Endemismos en México

El caso de los animales

El concepto de especies endémicas

Frecuentemente escuchamos o leemos el término endémico, pero ¿qué significa esta palabra? Un organismo cosmopolita es lo opuesto de uno endémico. El término es relativo, porque una especie puede ser endémica de un continente, de un país, una región, un bioma (comunidad de organismos que ocupan un área muy amplia) o una

localidad de unas cuantas hectáreas. Puede habitar en un océano, en una isla, un lago, una cordillera, una montaña, una cuenca o en algún otro sitio particular. Pero, ¿por qué únicamente ahí y no en otro lugar? Esta pregunta ha interesado a muchos expertos, conduciéndolos a tratar de resolverla desde diferentes ángulos y con distintos grupos de organismos.

No es sencillo, pues para entender el origen de los endemismos hay que considerar una escala de tiempo evolutivo y comprender los grados de aislamiento ecológico,

así como diversos y complejos factores ambientales. También es necesario definir la escala geográfica y la política.


Únicamente en México


México destaca por su riqueza de especies, muchas de las cuales son endémicas y no se encuentran de forma natural en otras regiones del planeta. Además, sobresale

en niveles de endemismo, ocupa el cuarto lugar en vertebrados y el tercero en plantas endémicas. Es uno de los cinco países con mayor diversidad de ecosistemas. Esta característica y el recambio de especies a lo largo de su territorio (diversidad Beta) hacen de México un país mega-diverso.

Cabe destacar que el endemismo en nuestro país está presente en distintos niveles taxonómicos, desde el nivel de familia, hasta de géneros, especies y subespecies.


Algunos ejemplos en México


  • El oso hormiguero, brazo fuerte, chupamiel (Tamandua mexicana), que vive en las zonas tropicales desde Michoacán en la vertiente del Pacífico y la Huasteca potosina en la vertiente del golfo hasta Chiapas y la península de Yucatán.
  • El armadillo de cola desnuda (Cabassous centralis), que se encuentra exclusivamente en las zonas de acahuales y pastizales de la Selva Lacandona de Chiapas.
  • El jaguar (Panthera onca), que habita en los planos costeros y en las áreas montañosas a lo largo de ambas vertientes desde el sur de Sinaloa y el centro de Tamaulipas hacia el sur y el sureste por el istmo de Tehuantepec hasta la península de Yucatán.
  • El manatí (Trichechus manatus), que se encuentra en los estados de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Chiapas.
  • El águila arpía (Harpia harpyja),
  • El águila cabeza blanca (Haliaeetus leucocephalus)
  • La galápago de Mapimí (Gopherus flavomarginatus);
  • La tortuga marina escamosa del Atlántico o tortuga lora (Lepidochelys kempi); y
  • La tortuga golfina escamosa del Pacífico (Lepidochelys olivacea).


Big image
Big image
Big image
Big image