La Navidad

¿ Qué es la Navidad ?

El día de Navidad es el 25 de diciembre, cuando se conmemora el Nacimiento de Jesucristo en Belén según los evangelios de San Mateo y San Lucas. Después de la Pascua de Resurrección es la fiesta más importante del año eclesiástico.

Como los evangelios no mencionan fechas, no es seguro que Jesús naciera ese día. De hecho, el día de Navidad no fue oficialmente reconocido hasta el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad.

De esta manera seguía la política de la Iglesia primitiva de absorber en lugar de reprimir los ritos paganos existentes, que desde los primeros tiempos habían celebrado el solsticio de invierno y la llegada de la primavera.

Cuento de navidad

Había una vez un sabio experto en estrellas que diariamente con su telescopio miraba el firmamento. Su función como astrónomo era comprobar que todas las estrellas de todas las constelaciones de todas las galaxias estaban en orden, y que todas conservaban su tamaño y color original.

Un día, después de un eclipse total de luna en el mes de diciembre, empezaron a verse una serie de estrellas diferentes y muy coloridas. El sabio, ante aquel descubrimiento se encerró en su observatorio para poder estudiar con calma el motivo de ese hecho tan curioso.

A los pocos días de observación de las estrellas, éstas habían evolucionado sorprendentemente. Unas aparecían de color rojo y violeta brillante, otras con letras escritas en el centro, y otras parecían estar garabateadas por niños.

¿Qué nos enseña la navidad?

La Navidad, a pesar de ser una fiesta cristiana, se ha popularizado en todo el mundo. Efectivamente, hasta los no creyentes celebran "las fiestas de diciembre", como se les dicen. Los regalos, los pinos adornados y los Santa Claus abundan en esta época y el gasto familiar se eleva a las nubes.

Nos enseña a :

María nos enseña a ser humildes, a aceptar la voluntad de Dios, a vivir cerca de Dios por medio de la oración, a obedecer a Dios y a creer en Dios.
José nos enseña a escuchar a Dios y hacer lo que Él nos diga en nuestra vida, aunque no lo entendamos y a confiar en Dios.
Jesús nos enseña la sencillez. A Dios le gusta que seamos sencillos, que no nos importen tanto las cosas materiales. Jesús, a pesar de ser el Salvador del mundo, nació en la pobreza.
Los pastores nos enseñan que la verdadera alegría es la que viene de Dios. Ellos tenían un corazón que supo alegrarse con el gran acontecimiento del nacimiento de Cristo.