REPRESENTACIÓN ESPECTRAL

FONÉTICA ACÚSTICA ESPAÑOLA

Introducción

Una característica fundamental que diferencia al ser humano es su capacidad de comunicación oral. Es difícil imaginar una vida en sociedad sin la utilización del lenguaje hablado. Debido a la importancia que tiene este medio, siempre ha sido una inquietud humana el traspasar esa habilidad a las máquinas.

El estudio de la Comunicación Oral utilizando medios informáticos es un campo complejo y requiere una gran capacidad de cómputo; pero con el avance tecnológico alcanzado y el coste que resulta, el tratamiento informático de la voz ha pasado al alcance de prácticamente todos los ordenadores. Debido a su importancia y a su accesibilidad, en los últimos años ha habido un aumento de los trabajos relacionados con este tema.

Para que un mensaje hablado se pueda transmitir entre un emisor y un receptor debe pasar por un conjunto de etapas.

En una primera etapa el emisor debe producir una secuencia de ondas sonoras a través del aparato fonador. Para ello intervienen un conjunto de elementos: el aire expulsado en la espiración, las cuerdas vocales, una caja de resonancia y un sistema de articulación. El elemento más importante es el sistema de articulación, el cual establece el fonema pronunciado.

En una segunda etapa se encuentra el oído, que tiene como función recoger las ondas acústicas que viajan por el aire y convertirlas en impulsos nerviosos para que puedan ser procesadas por el cerebro.

Análisis

El espectrograma sirve para analizar la sonoridad, la duración, la estructura de los formantes (timbre), la intensidad, las pausas, el acento y el ritmo.


Vocales:

Las vocales son los sonidos más fácilmente detectables

Se diferencian de las consonantes por la estabilidad de sus formantes

Los formantes de las vocales muestran:

F1 La abertura de la boca

F2 La posición de la lengua (anterioridad / posterioridad)

F3 La redondez de los labios


Consonantes:

Las frecuencias de las consonantes se modifican por las vocales que le preceden o anteceden.


La transición de los formantes de las consonantes nos ayuda a reconocer el punto de articulación:

· Las articulaciones alveolares elevan los formantes F2 y F3

· Las articulaciones velares elevan F2 y bajan F3

· En las articulaciones bilabiales F2 y F3 tienden a descender


Oclusivas:

• Los diferentes tipos de transición de los formantes con cada una de las vocales delimita el tipo de oclusiva

• Debido a que las oclusivas iniciales no pueden mantenerse mucho tiempo durante el cierre, las frecuencias altas se absorben; esto es, sólo se observa una barra de frecuencia baja)

• En los fonemas oclusivos, F1 se presenta más abajo que en los que se producen con los órganos del aparato fonador más separados, o abiertos ([k] contra [x], por ejemplo).


Ficativas:

• Sonoras:

– Presentan resonancias más bajas

– Son muy dependientes de las vocales a las que acompañan, las cuales modifican la transición de sus formantes

• Sordas:

– Tienen resonancias altas

– Se caracterizan por la presencia de bandas coloreadas en las partes altas de su espectro.


Africadas:

• Sus espectros presentan dos momentos:

– Uno inicial de tipo oclusivo

– El siguiente, de tipo fricativo


Líquidas:

• Las laterales y vibrantes tienen una estructura de formantes propia

• Debido a su continuidad, las laterales tienen formantes análogos a los vocálicos, en el sentido que su sonoridad continúa a lo largo del fonema

• Se diferencian en que tienden a mostrar articulaciones y movimientos de los formantes más rápidos que las vocales

• La vibrante simple tiene un momento oclusivo muy suavizado; la vibrante múltiple presenta generalmente 3 momentos oclusivos, siendo el último de carácter más fricativo.

Melissa L Tello Bazalar