CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

BUENA DECISIÓN????

EXPERTOS EN SALUD PÚBLICA ADVIERTEN DEL RIESGO DEL CIGARRILLO ELECTRÓNICO

Los riesgos para la salud del cigarrillo electrónico y su falta de regulación (impuestos, zonas de uso, efectos en el organismo, límites a la publicidad) comparado con el tabaco convencional preocupan a los especialistas en salud pública. Más de un centenar de ellos, entre los que se encuentran referentes mundiales de esta especialidad, han remitido en la que piden que se refuerce el control sobre este producto, cuyo consumo crece de forma exponencial. Además, advierten de que esta actividad puede estar siendo utilizada por la industria tabacalera como una estrategia para diversificar su negocio: “Al desplazarse hacia

el mercado del cigarrillo electrónico, la industria está intentando preservar sus prácticas depredadoras e incrementar sus beneficios”.

30 MILLONES DE EUROPEOS HAN PROBADO EL CIGARRILLO ELECTRÓNICO

Casi 30 millones de fumadores de la UE han probado ya el cigarrillo electrónico, según una encuesta de investigadores de la Universidad de Harvard (EE UU) que publica la revista Tobacco control. En su mayoría son jóvenes o personas que han intentado dejar de fumar recientemente. La cifra es relativamente baja si se compara con los 125 millones de fumadores que hay en la UE (aproximadamente el 25% de los 500 millones de habitantes de la Unión, según Eurostat), pero indica el auge que han alcanzado estos productos en pocos años.

Los investigadores, dirigidos por Constantine Vardavas, señalan que esta cuota de consumo se ha alcanzado a pesar de que aún no hay estudios concluyentes sobre el riesgo para la salud que pueden suponer estos artículos. Y que su utilización, en muchos casos por personas que han intentado dejar de fumar sin conseguirlo, impone que estos trabajos se completen cuanto antes.

Entre los usuarios, están un 20,3% de los fumadores, un 4,4% de exfumadores y un 1,1% de personas que nunca habían fumado.

El debate sobre la seguridad de estos dispositivos está vivo en el ámbito científico. Hay quienes creen que, si son menos perjudiciales que el tabaco, podrían considerarse como una política de reducción de daños. En cambio otros, como la afirma que, como también son peligrosos, deben regularse igual que el tabaco y, en una encuesta realizada a personas que iban a los ambulatorios, obtuvieron que el 87% está a favor de que haya una legislación para su control, que un 90% está de acuerdo en prohibir su consumo en los espacios públicos cerrados, incluidos bares y restaurantes, al desconocerse los efectos que tienen sobre las personas, y que una mayoría también apuesta porque se limite su publicidad.

En el lado contrario, algunos estudios apuntan a que son útiles en algunos casos para dejar de fumar.

Al margen de este debate, la revista da otro dato sobre el auge de estos productos: que en los últimos dos años han aparecido en Internet 10 marcas y 240 sabores de cigarrillos electrónicos al mes.

Como Funciona El Cigarro Electrónico - Video Demostración Joyetech 510-T