5 y uno de 4. Y había dado 75 asistencias. El ratio, 3,5. Su mejor inicio (en un tramo similar, de seis partidos) corresponde a las temporadas 2012/13 y 2010/11, en las que estaba en 5,5 asistencias por pérdida.

Y si se le compara con el resto de grandes asistentes de la liga, sus números brillan aún con más fuerza. Esta es, a partir de la lista de los diez máximos asistentes, una tabla que incluye asistencias y pérdidas, totales y medias, así como el ratio de asistencia por pérdida.

Rajon Rondo: 56 asistencias (11,2) y 21 pérdidas (4,2). Ratio: 2,6

Chris Paul: 63 asistencias (10) y 15 pérdidas (3). Ratio: 12,6

Ricky Rubio: 50 asistencias (11,2) y 21 pérdidas (4,2). Ratio: 3,3

John Wall: 61 asistencias (8,7) y 26 pérdidas (3,7). Ratio: 2,3

Reggie Jackson: 33 asistencias (8,3) y 15 pérdidas (4,3). Ratio: 2,2

Jeff Teague: 41 asistencias (8,2) y 17 pérdidas (3,4). Ratio: 2,4

Ty Lawson: 39 asistencias (7,8) y 15 pérdidas (3). Ratio: 2,6

Brandon Knight: 51 asistencias (7,3) y 26 pérdidas (3,7). Ratio: 1,9

Jrue Holiday: 36 asistencias (7,2) y 15 pérdidas (1,8). Ratio: 2,4

Stephen Curry: 43 asistencias (7,2) y 29 pérdidas (4,8). Ratio: 1,4

James Harden: 50 asistencias (7,1) y 31 pérdidas (4,4). Ratio: 1,6

Fuera de estos diez primeros, un base tan fiable como Mike Conley no pasa del 3 de ratio (42 asistencias por 14 pérdidas). Y para encontrar un playmaker titular con menos de diez balones perdidos, además de Paul, hay que ir hasta un Kemba Walker que está en 8 pérdidas pero sólo en 34 asistencias: 4,2 de ratio con unas medias de 4,9 aEl base, siete veces All Star y cuatro integrante del Mejor Quinteto, promedia 16,7 puntos, 4,5 rebotes y 10,5 asistencias. Firmó elprimer triple-doble de la temporada NBA (ante los Jazz: 13 puntos, 10 rebotes, 12 asistencias) y en los seis partidos que han jugado los Clippers (4-2) sólo ha perdido... cinco balones.

Cinco pérdidas en seis partidos. Una cifra asombrosa, casi imposible, más para para un jugador que lidera la NBA en contactos con el balón (106 veces de media) y en pases totales por partido (85,2). Además, reparte 10,5 asistencias por partido por 0,8 pérdidas. En números total, 63 y 5. Es decir, un ratio asistencias/pérdidas de 12,6. Ese es, en definitiva, el número de asistencias que suma por cada balón perdido. Una cifra monstruosa a la que ni él mismo se había acercado en su carrera. En los seis partidos jugados, se ha quedado tres veces en 0 pérdidas, otra en 1 y dos en 2, que marcan su tope hasta ahora. La pasada temporada, por ejemplo, había perdido en los seis primeros partidos un total de 21 balones, con un partido de 6, otro de 5 y uno de 4. Y había dado 75 asistencias. El ratio, 3,5. Su mejor inicio (en un tramo similar, de seis partidos) corresponde a las temporadas 2012/13 y 2010/11, en las que estaba en 5,5 asistencias por pérdida.

Y si se le compara con el resto de grandes asistentes de la liga, sus números brillan aún con más fuerza. Esta es, a partir de la lista de los diez máximos asistentes, una tabla que incluye asistencias y pérdidas, totales y medias, así como el ratio de asistencia por pérdida.

Rajon Rondo: 56 asistencias (11,2) y 21 pérdidas (4,2). Ratio: 2,6

Chris Paul: 63 asistencias (10) y 15 pérdidas (3). Ratio: 12,6

Ricky Rubio: 50 asistencias (11,2) y 21 pérdidas (4,2). Ratio: 3,3

John Wall: 61 asistencias (8,7) y 26 pérdidas (3,7). Ratio: 2,3

Reggie Jackson: 33 asistencias (8,3) y 15 pérdidas (4,3). Ratio: 2,2

Jeff Teague: 41 asistencias (8,2) y 17 pérdidas (3,4). Ratio: 2,4

Ty Lawson: 39 asistencias (7,8) y 15 pérdidas (3). Ratio: 2,6

Brandon Knight: 51 asistencias (7,3) y 26 pérdidas (3,7). Ratio: 1,9

Jrue Holiday: 36 asistencias (7,2) y 15 pérdidas (1,8). Ratio: 2,4

Stephen Curry: 43 asistencias (7,2) y 29 pérdidas (4,8). Ratio: 1,4

James Harden: 50 asistencias (7,1) y 31 pérdidas (4,4). Ratio: 1,6

Fuera de estos diez primeros, un base tan fiable como Mike Conley no pasa del 3 de ratio (42 asistencias por 14 pérdidas). Y para encontrar un playmaker titular con menos de diez balones perdidos, además de Paul, hay que ir hasta un Kemba Walker que está en 8 pérdidas pero sólo en 34 asistencias: 4,2 de ratio con unas medias de 4,9 aEl base, siete veces All Star y cuatro integrante del Mejor Quinteto, promedia 16,7 puntos, 4,5 rebotes y 10,5 asistencias. Firmó el primer triple-doble de la temporada NBA (ante los Jazz: 13 puntos, 10 rebotes, 12 asistencias) y en los seis partidos que han jugado los Clippers (4-2) sólo ha perdido... cinco balones.


Cinco pérdidas en seis partidos. Una cifra asombrosa, casi imposible, más para para un jugador que lidera la NBA en contactos con el balón (106 veces de media) y en pases totales por partido (85,2). Además, reparte 10,5 asistencias por partido por 0,8 pérdidas. En números total, 63 y 5. Es decir, un ratio asistencias/pérdidas de 12,6. Ese es, en definitiva, el número de asistencias que suma por cada balón perdido. Una cifra monstruosa a la que ni él mismo se había acercado en su carrera. En los seis partidos jugados, se ha quedado tres veces en 0 pérdidas, otra en 1 y dos en 2, que marcan su tope hasta ahora. La pasada temporada, por ejemplo, había perdido en los seis primeros partidos un total de 21 balones, con un partido de 6, otro de 5 y uno de 4. Y había dado 75 asistencias. El ratio, 3,5. Su mejor inicio (en un tramo similar, de seis partidos) corresponde a las temporadas 2012/13 y 2010/11, en las que estaba en 5,5 asistencias por pérdida.


Y si se le compara con el resto de grandes asistentes de la liga, sus números brillan aún con más fuerza. Esta es, a partir de la lista de los diez máximos asistentes, una tabla que incluye asistencias y pérdidas, totales y medias, así como el ratio de asistencia por pérdida.


Rajon Rondo: 56 asistencias (11,2) y 21 pérdidas (4,2). Ratio: 2,6


Chris Paul: 63 asistencias (10) y 15 pérdidas (3). Ratio: 12,6


Ricky Rubio: 50 asistencias (11,2) y 21 pérdidas (4,2). Ratio: 3,3


John Wall: 61 asistencias (8,7) y 26 pérdidas (3,7). Ratio: 2,3


Reggie Jackson: 33 asistencias (8,3) y 15 pérdidas (4,3). Ratio: 2,2


Jeff Teague: 41 asistencias (8,2) y 17 pérdidas (3,4). Ratio: 2,4


Ty Lawson: 39 asistencias (7,8) y 15 pérdidas (3). Ratio: 2,6


Brandon Knight: 51 asistencias (7,3) y 26 pérdidas (3,7). Ratio: 1,9


Jrue Holiday: 36 asistencias (7,2) y 15 pérdidas (1,8). Ratio: 2,4


Stephen Curry: 43 asistencias (7,2) y 29 pérdidas (4,8). Ratio: 1,4


James Harden: 50 asistencias (7,1) y 31 pérdidas (4,4). Ratio: 1,6


Fuera de estos diez primeros, un base tan fiable como Mike Conley no pasa del 3 de ratio (42 asistencias por 14 pérdidas). Y para encontrar un playmaker titular con menos de diez balones perdidos, además de Paul, hay que ir hasta un Kemba Walker que está en 8 pérdidas pero sólo en 34 asistencias: 4,2 de ratio con unas medias de 4,9 asistencias por 1,1 pérdidas por partido.

Big image